Biblioteca_virtual
Orientación educativa

Decisiones

Adriana Hernández Sandoval


Enseñar literatura a distancia. Una propuesta de apoyo

Resumen

A partir de la pandemia, la educación en todos sus aspectos y para todos sus agentes ha dado un vuelco, caos, desconcierto y ansiedad han conformado el ambiente que rodea. Por ello, en esta ocasión presentaré una propuesta de enseñanza a distancia de literatura, se puede adaptar para nivel medio, medio superior y superior, ya que el propósito consiste en tomar en cuenta el aprendizaje del alumno no sólo los contenidos, de manera que se puedan revisar textos literarios de manera superficial o ahondar en ellos. El propósito de este trabajo consiste en presentar una perspectiva particular frente a la educación a distancia, principalmente en el ámbito de la literatura. La investigación se divide en tres aspectos, aunque la propuesta de enseñanza a distancia se presenta al final, primero se muestra un breve panorama de la educación a distancia en general, así como las competencias que debe poseer un docente para impartir cursos de esa índole, de manera que se pueda observar la teoría que sostiene la guía didáctica.

Palabras clave: educación a distancia, enseñanza de la literatura, guía didáctica

En estos días se ha desatado un gran polémica en torno de la educación a distancia, si resulta de una imposición neoliberal, si nace de la necesidad de cumplir con estándares extranjeros de matrícula, etcétera. Lo cierto es que, no sólo en teoría o en los discursos de convencimiento de los funcionarios de la educación, la educación a distancia favorece a comunidades distantes y a estudiantes vulnerables, no sólo porque la educación llega a entornos lejanos sino porque el estudiante no gasta en transporte, habitación y comidas para trasladar su residencia cerca de una institución educativa en alguna zona metropolitana o simplemente se traslada dos o más horas de su hogar a la escuela; igual sucede con el acercamiento de los contenidos, comunidades enteras de docentes y estudiantes carecen de librerías o bibliotecas suficientemente surtidas para satisfacer la enseñanza de varios niveles.

En investigaciones editoriales donde he participado, las comunidades indígenas prefieren conectarse con el mundo, sólo aprenden español para defenderse del engaño, pero aprenden inglés para buscar contacto más allá del propio país, en entornos educativos o económicos como un mercado más extenso. Por ejemplo sucede en San Juan Evangelista Analco, Oaxaca o comunidades mayas cercanas a Mérida. Incluso si se revisa el trabajo de la comunidad Tosepan Titataniske (“Unidos Venceremos” en náhuatl), de la sierra norte de Puebla, se encontrará que la cooperativa gestionó la adquisición de una antena para estar conectados a internet, lo que refleja su necesidad de vincularse con el exterior, no necesariamente con México sino con otros países, sin esperar de manera estoica la intervención gubernamental. La lucha dentro de la sociedad actual, como diría Horst Kurnitzky (1978) no es sólo entre pobres y ricos, o haciendo una analogía para incluir el caso de esta exposición: entre educación pública versus privada, sino en la flexibilidad del individuo, de la comunidad, de la institución e incluso del país. Esto es, no sólo es la posesión del dinero, sino su capacidad de adaptación frente a nuevos escenarios, elementos que, como se sabe, carece la estructura de la enseñanza pública.

El propósito de este trabajo consiste en presentar una perspectiva particular frente a la educación a distancia, principalmente en el ámbito de la literatura. La necesidad nos orilla pero necesitamos conocer el entorno educativo, así como las posibilidades didácticas que se pueden utilizar en la enseñanza. Por ello, en épocas de contingencia, salir de la zona de confort, enfrentarse a nuevas situaciones, con condiciones diametralmente opuestas a las que se han venido trabajando década tras década, pareciera un gran desafío. Sin embargo, se puede observar que, de inicio, aunque resulta un cambio violento para quienes son rígidos e intolerantes a la innovación, se puede realizar la transición con cierto cuidado. En muchas ocasiones se cae en tópicos como “todo pasado fue mejor” o “cómo han cambiado las nuevas generaciones”, pero no se advierten esos nuevos contingentes de estudiantes con patrones de aprendizaje diferentes, con paradigmas sociales, históricos, económicos que los han conformado en individuos de otro siglo y como tales se enfrentan a situaciones insospechadas incluso para las generaciones de docentes.

De esa manera la educación a distancia, presente desde los cursos por correspondencia del siglo XIX o aun antes cuando los sumerios, egipcios y hebreos utilizaban las “cartas instructivas” (Alfonso, 2003) o la telesecundaria de los sesentas en nuestro país, no sólo cumple con las expectativas institucionales de cobertura educativa, sino principalmente acerca a toda persona interesada en aprender. Educación a distancia (EAD) se constituye como una modalidad de enseñanza desarrollada total o parcialmente en un ambiente virtual. Esto es, el docente no se encuentra en el mismo lugar que el estudiante, sin embargo se busca el mismo propósito que la enseñanza presencial, el aprendizaje. Para lograrlo se exploran diferentes alternativas de intercambio, aunque el contenido sea el mismo, es decir, el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) resultan ser el material idóneo para la experiencia y contacto con el conocimiento así como el desarrollo de habilidades y las plataformas educativas el entorno virtual para asegurar la enseñanza y el aprendizaje.

Para muchos docentes, las clases expositivas tipo cátedra son el único sustento de su enseñanza, de manera que cuando deviene el cambio hacia ambientes digitales, se encuentran desprotegidos y sobrecogidos por el reto.

El papel de los docentes es más importante cada día en los nuevos entornos culturales y educativos que se están creando y que se deben crear con la ayuda de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. La innovación metodológica y de profusión y enriquecimiento de las actividades docentes son ejes de orientación clara hacia un mundo en construcción. (Blázquez, 2001, p. 6)

Breve panorama general de la EAD en México

La EAD, de manera formal, inicia en México en 1941, cuando la Secretaría de Educación Pública (SEP) se ve forzada a alfabetizar poblaciones rurales, por ello ofrece la “Escuela de Radio de Difusión Primaria para Adultos”; además “cursos por correspondencia” a los alumnos que vivían en lugares muy apartados y sin acceso a la radio. Para 1944, el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio se encargó de capacitar docentes por correspondencia para la enseñanza de campesinos. (Navarrete & Manzanilla 2017) Como mencionamos antes el programa Telesecundaria, fundado en 1966, sobrevivió décadas hasta la llegada del internet. Sin embargo, todavía existen comunidades cuyo único recurso de aprendizaje continua siendo la televisión. Aunque nunca se consolidó como EAD “sí fue el primero que utilizó la tecnología más avanzada de su tiempo como estrategia para afrontar el grave problema del rezago educativo, el cual se ha concentrado históricamente en la población indígena y rural de México” (Andrade, 2011, p. 20).

A pesar de todas las críticas, bien ganadas, del gobierno de Luis Echeverría, no se puede negar el trabajo por extender, consolidar y resolver problemas educativos que aquejaron a México durante décadas. Para 1971 se fundó el Centro para el Estudio de Medios y Procedimientos Avanzados de la Educación (CEMPAE) con el apoyo del Tecnológico de Monterrey para ofrecer Preparatoria abierta, principalmente para adultos, a partir de un canal de televisión, el primero en Latinoamérica.

En 1972 se creó el “Sistema de Universidad Abierta de la Universidad Nacional Autónoma de México” basado en nuevas posturas teóricas educativas como el auge de la tecnología educativa y con ello buscaba cubrir las necesidades de cobertura en el sistema universitario. Para 1997 se convirtió primero en un sistema a distancia desde la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia (CUAED) y como ahora lo conocemos Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED) (Navarrete & Manzanilla 2017) y se encuentra alojado en https://suayedfca.unam.mx/.

En 1974, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) también inició su Sistema Abierto de Enseñanza (SAE) y aunque inició con una licenciatura (Comercio internacional) se fue ampliando hasta que en 2007 se creó Polivirtual, desde donde se imparten clases de idiomas, licenciaturas y posgrados. Se puede encontrar en https://www.ipn.mx/upev/eduacion-a-distancia/polivirtual/oferta-educativa/.

A pesar de que el Colegio de Bachilleres se fundara en 1973, su modalidad en línea inicia en 1996 pero hasta 2006 se consolida para dar cobertura a toda la república, también se han establecido Centros de Evaluación Autorizados a partir de convenios de colaboración con empresas, dependencias públicas y organizaciones sociales en la Ciudad de México, diversas ciudades del interior del país y Estados Unidos, se encuentra en https://colbachenlinea.mx/.

La SEP en conjunto con el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) produce, desde 1995, recursos audiovisuales para la Red EDUSAT (sistema de televisión con señal digital comprimida que se trasmite vía satélite) del sistema educativo nacional, cuenta con 12 canales de televisión con cobertura en todo México, el Sur de Estados Unidos, Centroamérica y Sudamérica. Incluye formación y actualización docente así como de educación no formal para la capacitación de servidores públicos (EDUSAT, 2014)

En ese tenor, un nutrido conjunto de universidades se ha sumado a la EAD desde finales del siglo pasado, la Universidad Veracruzana con su Sistema de Enseñanza Abierta (SEA) y la Universidad de Nuevo León con su Sistema de Educación Abierta. El caso de la UAM, por ser una especie de confederación de cinco universidades, encuentra un desarrollo dispar dentro de cada unidad. Azcapotzalco inició algunas Unidades de Enseñanza Aprendizaje (UEA) desde inicios de 2010 de manera semi presencial, además posee un consolidado Programa de Formación docente a distancia. La Unidad Lerma, este año inició su primera UEA totalmente a distancia para la licenciatura Educación y Tecnologías Digitales. En Iztapalapa algunas UEA, principalmente de la División de Ciencias básicas e ingeniería son semipresenciales y el posgrado en Economía social.

Existen en México infinidad de estudios dentro de la oferta educativa a distancia, principalmente en Educación superior, para no hacer aquí una larga lista se puede consultar en https://www.altillo.com/universidades/universidades_mexol.asp. En unos casos son programas muy serios y en otros sólo se prepara para presentar el examen CENEVAL, por ejemplo.

La EAD obviamente puede ser vista desde diversos puntos, algunos positivos, otros negativos; sin embargo, en general resuelve más dificultades que las que causa. Una de ellas consiste en resolver no sólo el problema de la distancia, sino el de la democratización de la educación, aunque sea en ciertos aspectos puntuales. Investigaciones realizadas dentro de las universidades, en este caso la UANL (Rodríguez, 2003) se expone que los grupos se conforman por estudiantes heterogéneos en edad, en calificación, en nivel, pueden estudiar desde el hogar o el lugar de trabajo; mayoritariamente son adultos y trabajan y aunque existe menor interacción social se produce el desarrollo del aprendizaje independiente; el tiempo y momento de dedicación lo determina el estudiante. Rodríguez (2003) afirma también que “el alto costo de la inversión inicial y el de la producción de los materiales en este tipo de formación, puede verse compensado con la economía de escala” (p.11) Es decir, tanto la institución educativa como el mismo estudiante debe realizar una inversión inicial, sin embargo se ve compensada por la reducción de gastos, principalmente por traslados por ejemplo.

Igualmente en aspectos sólo educativos y didácticos, la EAD también posee ventajas, como el desarrollo de habilidades para el aprendizaje autónomo del estudiante, así como el desempeño autorregulado de diversas destrezas adquiridas a través del reto del aprendizaje a distancia. Un estudio realizado en Cuba y auspiciado por el Centro Nacional de Perfeccionamiento Médico en 1998 concluye afirmando que “no hay ninguna evidencia para sostener la idea de que la instrucción cara a cara es el método perfecto de enseñar” y agrega “La instrucción a distancia puede ser tan eficaz, en el aprendizaje o más aún, como la instrucción dentro del aula” (Alfonso, 2003, s/p).

La EAD resulta entonces una herramienta indispensable para el sistema educativo. No solamente funciona para la enseñanza de oficios, idiomas sino principalmente para apoyar la educación formal e institucionalizada y en 2020 se ha convertido en el único modo de satisfacer la demanda educativa ante una pandemia. Obviamente, aquí no vamos a detenernos en todos los aprietos en que “la Sana distancia” ha puesto a la SEP, a los docentes, a los padres de familia, a las instituciones públicas y privadas de todos los niveles, eso sería tema de una investigación aparte. El objetivo de este trabajo regresa a mirar qué se necesita hacer ya que nos encontramos en esta situación. A continuación se explicará cuáles competencias tendría que poseer un docente para enseñar de manera virtual.

Competencias y recursos para la docencia a distancia

El fondo del problema con la EAD no sólo se relaciona con los recursos económicos, en las universidades, tiene que ver con la falta de actualización de los docentes, no sólo en cuestiones técnicas sino en la didáctica y profesionalización docentes. Esto no es novedad, existen suficientes investigaciones sobre creencias entre los docentes (Martínez Compeán et al, 2015; Solís, 2015; Quevedo, 2013) que afirman la distancia que expresan los docentes frente a los estudiantes y a la tecnología, y sobre todo la falta de preparación en el ámbito docente.

Las competencias docentes son el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que necesitan los profesores para resolver de forma satisfactoria la enseñanza, así como las situaciones a las que se enfrenta en sus actividades de docencia. Si se habla de docentes universitarios, entonces se incluye además las habilidades para enseñar a construir conocimientos disciplinares, así como a desarrollar las competencias que el estudiante deberá aplicar en el ejercicio profesional.

De esta manera, será necesario, antes que otra cosa, establecer la necesidad de la profesionalización docente como primer paso para adquirir competencias para la docencia a distancia; el conocimiento de diferentes modelos educativos, teorías pedagógicas, posturas didácticas forma la base de la práctica docente, además, obviamente, de la preparación dentro del ámbito disciplinar que se pretende enseñar, como sería en este caso, la lengua y la literatura.

Perrenaud (2011) sitúa como componentes de las competencias docentes, establecidos en Ginebra 1996, durante la reunión sobre la formación continua:

1. Organizar y dirigir situaciones de aprendizaje
2. Dirigir el progreso del aprendizaje
3. Tener en cuenta y desarrollar los requerimientos de diferenciación
4. Desarrollar a los alumnos en sus propios aprendizajes y en su trabajo
5. Trabajar en equipo
6. Participar en la gestión de la escuela
7. Orientar y desarrollar a los padres
8. Utilizar nuevas tecnologías
9. Afrontar los deberes y los dilemas éticos de la profesión
10. Administrar la propia formación continua

(Perrenaud, 2011, p.9).

Rivadeneira (2017) establece también otro listado de competencias para los docentes universitarios, que resultan similares a las anteriormente, sin embargo, incluye elementos importantes, como respetar la diversidad de tipos de aprendizajes y de aportaciones, utilizar las tutorías como herramientas de enseñanza, usar de manera crítica las tecnologías y “Proponer y desarrollar estrategias y métodos de análisis, planeación, desarrollo y evaluación de programas educativos de diversa índole, en distintas modalidades, niveles y contextos educativos” (Rivadeneira, 2017, p.46).

De esta manera, la profesionalización también tendría que dotar al docente de habilidades para flexibilizar sus cursos presenciales y transformarlos en cursos a distancias. Aquí valdría la pena detenerse para aclarar que no es un traslado de contenidos o actividades, es una transformación, es decir, el docente debe, además conocer de TIC’s aplicables a distancia, así como de aplicaciones y plataformas. Impartir clases a distancia no implica convocar a los estudiantes en una aplicación de reunión a distancia como zoom o jitsi y darles cátedra por horas.

Igual que en los cursos presenciales, en la EAD resulta importante dinamizar el ambiente de aprendizaje, es decir, incluir películas, vídeos y programas con el propósito de ejemplificar, aclarar y principalmente discutir sobre temas y contenidos pertinentes.

Para la educación pública constituye una gran inversión dotar a las instituciones de dispositivos audiovisuales, como cañón o computadora dentro de cada aula, por ello la EAD resuelve incluir estos recursos dentro de los contenidos de enseñanza. De esta manera, el uso de tecnologías educativas se ha convertido en una competencia imprescindible de los docentes para que puedan transformar la experiencia de manera dinámica e interactiva. Aunque el contenido de los cursos siga siendo el mismo, se deben elegir varios formatos interactivos para producir material didáctico como vídeos breves o largos, blogs, Ebooks, juegos, podcasts, infografías, exámenes rápidos (quiz), transmisiones en vivo y un largo etcétera.

La interacción docente-estudiante, en cursos a distancia, suele ser mucho más cercana que en el modelo presencial, ya que es necesario el contacto constante para la revisión y retroalimentación de actividades, así como la resolución de dudas y problemas (técnicos y académicos). No se puede negar, entonces, que el trabajo del docente resulta un poco mayor que con el modelo presencial, ya que se buscan o preparan recursos, se diseñan guías didácticas pensando en la autonomía del aprendizaje del estudiante; se ofrecen guías y apoyos para la resolución de actividades y proyectos, finalmente se permanece en constante comunicación con los estudiantes, como dijimos antes para suplir la relación presencial que se supone en los cursos tradicionales.

Propuesta. Diseño instruccional para enseñar literatura a distancia

La enseñanza de la literatura, en niveles superiores al medio y hasta el universitario, requiere no sólo de preparación didáctica del docente, también es necesario cerciorarse de las habilidades lectoras de los estudiantes. Esto es, si el estudiante no posee competencias de literacidad, entonces será mucho más difícil que adquiera la competencia literaria.

Dentro de la teoría de la lectura y la escritura, se denominan Alfabetización académica (Carlino, 2010), Prácticas letradas (Parodi, 2005), Literacidad académica (Cassany, 2005) Alfabetización disciplinar (López-Bonilla & Pérez Fragoso, 2013) al conjunto de habilidades comunicativas, principalmente lingüísticas, que involucran tanto la lectura como su comprensión, la escritura, las prácticas orales y cuando se denomina disciplinar se incluye la inmersión académica y laboral del ámbito, primero académico, luego disciplinar. De manera que llamar literacidad a las habilidades de comprensión lectora o de escritura, sería exactamente lo mismo que llamarle conocimiento de la cultura escrita definida por Ferreiro (2000) y Kalman (2008).

Competencia literaria implica desarrollar competencias de comprensión lectora (literacidad académica) relacionadas con los saberes interculturales, conocimientos literarios, habilidades para interpretar los textos, así como pensamiento crítico para reconocer y valorar el trabajo estético de las obras literarias.

Para Mendoza Fillola (2010) las competencias esenciales para constituir la competencia literaria se perfilan en tres direcciones:

  • La que corresponde a la lectura y su proceso, que controlará y regulará el alumno-lector.
  • La referida al (re)conocimiento de las convenciones que aparecen en el discurso literario y de las peculiaridades de la comunicación literaria, así como el dominio de básicas referencias y claves poéticas mediante las que el lector pueda ejercer su personal comprensión e interpretación.
  • La dirección correspondiente a la historicidad que atraviesa el texto, como referente para su contextualización. (p. 28)

Entonces, para enseñar literatura a distancia resulta extremadamente importante primero cerciorarse de las habilidades lectoras de los estudiantes, incluso cuando se trate de universitarios. Después se pueden seguir algunos consejos prácticos.

a) Diseñar el curso a partir de los objetivos de aprendizaje, de contenido, así como los procedimentales.

b) Establecer cuántas de sesiones consta el curso y dividir los contenidos y objetivos en ese número.

c) Diseñar experiencias de aprendizaje pensando en el aprendizaje autónomo principalmente, también se pueden incluir otras estrategias como el aprendizaje basado en problemas o en proyectos o en casos.

e) Establecer qué ejercicios, con qué recursos y qué materiales se van a utilizar para cada sesión.

f) Establecer cuántas reuniones a distancia se agendarán (se pueden grabar para los estudiantes que no puedan conectarse a la hora de cita) y en qué aplicación.

g) Diseñar evaluaciones que de veras sean útiles para cerciorarnos del aprendizaje, en literatura, generalmente se hacen exámenes con preguntas literales (el nombre del personaje principal, el color del vestido de otro, cuántos días pasan, etc.); sin embargo, sería más importante dejar que los estudiantes expresen sus interpretaciones (obviamente argumentadas), así como su análisis aplicando teoría literaria (necesaria para el nivel que se enseñe). Es importante establecer índices de evaluación para mantener objetiva la evaluación y así también le quede muy claro al estudiante qué se pide. Las evaluaciones también pueden servir como retroalimentación para el docente, pues revisa si funciona su diseño.

Las actividades pueden ser individuales, como visualización de contenidos interactivos (videos de YouTube, grabaciones del docente); lecturas con alguna asignación (como cuestionarios, llenado de cuadros o esquemas); investigación con la entrega de fichas o ingresos a blogs; análisis de casis o solución de problemas.

Otras actividades pueden ser grupales como la participación en foros, charlas interactivas, proyectos colaborativos.

Para el diseño, antes de subir los contenidos, actividades y recursos a alguna plataforma, resulta muy útil diseñar una tabla en donde se incluya todo:

Fecha Tema Actividad Recursos Evaluación

Cuando ya se ha elegido la plataforma o la institución provee de alguna, entonces se procede a colocar el paquete instruccional en los apartados correspondientes.

1) Información general del curso. Nombre, clave, seriación, requisitos
2) Una pequeña introducción en donde se explique el tema principal del curso y sus alcances.
3) Objetivos generales y particulares, así como las reglas o lineamientos del curso
4) Contenidos temáticos
5) Metodología o modo de conducción
6) Estrategias de aprendizaje
7) Cronograma de actividades, entregas y exámenes
8) Evaluación
9) Recursos didácticos
10) Referencias

Caso: Narrativa hispanoamericana del XX-XXI (UAM-Iztapalapa)

El plan de estudios de la licenciatura en Letras hispánicas de la Universidad Autónoma Metropolitana consta de 12 trimestres; presenta un currículum poco flexible, basado en la cronología de la literatura y, agrupadas al inicio de la licenciatura, se ubican Unidades de Enseñanza-Aprendizaje teóricas básicas para que el alumno aplique los conocimientos cuando ingrese a UEA panorámicas o monográficas. Las panorámicas implican el estudio de una corriente o época específica y las monográficas, en general, son optativas que aparecen hasta el séptimo trimestre.

Narrativa hispanoamericana del XX-XXI pertenece al octavo trimestre, para esas alturas los alumnos ya cursaron Conceptos de análisis: narrativa y han recorrido la historia de la literatura hasta el siglo XX con Modernismo y Naturalismo y Vanguardias.

Esta UEA presenta como objetivos generales:

Que al final del curso el alumno sea capaz de:

  • Conocer obras representativas de algunos de los principales narradores o corrientes literarias hispanoamericanas contemporáneas.
  • Conocer, al mismo tiempo, trabajos representativos y valiosos de investigación y de crítica sobre las obras seleccionadas. Propiciar una reflexión histórica que les permita valorar y alcanzar un alto nivel de comprensión de la literatura hispanoamericana contemporánea. (Programa aprobado por Colegio Académico 2010, y se puede consultar en http://csh.izt.uam.mx/licenciaturas/letras_hispanicas /propuesta/UEAS/Programas/12Clv_2255205.pdf)

En este caso, se eligió no seguir la cronología histórica de las obras, sino temas que atravesaran por lo menos el siglo XX. Se tomó como eje la corriente del Realismo y así relacionar todos los puntos y extremos que presenta. La lista de contenidos es:

1. Contexto histórico, social, político, económico artístico e intelectual
2. Realismos
3. La realidad inusitada
4. La realidad fantástica
5. Más allá del realismo
6. ¿Boom?, o la realidad cotidiana
7. Yo femenino. La realidad vista por mujeres
8. Narrativa de dictadores
9. Posmodernidad en la realidad
10. La realidad del nuevo siglo

Dentro del programa del docente, se incluyeron los siguientes objetivos particulares:

Que al final del trimestre el alumno sea capaz de:

Relacionar las obras representativas de la narrativa mexicana con el contexto histórico particular de cada país, así como del conjunto de acontecimientos en Latinoamérica de los siglos XX y XXI

Conocer estudios críticos sobre la narrativa hispanoamericana de los siglos XX-XXI

Conocer las nuevas direcciones de la narrativa hispanoamericana en el siglo XXI

Desarrollar habilidades de comunicación oral y escrita, así como de nuevas tecnologías

En el programa del docente enviado a los estudiantes se incluyó la metodología elegida: Aprendizaje basado en proyectos. En donde por equipos, se pidió realizar el análisis y el desarrollo de textos para elaborar un producto (video, audio, texto, revista, antología anotada, blog, visual thinking, videoblog, etc.) como entrega final del proyecto. Se incluyeron también consejos como:

Te exhortamos a acudir a las sesiones dispuesto a involucrarte y participar activamente en un proceso continuo de exploración, indagación, reflexión, análisis y descubrimiento; vamos a imaginar, compartir y trabajar ejercitando y desarrollando capacidades para un aprendizaje significativo. Deberás asumir la corresponsabilidad en tu propio proceso de formación y aprendizaje tanto como en el de tu grupo. Te invitamos a sumergirte en un proceso para ejercitar el pensamiento crítico y constructivo, propositivo y creativo.

Dentro de la Evaluación se anotaron los porcentajes que se tomarían en cuenta para la calificación final, e igualmente se pide:

Deberás realizar de manera constante el monitoreo, reflexión y autoevaluación de tu propio desempeño con base en los siguientes puntos:

1. Asistencia y puntualidad 6. Reflexión
2. Atención 7. Iniciativa
3. Participación 8. Actitud (disposición)
4. Colaboración 9. Imaginación
5. Cuestionamiento 10. Curiosidad

Como Material de trabajo se anotó: Actitud positiva; Conocimiento previo; Palabras e ideas; Lectura atenta, analítica y reflexiva; Cuentos y novelas (además de artículos y libros de crítica y teoría literarias); Papel, colores, tijeras, pegamento, fotos, revistas, etc.; (por ser un curso a distancia) dispositivos electrónicos, conexión a red e instalación de plataformas y aplicaciones necesarias.

Diseño de actividades.

Para cumplir con los objetivos, pero principalmente para lograr el aprendizaje de los estudiantes, se buscó trabajar a partir de las tres modalidades: actividades grupales (cuando hubiera reuniones a distancia por alguna aplicación de encuentros remotos); actividades en equipo y actividades individuales.

También se pensó en la variedad del estímulo, la gradación de las tareas (de lo más sencillo a lo más complejo); la revisión constante de la comprensión lectora y de la escritura y finalmente forzarlos (sólo un poco) al uso de tecnologías.

La tabla que se entregó es la siguiente:

Fecha Tema Lectura Actividades Recursos Evaluación Núm. Activ.
Presentación del curso Examen diagnóstico de teoría narrativa Recuperación de conocimientos teóricos (narrativa) 0. Resolución del examen. Contesta las preguntas de manera breve y sube tu texto. Documento en Word 0
Contexto histórico, social, político, económico artístico e intelectual Línea del tiempo 00. Elaborar una Línea del tiempo y subirla. Debes incluir a) corriente literaria o periodo
b) Contexto histórico (algunos sucesos relevantes)
c) Contextos sociales, económicos, artísticos e intelectuales que sean digno de mencionarse
Investigación en red 0
12 mayo La realidad inusitada “La miel silvestre” Horacio Quiroga
“Viaje a la semilla” Alejo Carpentier
“Un señor muy viejo con alas enormes” García Márquez
“Fire and Ice” Menéndez Leal
1. Elaborar un cuadro comparativo a partir de la lectura y análisis de los 4 cuentos. El cuadro comparativo está en Archivos Documento en Word 5 pts 1
14 Crónica de una muerte anunciada García Márquez 2. Leer y analizar la novela. Leer y subrayar los 3 artículos subidos en Archivos y elegir un tema. Elaborar un esquema o mapa conceptual en donde representes gráficamente tu análisis Archivos PDF subidos a la unidad 4 2
19 Realismos Construcción y deconstrucción de los diversos realismos 3. En equipo (de 3 personas): Investigar diferentes tipos de realismo (corrientes o posturas literarias) y con los hallazgos realizar una presentación explicándolos (video, ppt, prezi, etc.) No olviden anotar las fuentes 5 3
21 La realidad fantástica Revisión de diferentes autores para definir narrativa fantástica 4. A partir de un Foro donde participará todo el grupo, se elaborará un veintálogo (como decálogo pero de veinte o más “mandamientos”, es decir un multicálogo) con el que se explique la narrativa fantástica en Hispanoamérica, consulten artículos, videos, wikis para traer información al foro. Nombraremos un compañero para que sea el secretario y al final suba lo discutido. No olviden incluir fuentes. 3 4
26 “La casa de azúcar” Silvina Ocampo
“Las Hortensias” Felisberto Hernández
La invención de Morel Bioy Casares
5. Después de leer los dos cuentos y la ovela, se dividirá el grupo en equipos para realizar el análisis. Buscarán aplicar el decálogo hecho anteriormente y con ello realizar un cuadro sinóptico en donde expliquen su análisis. 4 5
28 Más allá del realismo “El Aleph”, “Las ruinas circulares”, “El jardín de los senderos que se bifurcan” Borges 6. Después de leer los 3 cuentos, revisar los tres videos sobre Borges. Realizar UN párrafo en donde presentes las características fantásticas en Borges, además de sus aportaciones a la literatura hispanoamericana. 3 6
2 jun ¿Boom? La realidad cotidiana A qué se le llama Boom, quienes lo conforman y cuáles son las características 7. Revisar el video sobre el “Boom latinoamericano” e investigar en diversas fuente para realizar un esquema o mapa conceptual. https://youtu.be/wE06hs1o2Ew 3 7
4 “Continuidad en los parques”, “Carta a una señorita en Paris”, “La autopista del sur” Cortázar 8. Leer los 3 cuentos de Cortázar y en un ensayo, no mayor a tres cuartillas, exponer tu postura sobre sus aportes al realismo, a la literatura fantástica y si eso (que escribe Cortázar) se puede o no incluir en lo que se ha llamado “Boom” 4 9
9 El elogio de la madrastra Vargas Llosa 9. Elaborar dos esquemas a) uno de secuencia en donde se presenten los eventos relevantes de la novela (relato); b) otro jerárquico en donde se presenten los elementos del discurso que sostienen la narración (tema, subtemas, subsubtemas) 4 9
11 Yo femenino. La realidad vista por mujeres “El protector de tempestades” de Luisa Valenzuela
“La Rebelión de los niños” Cristina PeriRossi
10. Después de ver los tres videos que se encuentran dentro de esta unidad, de leer los dos cuentos y analizarlos. Tomar una fotografía que refleje lo emocional y racional despertado por los cuentos en ti y elaborar un texto que relacione lo hallado en tu análisis y lo que representa la foto, no te extiendas más de dos cuartillas, anexa la foto. https://youtu.be/a0sA5Gdx8yU
https://youtu.be/cCPAgzM5RK4
https://www.youtube.com/watch?v= cCPAgzM5RK4&t=247s
4 10
16 La amortajada María Luisa Bombal 11. Leer la novela y los dos artículos relacionados con Bombal. En equipo establezcan los temas y subtemas de la novela y luego establezcan las interpretaciones pertinentes. Expongan lo extraído en una presentación (video, ppt, prezi, etc.) Artículos subidos en la unidad 4 11
18 “Devoción”, “Tragedia”, ¡Niña en jardín” y “A tiempo y no” Alejandra Pizarnik 12. Después de leer, analizar los cuentos e investigar un poco sobre Pizarnik, participaremos en un foro. El primero en entrar establecerá una pregunta detonadora para iniciar la discusión. Es necesario que participes varias veces con intervenciones inteligentes. 3 12
23 “La otra Mariana” Viviana Millet
“Yo, a las mujeres las imaginaba bonitas” Andrea Maturana
13. Después de leer los cuentos y como cierre del tema narración femenina elabora un esquema de Euler Venn en donde incluyan similitudes y diferencias entre los textos del XX y del XXI 3 13
25 Narrativa de dictadores Casa de campo José Donoso 14. a) En el cuadro comparativo alojado en el Google drive, incluiremos las diferentes características de las novelas latinoamericanas cuyo eje es la dictadura o el dictador. (se conformará con participaciones de todo el grupo)
b) De manera individual se les asignará un personaje de la novela de Donoso para analizar y explicar la novela tomándolo como eje. Con lo trabajado se elaborará un Cartel (como si fuera el anuncio de la película, pero cuyo centro sea el personaje)
4 14
30 Posmodernidad El beso de la mujer araña Manuel Puig. 15. Puedes elegir como tema de análisis: la narración gay o la posmodernidad o la novela de dictadura. A partir de esa elección, investiga dos artículos que hablen de ello y en una historieta de 12 cuadros explica lo encontrado (todos debemos poder entender lo que expones) Se vale a mano y luego subirla escaneada o en foto. 4 15
2 jul Baile con serpientes Horacio Castellanos 16. Revisen el video dentro de esta unidad y redacten un pequeño ensayo (tres cuartillas) sobre la narrativa centroamericana, poniendo como eje su análisis de la novela. 5 16
7 Nuevo siglo “Papeles en el viento” Eduardo Sacheri 17. Con este cuento como base, explica en un esquema cuáles serían las características de la narrativa latinoamericana del nuevo siglo (puedes traer a cuento a Millet y a Maturana) 3 17
9 Presentación de trabajos finales 18. Conexión a distancia para presentar sus trabajos finales. 35 pts 18
11 Cierre del curso 19. Conexión a distancia para las conclusiones del curso

Se buscó diseñar las actividades de manera que cada estudiante pudiera desarrollar el aprendizaje autónomo, el pensamiento crítico, habilidades de trabajo colaborativo, uso de tecnologías y principalmente de comprensión y análisis de la literatura. Se pretendió también que con esta modalidad de enseñanza, las actividades estuvieran disponibles en el ambiente virtual para que los alumnos pudieran resolverlas a su ritmo. Se tomaron varios acuerdos como que las preguntas se realizaran los lunes, las videoconferencias los jueves y las entregas de las actividades de toda la semana los viernes. Esto para dosificar los tiempos tanto para el docente como para los estudiantes, ya que no es posible estar a disposición de dudas en todo momento y los alumnos poseen certeza de revisiones y retroalimentación durante la reunión virtual.

Las diversas causas y factores que consiguen llegar a la EAD, aunque sea una pandemia, deben ser motor para el cambio positivo, la reflexión para aventurarse a salir de la zona de confort, comprometerse no sólo con el aprendizaje de los estudiantes sino con el propio crecimiento como docentes.

Referencias

  • Andrade, G.E. (2011). La educación superior pública a distancia en México. Sus principales desafíos y alternativas en el siglo XXI. Revista Reencuentro, 62, UAMX, 20-29 consultado febrero 14 2020 https://www.redalyc.org/pdf/340/34021066003.pdf
  • Alfonso Sánchez, I. R. (2003). La educación a distancia. ACIMED, 11(1), 3-4. Recuperado en 27 de marzo de 2020, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1024-94352003000100002&lng=es&tlng=es.
  • Blázquez Entonado, F. (coord.) (2001) Sociedad de la información y educación. Mérida, España: Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología Junta de Extremadura, consultado enero 2020 http://www.ub.edu/prometheus21/articulos/obsciberprome/ blanquez.pdf
  • Carlino, P. (2010). Enseñar a escribir y leer, y enseñar con escritura y lectura: iniciativas y debates en torno a las alfabetizaciones académicas. XII Congreso Latinoamericano para el desarrollo de la lectura y la escritura en la BUAP. Recuperado mayo 2017 https://www.youtube.com/watch?v=iuRnn8euQlk
  • Cassany, D. (2005a). Literacidad crítica: leer y escribir la ideología. Congreso Internacional y Foro Nacional de Enseñanza de la Lengua y la Literatura, Hermosillo, Universidad de Sonora. Recuperado mayo 2017 de http://sedll.org/es/admin/uploads/congresos/12 /act/10/Cassany, D.pdf
  • EDUSAT. (2014). Presentación. Consultado marzo 2020 http://edusat.ilce.edu.mx/edusat. asp?id=2725.
  • Ferreiro. E. (2000), Cultura escrita y educación, México: FCE.
  • Kalman, J. (2008) “Discusiones conceptuales en el campo de la cultura escrita” Revista Iberoamericana de Educación, núm. 46. Recuperado mayo 2018 de https://rieoei.org/historico/documentos/rie46a06.htm
  • Kurnitzky, H. (1978) La estructura libidinal del dinero, Madrid: Siglo XXI.
  • López-Bonilla, G. y Pérez Fragoso (2013). Debates actuales en torno a los conceptos ‘alfabetización’, ‘cultura escrita’ y ‘literacidad’. Lenguaje y educación, México: SM/ Consejo Puebla de Lectura.
  • Martínez Compeán et. Al. (2015) “Las creencias de docentes universitarios sobre las prácticas de lectura y escritura” en Ramírez Leyva, E.M. Tendencias de la lectura en la universidad_. UNAM, consultado marzo 2018, http://ru.iibi.unam.mx/jspui/handle/IIBIUNAM/CL328
  • Mendoza Fillola, A. (2010) “La competencia literaria entre las competencias” Lenguaje y Textos revista del SEDLL, núm. 32, consultado enero 2017 http://www.sedll.org/sites/default/files/journal/la_competencia_literaria_entre_las_competencias._mendoza_a.pdf
  • Navarrete-Cazales, Z. y Manzanilla-Granados, H.M. (2017). Panorama de la educación a distancia en México. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, 13 (1), 65-82, consultado enero 2020 https://www.redalyc.org/pdf/1341/134152136004.pdf
  • Parodi, G. (2005). Comprensión de textos escritos. Buenos Aires: Eudeba.
  • Perrenoud, P. (2011). Diez nuevas competencias para enseñar, Barcelona: Graó.
  • Quevedo, K. Fuentes, Q. et. Al. (2013) “Creencias docentes de profesores ejemplares y su incidencia en las prácticas pedagógica”, Estudios pedagógicos, vol.39, núm.2, Valdivia, consultado enero 2020 http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07052013000200007
  • Rivadeneira, E. (2017) “Competencias didácticas-pedagógicas del docente, en la transformación del estudiante universitario” Revista Científica Electrónica de Ciencias Humanas / Scientific e-journal of Human Sciences, núm. 37 (año 13) 41-55 Recuperado mayo 2019 www.revistaorbis.org.ve /
  • Rodríguez, Y. (2003) La educación a distancia como alternativa para lograr un mayor acceso a la capacitación a docentes y profesores de nivel superior (Tesis inédita) UANL, consultada 20 de marzo 2020 http://eprints.uanl.mx/1178/1/ 1020147077.PDF
  • Solís, C. (2015) “Creencias sobre enseñanza y aprendizaje en docentes universitarios: Revisión de algunos estudios”, Propósitos y Representaciones, vol. 3, núm. 2, Valdivia, consultado enero 2020 http://dx.doi.org/10.20511/pyr2015.v3n2.83

Adriana Hernández Sandoval
Egresada y profesora de tiempo completo de la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa (UAM-I) Línea de investigación: Didáctica de la lengua y la literatura

Agregar comentario