6981cb02-b004-42f3-8e31-b858b7e534df
Usos múltiples

Mentes peligrosas

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Armando Meixueiro Hernández


Varda por Agnès o el legado vital de una inmensa artista

Si las cosas cambian, van a cambiar por los hombres, porque van a comprender que no pueden compartir nada con mujeres que tienen otra actitud

Agnés Varda

La leyenda Agnés Varda se construyó vigorosa en una larga estancia en la tierra, (1928 – 2019) de Bélgica a Francia. Casi noventa años de una imparable producción artística: fotógrafa, guionista, realizadora cinematográfica, productora, feminista, anti-racista, creadora de instalaciones, amiga, video-documentalista, perteneciente a la potente corriente de la nueva ola francesa, esposa y madre.

De la cinta Varda por Agnès (2019) lo primero que sorprende es que sea póstuma. Es decir, se estrenó pocos meses después del fallecimiento de Varda. La película puede ser catalogada de múltiples formas: es una síntesis personal de su obra; es una memoria fílmica; es un álbum personal y resulto ser- también- un testamento cinematográfico indispensable, producido antes de partir.

El formato de esta documental toma como base una conferencia que ella esta dictando en un gran teatro y se va aderezando de sus películas, recuerdos, anécdotas y sus obras artísticas. También de invitados y amigos con los que dialoga.

Nos gustan varias cosas relacionadas con el filme. Lo primero es que, pocos cineastas han tenido la valentía y el tiempo de reflexionar sobre su misma obra. Están por ejemplo los famosos libros: Fellini por Fellini (1999), Mí último suspiro (1982) , de Luis Buñuel o Imágenes (1990) de Ingmar Bergman. Lo singular de esta cinta es que Agnes hace una autobiografía documental de ella misma.

El segundo aspecto a resaltar es la forma, persistente, pertinaz y perspicaz, en que sigue las teorías en las que cree. Como los grandes pensadores, no son muchos los conceptos sobre los que se fundamenta su teoría artística, pero al apropiarse de dichas ideas se dinamiza su sentido de la vida. El modelo que adopta se basa en tres conceptos clave: inspiración, creación y compartir.

El documental Varda por Agnes se desarrolla a partir de las ideas-fuerza que rigen su concepción artística y es notable cómo va presentando diversos ejemplos en su producción artística. Lo mismo pasa cuando decide seguir la propuesta de los norteamericanos del arte visual, en contra de la posición francesa de las artes plásticas.

En el recuento que va haciendo sobre su obra nos va explicando la manera en que fue integrando la inspiración, la creación y el compartir. Así lo ejemplifica en Las espigadoras y yo y luego en esa genial obra maestra titulada Rostros y lugares. De la primera obra por ser sutil e inquebrantablemente ambiental, hablamos dos veces en nuestro programa de televisión, DocumentArte, con diferentes invitados. De la segunda hemos hecho reseñas y aparecerá en nuestro próximo libro. Incluso para nosotros es difíciles que nos pongamos de acuerdo sobre cuál de las dos es mejor.

Pero eso es justo lo que regala esta obra, el trayecto creativo, artístico e innovador de esta cineasta, y al final, sus propuestas que van del 2000 al 2017 y, como siempre, va transformando sus hallazgos. Los giros que pueden comenzar con una papa desechada, por estar fuera de los estándares, luego descubrir en esas papas formas de un corazón para establecer una colección de papas-corazones y formar parte de una ejecución visual en un museo. Lo mismo pasa con la cosecha de plásticos, mares o imágenes.

Varda por Agnès es el testimonio de una vida alegre, activa y entregada al trabajo artístico: Una vida en imágenes, plena, bella, buena e inspiradora. Sugerimos que esta obra sea vista por todo tipo de audiencias, pero preferentemente los mayores de sesenta años. Ese es el último regalo de la obra: redimensionar la vejez como la conclusión productiva de una existencia.

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Director de Pálido Punto de Luz

Armando Meixueiro Hernández
Director de Pálido Punto de Luz

Agregar comentario