242625de-d607-4040-b5e1-18eb588ace0f
Re-creo

Poesía coral

Melody A. Guillén


Tlaloc

Majestuoso ser que en las noches de tormenta
exhibe sus grandes fauces y su fuerza,
sonoras risas, rayo y voz en trueno;
se da y se precipita victorioso e intenso
sobre la gran ciudad de México.

Su amor de lluvia en beso arrebatado
muerde su tierra, su techo, su asfalto,
caricias serpentiformes rasgan sus faldas,
remueve sus raíces con abrazos de esmeraldas.

Y arrulla en sueño sollozante sus ojos de adoración y agua,
le canta con cántaros de amor, tambor y cascabeles,
la envuelve entre sus felinas pieles
hasta que por fin ella se duerme.

Luego del embriagante baño,
después de la pasión descontrolada,
amanece la calma.

Despierta sobre los montes en cuerpo de nube,
ofrenda húmeda de plumas de garza
por donde se filtran el sol y la esperanza.

Visible rocío en sus labios de liquen,
espejos esféricos de los desnudos caracoles,
para los picos de las aves
que agitan sus alas multicolores.

Con pronunciadas ojeras y cabellera despeinada,
luce el rostro azul celeste,
la ciudad lo mira enamorada,
esa límpida vasija de jades transparentes,
tesoro vivo, lo más preciado,
ofrece sus relieves,
agradece.

Melody A. Guillén
Docente de educación básica.

Agregar comentario