7208_liderazgo_situacional
Orientación educativa

Decisiones

Armando Aguilar


El (nuevo) líder que el (nuevo) mundo necesita

Los modelos tradicionales de liderazgo han quedado atrás. Quien desee estar al frente de un equipo con éxito debe desarrollar hoy más que nunca nuevas habilidades, entre ellas la resiliencia.

Por un lado, la cuarta revolución industrial con su robótica avanzada, el transporte autónomo, la inteligencia artificial, el aprendizaje automatizado y la biotecnología, entre otros avances, que ya han comenzado a transformar el modo en que vivimos y trabajamos.

Por otro, el factor humano que desde hace un tiempo ya no tiene como fin último ganar dinero para comprar un auto o una casa, es decir, “para vivir mejor”, sino que busca otro tipo de satisfactores que realmente lo incentiven a dar lo mejor de sí para alcanzar los objetivos de cualquier proyecto.

Todo esto dentro un entorno económico, político y social que está por entrar en una nueva era, la cual ha acelerado su arribo durante las últimas semanas.

Se trata pues de un nuevo mundo en el que el don del convencimiento y la capacidad de organización, características fundamentales del liderazgo convencional, ya no son suficientes.

Conocer a tus colaboradores, de verdad

Uno de los temas favoritos entre quienes tienen equipos de trabajo bajo su supervisión son los millennials y el nuevo sentido que le han dado al compromiso.

“Creo que debemos dar un paso atrás y preguntarnos: ‘¿Cuál es el motivo aquí?’ Y el motivo es que tenemos una generación que se cuestiona si las industrias o compañías todavía vivirán en un futuro cercano”, comenta Steve Cadigan, quien ha trabajado por más de tres décadas en el campo de talento y recursos humanos, durante la primer edición de Sabadell Talks en su última visita a México en 2020.

Dar prestaciones atractivas y bonos, sigue siendo algo buscado por distintas generaciones, sin embargo, para las más nuevas no basta con eso, por lo que es importante desarrollar continuamente un ambiente laboral que fomente el aprendizaje, la gestión de habilidades nuevas y adquiridas con potencia.

“Si buscas que las personas se queden, debes darle retos y hacer el trabajo algo cautivante para ellos”. Asegura Steve Cadigan, fundador de Cadigan Talent Venture, una consultora de estrategias de talento ubicada en Silicon Valley.

Identificar qué mueve a las personas para ir al trabajo es una de las principales características que deben desarrollar los líderes de nuestra época. A estas nuevas generaciones no les puedes prometer un empleo de por vida (cosa que además no les interesa) o que el proyecto para el que los tienes asignados no fracasará.

“No puedes hacer eso hoy, pero lo que puedes prometer es que, mientras trabajen contigo, les darás el desarrollo más enriquecedor de su vida”, remata Cadigan.

El nuevo “empaque” del líder

“¿Cuál es el tipo de liderazgo que el mundo necesita?”, se pregunta la doctora Claudia Félix Sandoval, integrante del Instituto de Liderazgo del Tecnológico de Monterrey, en el sitio TecReview. Y es la misma académica, quien además es vicepresidenta de la Región Occidente del Tec, quien comparte algunas de los rasgos que deben delinear a los líderes de hoy y del futuro:

Transformador: el líder siempre tiene claro el sentido de propósito mayor: trascender en la vida de las personas y enriquecerla.

Auténtico: el guía debe ser genuino en sus acciones para ayudar a su equipo.

Colaborativo: el nuevo líder es consciente de sí mismo y del entorno en el que vive. Con gran sentido de responsabilidad para ser un agente de cambio.

Los líderes que han de enfrentar los desafíos actuales tienen la misión de fomentar espacios colaborativos donde su talento y trabajo se pongan al servicio de la organización y de su entorno, esto es, en pro del bien común y que en esta época de contingencia el valor se ha potenciado.

La resiliencia como arma principal

Sin embargo, en el camino hacia un liderazgo de vanguardia no todo es buena voluntad: industrias mucho más competitivas, clientes y usuarios cada vez más exigentes en todos los sentidos y un entorno económico volátil son otros de los factores a los que los líderes de hoy deben enfrentarse.

El margen de maniobra es cada vez más angosto mientras que las probabilidades de que los proyectos se desmoronen o las buenas expectativas no se cumplan se incrementan cada vez más.

Quienes no puedan lidiar con esta incertidumbre, adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias y sacarles partido para motivar a sus equipos de trabajo simplemente están fuera de la competencia.

En una palabra: resiliencia, esa es la clave del éxito de los nuevos líderes.

El Center for Creative Leadership, organización no gubernamental encaminada a fomentar el liderazgo, lo resume de esta manera: “Como líder, es importante que demuestre resiliencia pues, en tiempos difíciles, tu gente busca fortaleza emocional y coraje. Si eres resiliente, ayudarás a otros a mantener la fuerza que necesitan para comprometerse con una visión compartida”.

Convertirse en un líder de éxito para esta era llena de desafíos no es nada sencillo. Como ves, los requisitos para convertirse en líder son muchos, sobre todo en un mundo con sociedades volátiles y en constante cambio, busca cuestionarte la forma de hacer las cosas retando y retándote para cosechar un logro mayor.

Armando Aguilar

Agregar comentario