6945_evo-hombre_de_paz
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Bolivia y sus voces

Evo Morales Ayma, hoy más que nunca, nuestro Evo, ya sea como líder, presidente o aislado, nos ha preocupado mucho esta semana a todos, es por eso que se hace necesario hablar de él esta semana obligadamente, y hacerlo desde ángulos tan amplios, que la sola voz del autor de esta columna por los que seré breve, en mi propia opinión y sumare a ella dos más, para favorecer la comprensión del hombre y el momento.

Serán de dos mujeres el primero de una periodista consagrada que en su artículo titulado _“Evo Morales, el pueblo es el poder de Stella Calloni se puede leer lo siguiente; Desde que era dirigente sindical de la Federación Especial del Trópico de Cochabamba, en los 80, Evo Morales conocía contra qué estaban luchando en una sociedad donde el racismo hacia la población mayoritariamente indígena era la expresión de un poder oligárquico que desde la independencia de España, se convirtió en lo que llama el colonialismo interno.

Conocí el colonialismo desde que era muy niño sobre nuestros cuerpos golpeados y maltratados y con la historia oral transmitida de generación en generación en los laberintos de soledad, exclusión y olvido en que vivían los indígenas.

Leyendo la historia, nuestra muy olvidada, entendí que las grandes batallas que libramos con nuestros hermanos no sólo fueron por la independencia sino también por el derecho de los pueblos a su identidad, a su cultura, por la defensa de los recursos naturales, contra la esclavitud a la que estábamos sometidos y por la dignidad, recordó Evo en una de las varias entrevistas que realicé para La Jornada, desde que era dirigente sindical hasta los tiempos de su presidencia”_

En un segundo momento adiciono y presento la opinión de una joven a quien tuve justamente como alumna en un curso de Sociedad y educación en America Latina el semestre pasado en la licenciatura en pedagogía en el Campus Chihuahua de UPNECH y por lo mismo le reconozco como inteligente y sensible para aportar su voz aquí a ella suma dos audios que le envían de Bolivia y que nos da más claridad de lo que ahí se vive en este momento.

Le tengo rabia al silencio, por lo mucho que perdí
Que no se quede callado quien quiera vivir feliz

Atahualpa Yupanqui

Así nos transporta a un grito que demanda ser escuchado. Cuando se es esclavo de un ideal, se vive en constante trabajo, y el hombre es su propio esclavo, porque sueña y al mismo tiempo es libre. Ya que solo cuando sueña es capaz de ser libre y mientras vive en la realidad es esclavo de sus sueños. El hombre decae, se arrastra por el suelo y vive arrodillado al momento de no seguir sus ideales, al momento de seguir sueños ajenos, de poner su vida en segundo plano y dejar que sea dominado, cuando eres esclavo de ideales ajenos a los tuyos, cuando tus sueños vacíos carcomen tus energías, entonces se vive deseando algún día surgir como una chispa que te despierte para frenar ese ritmo que envenena tu semblante y lo vuelve siniestro.

Ningún hombre debe de ser un medio para que otro hombre realice sus fines

La realidad es clara, los intereses están sobre la mesa simulando ser cartas ganadoras, pero los intereses nos sobrepasan, lo que viene es que el jugador se vuelve una pieza. E.U. interfiriendo de nuevo. Intereses económicos, quieren recuperar negocios, Bolivia es un País rico y busca ser controlada por una oligarquía que se beneficie de los recursos y acosta de la pobreza indígena y campesina.

Patrones que se repiten, es Galeano una y otra vez. Resultando extraño, la vida termina siendo una línea interminable de sucesos que se repiten. Hegel dice que los grandes acontecimientos suceden dos veces, Marx añade completando la frase: “una vez como tragedia y la otra como farsa”. Lamentablemente la vida diaria que no figura en la historia universal dicta que suceden una y otra y otra vez, pues la vida es así, una línea interminable de sucesos que se repiten. Es una locura en la que todos pertenecemos a ella.

Cualesquiera que sean los riesgos
permito a la Naturaleza que se
exprese sin freno
con su energía original
.
Walt Whitman

Gracias a nuestros impulsos hemos liberado ataduras. Hemos sido auténticos en una mentira que casi nos envolvía en falsa naturalidad. Reprimimos tanto en la vieja escuela que seguimos en la vida cotidiana siendo marionetas del “cristiano educado”, pero no más, no se debe ir con la biblia en mano (Camacho) deseando que como en antaño, el campesino acepte lo que se dice sin remilgar, esa no es su naturaleza. La educación ha volcado la naturaleza del sujeto pero tenemos la fe que en Bolivia hay esperanza tras ver los colores vivos del Whipala (bandera que representa símbolo de los pueblos originarios), la educación, las buenas costumbres, la pacificación se pierde ante el grito del pueblo unido que juzgan como vándalo, como destructores de la paz. “¡Si señor, no voy a bajar la cabeza, soy culpable ante usted pero no ante mi pachamama y mi gente que me dicta a obrar en lo que consideramos justo y lo que usted llama ilegal y no voy a detenerme porque entonces habré fallado!”. La vida es bella cuando la expresión es explotada con energía dejando que nuestro Yo se libere aun cuando sabes que no será aceptada.

Esa elite de sociedad educadora mentirosa que nos dice que aprendimos bien cuando desnaturalizamos nuestra calidad humana. Esa sociedad que nos dicta que somos incitadores a la guerra por poner una barrera a la violencia que se ejerce contra el pueblo, por levantar la voz defendiendo derechos.

Desterrando lenguas, desterrando tierras, desterrando ideales, desterrándose a sí mismo para convertirse en algo no humano. Se ahogan las voces humanas, la sangre limpia. La producción de bienes y riquezas es algo sórdido e incompleto ante la sociedad liquida. Cuando la economía de una nación solo es oferta y demanda nos convertimos enemigos de nuestra tierra, enemigos del hombre mismo. Al tiempo que se tiene amor a la naturaleza se tiene amor a sí mismo y viceversa, comprendemos que somos parte del mismo sitio. Y esto el pueblo Boliviano lo entiende bien, quieren atención a estos detalles, pide ayuda como hermanos latinoamericanos, como hermanos de sangre indígena, y ese es un llamado que no se puede ignorar. Así que…

De pie, cantar
que vamos a triunfar.
Avanzan ya
banderas de unidad.
Y tú vendrás
marchando junto a mí
y así verás
tu canto y tu bandera florecer ~Quilapayún

Transcripción de audios enviados.

Los Nadies

Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica
Roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.
p>. -Galeano

Estudiante de Derecho Boliviana, residente de Santa Cruz, Bolivia. 24 años
—Hola, mira lo que pasa en mi país si es grande, es triste, ¿sabes que es lo que más duele?
Que ni siquiera nuestros canales televisivos nacionales están mostrando lo que en realidad pasa, ahorita Camacho y su gente está diciendo que no pasa nada en Bolivia pero es mentira, es todo falso. Ni siquiera nuestro presidente evo morales, es más nuestro expresidente agarró las fuerzas militares contra su pueblo porque la misma constitución se lo impedía y además porque él no quería sangre, pero ni bien él se fue comenzó, comenzó todo, porque ni bien renunció las fuerzas armadas, la policía que se habían amotinado y que dijeron que no iban a… (sollozos) iban a ir contra el pueblo, nos atacaron, se fue evo, las fuerzas policiales y los militares se levantaron ¿y sabes contra quién?, contra la gente humilde, la gente que no acepta la renuncia de evo, porque todo este paro que se dio, en estos 21 días solo la hizo la gente rica, la gente rica, la gente que tiene dinero, Camacho patrocinó mucho, mucho dinero para que haya bloqueos aquí en mi ciudad, agarraron y a cada gente morena, indígena originaria los discriminaron, gracias a dios yo no tengo esos rasgos, no son muchos los que se me ven pero si una chola señora de pollera la golpearon, la sometían, humillaban a toda la gente indígena. Aquí en santa cruz hay más personas blancas, pero también hay gente paceña, colea sangre indígena en la cual ellas no temblaban y las sometían, es muy triste lo que pasa en mi país porque ni siquiera los medios de comunicación los muestran. Todo me tengo que enterar por lo que envían por las redes sociales~

2do audio

—Pensamos que iba a ver paz después de que se saliera evo Morales, pasa que cuando se salió evo los policías ya estaban amotinados, se amotinaron en casi todos los departamentos y después de eso los militares salieron y expresaron que no iban a derramar sangre de los bolivianos y le pidieron a evo morales que renunciara los policías y militares porque dijeron que no iban a prender fuego porque no querían ver sangre, evo morales renunció pero ni bien renunció la gente salió a marchar, no la gente de la ciudad, la gente indígena, la gente indígena campesina salieron a denunciar y allí fue cuando Jeanine agarró y dijo que tenían que pacificar el país así que llamó a las fuerzas militares y ahí es cuando se armó todo esto, agarraron y les prendieron fuego a los bolivianos, no a los bolivianos ricos, no a los bolivianos que hicieron ese paro, a las personas indígenas originarios, a esa gente les prendieron bala.—

—Ayúdame por favor, ayúdanos porque en Bolivia ya no quiero que pase lo que pasaba cuando yo era niña, yo no quiero que se vuelva como Venezuela, aquí en Bolivia es mentira que haya dictadura, a Evo lo tachan de asesino pero solo es la gente de la ciudad, no la gente del pueblo, pero es mentira, yo lo sé porque yo igual he vivido en la ciudad y soy una persona de raíces de aquí y me duele lo que está pasando y aquí no termina todo porque los campesinos dijeron que no querían a Jeanine que querían a alguien neutral y como ahora se posicionó y mañana se van a levantar y van a marchar y mañana va a ver más muerte, mañana va a haber mucha más muerte, todos se están levantando porque no quieren a nadie de la derecha, porque como ellos nos hicieron (inaudible) ellos quieren, la gente campesina (sollozo)inaudible pero ahora por ejemplo los de la ciudad están festeando pero mañana va a haber más muerte, aquí la gente que hizo el paro hay 3 personas heridas de bala, en cambio la gente campesina hay muchas, muchas que han sido heridos, muertos hay bastantes y mañana va a haber más pero sabes no lo muestran, no lo muestran, no lo muestran, nos estamos enterando por familiares en Mentero y por las redes sociales que gracias a dios ayudan para ver, para saber porque aquí todas las noticias son aquí, solo muestran lo que quieren son unos vendidos.—

Voz del pueblo boliviano.

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario