Lista de asistencia

Aguilar Ávila Adolfo
Caballero y Díaz Jesús
Maestro y formador de docentes
Castillo Gorka
Profesor de Filosofía moral en la Universidad Autónoma de Madrid, traductor, poeta, ensayista y miembro de Ecologistas en Acción, Jorge Riechmann (Madrid, 1962) desgrana un buen puñado de reflexiones incómodas sobre un modelo de vida que dirige a la humanidad hacia el despeñadero.
Esteva Gustavo
Flores Pedro
Pedro Flores fue uno de los mejores compositores de baladas y boleros que Puerto Rico ha producido. Nació el 9 de marzo del 1894 en Naguabo, Puerto Rico, en el seno de una familia pobre con 12 hijos. Su familia, al igual que muchas otras en Puerto Rico, luchó por sobrevivir esa época de transición entre dos gobiernos coloniales, el de España y el de Estados Unidos. Flores, sufrió la muerte de su padre, cuando apenas tenía 9 años viéndose forzado a trabajar para ayudar a mantener la familia. A los 16 años de edad se graduó de la Universidad de Puerto Rico como maestro. Por cinco años ejerció el magisterio en diferentes pueblos en la costa sureste de la isla. Luego de un año trabajando en la central azucarera en la cercana isla de Vieques, en el 1918 fue reclutado por el ejército de los Estados Unidos al servicio militar. Sirvió en posiciones clericales. A los 24 años fue dado de baja del ejército y por dos años tuvo varios trabajos. Flores se embarcó en una nueva fase en su vida al mudarse a la ciudad de Nueva York. Una fase que a fin de cuentas trajo como fruto su genio musical y le brindó su inolvidable fama. Los comienzos de esta etapa de su vida no fueron los mejores. Realizó diversos trabajos para sobrevivir hasta el 1928. En ese tiempo tuvo un encuentro fatídico con otro puertorriqueño, Rafael Hernández, cantante que goza actualmente de igual fama. Su asociación con Hernández y con el círculo de amigos del cantante; en su mayoría músicos, le proveyeron una salida y encendieron la chispa de su expresión creativa que produjo cantidad de canciones clásicas. Canciones que incluían una gama de temas universales, desde la separación con un ser querido, tal como "Despedida" (letra), un amor perdido, como en "Linda" y el sentimiento patriótico como en "Sin bandera", para sólo mencionar algunas. La amistad de Flores con Hernández fue muy íntima, pero no faltó el componente competitivo. Cada artista trabajó para producir la mejor y más popular canción. De hecho, Hernández sentía envidia por la belleza de "Sin Bandera" de Flores. Eso llevó a que Hernández escribiera su famosa canción "Preciosa", un buen tributo a su amistosa rivalidad con Flores, quien inspiró su esfuerzo. La rivalidad llevó a Flores a formar una banda para competir con el Trío Borinquen de Hernández. A su vez, Hernández acusó a Flores de componer una ráfaga de canciones en solo una semana, incluyendo éxitos memorables, tales como "Sueño de Amor", "Quejas del alma" y "Abandono". Flores organizó el Cuarteto Flores el cual comenzó a grabar sus canciones en el 1930. A pesar de que más tarde se añadieron músicos el grupo mantuvo el término de cuarteto. Pero Flores tenía problemas con la compañía publicadora de su música y abandonó el cuarteto para irse a México.También vivió algún tiempo en Cuba pero este período fue marcado por muy poco éxito y hasta por un retiro del mundo musical. Eventualmente, Flores regresó a Nueva York y fundó un nuevo cuarteto con un grupo de músico muy talentosos, entre ellos Daniel Santos. A Flores se le recuerda por las baladas más preciosas producidas por puertorriqueño alguno. Entre estas, se encuentran "Perdón" (letra), "Esperanza alguna" (letra), "Bajo un Palmar" (letra), "Amor", "Margie", "Querube", Obsesión, ((letra) y "Linda". Estas y otras han sido interpretadas por diversos artistas y han llegado al alma del espírit puertorriqueño. Pedro Flores murió en julio del 1979.
García Ayala Gabriel
Geli Carles
Guerriero Leila
Cronista reside en Buenos Aires desde 1984. Se inició en el periodismo en 1992, como redactora en Página/30, revista mensual del periódico Página/12.1 Realiza frecuentes incursiones en programas de la televisión argentina y es asidua colaboradora de la prensa de su país (La Nación), de España (suplemento cultural Babelia, de El País) y de Chile (El Mercurio).
Laddaga Pita
Limón D. G. Arturo
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH
López Cayetano
Profesor de Física y exdirector del CIEMAT.
López Teresa
Licenciada en comunicación por la Universidad Anáhuac. México Norte
Meixueiro Hernández Armando
Director de Pálido Punto de Luz
Menárguez Ana Torres
Millas Juan José
Montero Rosa
Nieto Caraveo Amado
Nieto Caraveo Luz María
Pacheco Cristina
Paz Octavio
(1914- 1998) Ensayista y poeta mexicano. Como ensayista trabajo temas históricos, sobre la mexicanidad, el Estado en México, amor, del erotismo, de la poesía, de lo religioso y de la metafísica del ser. Como poeta su obra también es llena de matices y profundidades. Fundó y dirigió las Revistas Taller, Plural y Vuelta. Es el único Premio Nobel de Literatura (1990) que tiene nuestro país.
Páramo Alfredo Gabriel
Escritor, periodista y consultor. Twitter @lavacadiablo www.karacteres.com
Ramonet Ignacio
Ramírez Beltrán Alma Citlalli
Ramírez Beltrán Rafael Tonatiuh
Director de Pálido Punto de Luz
Ruvalcaba Eusebio
Escritor mexicano, autor de novelas como Un hilito de sangre (1991), Banquete de gusanos (2003) y Sangre de mujer (2007); y de libros de cuento: Las memorias de un liguero (1997); Amaranta o el corazón de la noche (2000); El sol le hace daño a los ancianos (2006)
Salazar Pineda Gustavo
Sorhuet Gelós Hernán
Destacado conferencista y escritor uruguayo. Educador, comunicólogo y periodista ambiental. En su vasta obra de libros de Educación Ambiental para niños, incluye temas como el cambio climático, la biodiversidad y los residuos sólidos.
Sánchez Plazas María Consuelo
Téllez Magaldy
Académica de Universidad Bolivariana de Venezuela  y Universidad Central de Venezuela.
Viglietti Indart Daniel Alberto
(Montevideo, 24 de julio de 1939-Montevideo, 30 de octubre de 2017) fue un cantante, compositor y guitarrista, considerado uno de los mayores exponentes del canto popular uruguayo y de gran reconocimiento en América Latina.
Villegas Ortega Alfredo
Maestro en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional y Académico de la Escuela Normal Superior de México.
de Olmos Graciela
Nacida en 1895, en Chihuahua, siendo niña fue víctima del ataque de Pancho Villa y sus secuaces –cuando era bandolero- a la hacienda de La Buenaventura donde vivía y trabajaba con su familia. Pocos lograron sobrevivir, entre ellos Graciela y su hermano –que a la larga sería sacerdote-; a partir de ese momento su vida se convirtió en un constante peregrinar. Uno de los forajidos que perpetraron el asalto fue José Hernández, un antiguo maestro conocido como El Bandido de quien se enamoró 8 años después, cuando Villa colgó el traje de asaltante para vestir el de revolucionario, y con su ejército llegó a Irapuato, donde se encontraba por entonces Graciela. Graciela en la Ciudad de México puso un burdel conocido como la Casa de la Bandida. La Casa de la Bandida fue un lugar concurrido por políticos, empresarios, estrellas de cine, intelectuales, artistas, se dice que Diego Rivera, incluso, Pablo Neruda llegaron frecuentar el burdel. Toreros, cantautores como Agustín Lara, Pepe Jara, Los Panchos, y todo tipo de personalidades de la época, por ejemplo, se dice que Fidel Velázquez, el legendario líder sindical, dejó de usar sombrero debido a la infinidad de ocasiones en las que lo olvidó en el burdel. Hay historias de dos estudiantes llegados uno de cuba y el otro de Buenos aires que eran clientes de La Bandida; Fidel Castro y el Che Guevara. Graciela decía que la enorme casa de Durango 247 en la colonia Condesa, donde operaba su negocio había sido un regalo del famoso regente de la Ciudad de México, Ernesto P. Uruchurtu.
Žižek Slavoj