Ae48b0be-a317-423a-8af2-4c8c59a22ac9
Tarea

Poesía coral

Melody A. Guillén


A la izquierda de la quietud

A la izquierda de la quietud los pájaros hablan.
Se les oye celebrar que ha llegado la mañana
y sus cuentos cantados antes de dormir.
Sus coloridas plumas abrazan las ramas
mientras puedes contar más de cuatrocientas voces
interpretando canciones ya clásicas.

Sin poder hacer nada, el cielo azul se devora tus ojos
y el sol te señala con sus dedos iridiscentes
los frutos, la hierba y las mieles del verano.
Todas las noches, luna, estrellas, planetas o cometas
te persuaden a buscar el sitio preferente
para que disfrutes de un memorable espectáculo,
aprovechan que la contaminación lumínica
ha cedido un poco.

Miras al viento asomado a tus ventanas
confabulando con las cortinas
antes de que la lluvia, maestra percusionista,
toque con sus primeras gotas la puerta de tu casa,
bañe sus techos y fachada y se convierta en un río
que corre, que va riendo por toda la calle.

A volumen muy bajo están los ruidos urbanos.
Clausurada la prisa, inaugurado el confinamiento,
solo los insectos y alados pensamientos
inquietan a los perros,
de ahí surgen sus ladridos tiernos.

De vez en vez el tiempo se detiene
(como mal presagio)
y lo cambia todo, te cambia todo,
a tu realidad física, a tu realidad virtual (sic).
¡Todo es líquido!
En un continuo e irrecuperable cambio de posición
ya no se podrá volver a la forma original.
Futuro incierto.
Nada es seguro, solo tú.

Melody A. Guillén
Docente de educación básica.

Agregar comentario