6976_viejo_rio_nuevo
LA CLASE

Educación Ambiental

Artemio Ojeda Jiménez
Alma Guadalupe Camacho Meza


El Viejo Rio Nuevo

A los Cachanillas nos tocó vivir en un lugar con características geográficas y climáticas muy singulares, en donde lo inusual es lo cotidiano. Mexicali ciudad joven, nutrida con población de diferentes latitudes e idiosincrasia especiales, pero algo sin duda nos une y eso es la problemática del abasto de agua y la responsabilidad que adquirimos al utilizarla.

Un agua producto también de un rio inusual dado que, en función de su socialización, actualmente en la última parte de su recorrido ya no lleva agua de su caudal original. Tan reprimidas están sus aguas que a la fecha es raro encontrar alguna persona que pueda referir como fue el rio que cruzaba todo el Valle de Mexicali y que hoy lo observamos encementado, conducido por canales de riego y oprimido por un viejo y grande desagüe conocido por los habitantes de esta región como “El Rio Nuevo” cause artificial que conduce aguas residuales de las parcelas agrícolas, aguas tratadas de uso doméstico industrial, comercial y ocasionalmente de lluvia tanto de la ciudad como de parte del valle (Ley, Denegri, García, et al. 2011).

El Río Nuevo fue creado en 1905 para desaguar los campos de cultivo que solían inundarse con las crecidas del rio Colorado, aprovechando un ramal de temporal del cauce original que corría en sentido contrario y se regresaba al norte rumbo a el lago de Salton Sea en los Estados Unidos (Griffin, 2012). Actualmente pertenece a la cuenca hidrológica del Río Colorado por el cual se desaloja un caudal medio de 7.6 m3 /seg.

Como es fácil de suponer este rio que prácticamente cruza toda la ciudad de Mexicali, representa un gran problema de contaminación que ha forzado a las autoridades del municipio a establecer diferentes sitios de monitoreo de la calidad del agua. La CESPM es el organismo oficial que está encargada de este monitoreo conjuntamente con la CONAGUA y llevar acciones en favor de su mejora; estos organismos cuentan con una red de monitoreo de aguas superficiales ubicados en presa Morelos, el rio Hardy y el rio Nuevo, estas instituciones gubernamentales son las encargadas de la medición (GBC., 2016).

En su inicio estas aguas contienen sales y agroquímicos y en su paso por la ciudad se le vierten aguas residuales industriales y domesticas diversificándose los tipos de contaminantes que permiten aseverar que este rio tiene un “alma contaminada en esencia”, pues desde su nacimiento ya estaba alimentado de pesticidas, restos de abonos agrícolas. La contaminación del Rio Nuevo aumenta con el vertido de las aguas residuales de la ciudad de Mexicali, residuos de aguas domésticas y de la industria con contenidos ferrosos y óxidos de las industrias,

Los controles para determinar los niveles aptos de utilización para uso humano del agua se componen por distintos requerimientos, entre ellos: La desinfección del agua a través de la cloración, con el propósito de destruir o inactivar agentes patógenos y otros microorganismos coliformes.

Las aguas del Rio Nuevo tienen en su trayecto de paso una oportunidad de regeneración gracias a la iniciativa y a la creatividad de las ONGs y del gobierno municipal, que conjugaron esfuerzos y desarrollaron la planta de manejo de aguas residuales y el Humedal artificial “Las Arenitas” (Paredes, 2016). Complejo compuesto de varias lagunas controladas que mediante varios pasos y aplicación de componentes biológicos y químicos gestionan la oxigenación del agua y la sedimentación de los materiales contaminantes que contiene en lodos, para que al
final de su paso por las lagunas vuela a adquirir un olor y color propicio para su reutilización agrícola.

Referencias Bibliográficas.

1. GEBC. (CEA). (2016). Uso de Agua residual tratada, consultado el 1º de Diciembre del 2019. En: http://www.cespe.gob.mx/otros_docs% 5C5to_Ciclo_Conferencias% 5Cconferencia_1.pdf 2. Griffin, J. (abril-junio, 2012). Río Nuevo: ¡Ni Río ni nuevo ¡ El Río,14, (12),28-36 3. Ley, J.G., Denegri, de D.F.M., García, C.R. & Venegas C.F.R. (2011). Atlas de riesgos del municipio de Mexicali B.C., GEBC. Mexicali. 4. Paredes, R.F.J. (2016). Manejo integral de las PTAR. Las Arenitas. CESPE. B.

Artemio Ojeda Jiménez
Alumno de la Maestría en Educación: Campo educación Ambiental. UPN. 021. Mexicali. Materia: Articulación Sociedad Naturaleza en la Región

Alma Guadalupe Camacho Meza
Alumna de la Maestría en Educación: Campo educación Ambiental. UPN. 021. Mexicali. Materia: Articulación Sociedad Naturaleza en la Región

Agregar comentario