Claseconpalido_1
Usos múltiples

El tímbre de las ocho

Armando Meixueiro Hernández
Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán


Una clase con preescolares sobre cambio climático a las 9 de la mañana

En un rincón del municipio de Tultitlán en el Estado de México, una inquieta profesora de preescolar, Gisela Pérez Mondragón, se esmera en enseñar a sus pequeños alumnos de preescolar algunos conceptos sobre cambio climático y calentamiento global para sensibilizarlos en el cuidado, preservación y respeto de nuestro planeta Tierra. ¿Es una verdadera osadía o un sueño quijotesco querer explicar estos problemas a niños de 4 ó 5 años?

Ante los ojos atónitos de sus alumnos y con un despliegue extraordinario, la docente prepara uno de los experimentos que incitarán las reflexiones. Después de colocar hielos, agua, unos osos de juguete, una vela y otros enceres en una pecera que queda a la vista de los pequeños, Gisela pone atención en sus comentarios y expresiones…

Raúl, tal vez el niño más curioso del grupo, grita señalando con el dedo:

-¡Un hielo ya se derritió! ¡Ese hielito!

Varios niños confirman su observación. Momentos más tarde otro niño, Diego, dice que es aburrido sólo estar viendo, pero Néstor y Emiliano le señalan que no es cierto, que se va a caer del hielo el oso pequeño y que es contaminación lo que están mirando. Se interrogan sobre el lugar en el que está ocurriendo el fenómeno, deducen que es el polo Norte.

Diego, un tanto distraído, afirma:

-¡Sólo faltan seis días para que llegue Santa Claus!

Los demás niños lo corrigen y aclaran que todavía falta mucho para Navidad. Es noviembre. La maestra, entonces, les pregunta que de dónde viene Santa Claus. Una niña morenita responde asustada:

-¡Del polo norte!

Mauricio agrega que con la contaminación ya no hay polo norte y Emiliano expresa:

-¡Se va a ir al cielo Santa!

Los niños conjeturan sobre las posibilidades de que Santa Claus se quede sin casa y de cómo él resolvería ese problema mágicamente. La imaginación se impone a la realidad.

Luego, Raúl, quién no ha dejado de observar lo que ocurre en la pecera, pronuncia con desilusión:

-Los osos polares se quedan en un hielo y como se va derritiendo se van hundiendo y hundiendo…

El esfuerzo que hace la profesora Gisela, por llevar al salón de clase esta problemática planetaria, viene precedido por una lucha personal por formarse e informarse, no solo como Licenciada en Educación Básica, sino en los contenidos y estrategias que cobren sentido en sus alumnos. A pesar de la dimensión del problema la iniciativa didáctica de Gisela es personal, no está en el Programa oficial y, es por lo tanto, una colaboración educativa aislada. Sin embargo, ella, sin saberlo, es una de las precursoras del cambio educativo ambiental por venir.

Es tiempo de que Palido.deluz, y en su caso la Educación Ambiental tome la bandera del cambio climático, para no soltarla. No se trata de una moda y de verdad, nos va la vida en ello. Los osos de plástico son la metáfora de nuestra especie, sin carta para Santa Claus a la vista:

-¿No es así, maestra Gisela?

Frente a esta situación nos atormentan más preguntas: ¿Qué está pasando en este planeta con el cambio climático? ¿Se pueden derretir nuestras ilusiones con el calentamiento global? ¿Podemos brindar una esperanza a través de la educación? ¿Es la educación la posibilidad de contener, mitigar o adaptarse ante el cambio climático? En esta edición de Palido.deluz reflexionamos alrededor de la Educación y el Cambio climático tomando como puerto de salida el II Coloquio Nacional de Estudiantes y Egresados de programas académicos en Educación ambiental realizado en Teapa, Tabasco, los días 22 y 23 de octubre de este año que congregó más de trescientos educadores ambientales; y pensando en el arribo que significa la Cumbre sobre Cambio Climático (COP 16) que se verificará en Cancún, México a fines de noviembre.

Para abrir la reflexión sobre el tema de esta edición los invitamos a ver la parte final del Episodio 13 de la legendaria serie televisiva Cosmos de Carl Sagan, que sirve como pretexto para volver a verla o conocerla. Allí, el divulgador de la ciencia más importante del siglo XX nos explica quién habla en nombre de la Tierra y por qué debemos hablar en su nombre… Esperamos que este sugestivo epílogo de la serie sea como un Manifiesto de principios o una brújula orientadora para cualquier persona consciente y responsable.

Veamos y escuchemos con deleite y atención a un célebre maestro…

Para mayor información sobre la implementación de una estrategia sobre calentamiento global en preescolar de Gisela Pérez Mondragón ir a: http://caminosabiertos2010.blogspot.com/2010/10/implementacion-de-una-estrategia-sobre.html

Armando Meixueiro Hernández
Director de Pálido Punto de Luz

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Director de Pálido Punto de Luz

nicanor. 01 de Diciembre de 2010 16:11

vientos por seguir en la ruta, por deambular por las escuelas y por pensar que este arróz todavía no se ha cocido.

Agregar comentario
Deseo recibir comentarios sobre este artículo