Desencato_tricolor_2019
Patio escolar


Roberto González Ugalde


Desencanto Tricolor

Después de que se armó un “merequetengue” en conseguir un D.T. para la Selección Nacional de México y que se recibió, con “bombo y platillos” al “Tata” Martino, el aficionado mexicano y, sobre todo, la prensa mexicana, quién tiene los ojos encima del banquillo “Tricolor”, ansiaba ver su debut contra la Selección Nacional de Chile en un partido amistoso por ahí del mes de marzo del presente año, y ya saben lo que se dice en el argot del futbol: “técnico que debuta, gana”. Y dicho y hecho, el “Tri” goleó 3-1 a “La Roja” con goles de Raúl Jiménez, Héctor Moreno y Hirving Lozano. Posteriormente, el “Tri”, tuvo otro compromiso de carácter amistoso ante la Selección Nacional de Paraguay a la que venció 4-2 en Santa Clara, California. Para Martino, el tiempo de conocer a los jugadores que convocó, había terminado, y no volvería a verlos hasta el mes de junio.

Llegaba el verano y, con él, se acercaba un gran desafío, de competencia oficial para Gerardo “Tata” Martino: la Copa Oro 2019. Previo a este torneo, México tendría dos partidos amistosos de preparación más, primero contra la “Vino Tinto”, la Selección Nacional de Venezuela en Atlanta, misma a la que goleó 3-1. Luego, chocaría ante la Selección Nacional de Ecuador en Arlington, Texas, y los derrotó por marcador final de 3-2. El “Tri” ya mantenía un esquema táctico definido: 4-3-3, además de que marcaba una tendencia a su favor, ya que los partidos los finalizaba con diferencia de 3 goles sobre sus rivales. En una conferencia de prensa posterior al partido ante los ecuatorianos el “Tata” Martino comentó: “El reto es mejorar y poner en claro una forma de jugar, yo creo que es lo que ha sucedido en los cuatro partidos que llevamos hasta ahora. Y como esto se trata de competir y ganar, (el objetivo es) competir y ganar”.

En ese momento, hubo muchas especulaciones o rumores sobre… ¿Por qué algunos jugadores mexicanos que juegan en Europa no quisieron jugar la Copa Oro? Por mencionar algunos de la llamada “Legión Extranjera” como: Javier “Chicharito” Hernández, Miguel Layún, Jesús “Tecatito” Corona, Héctor Herrera y Carlos Vela, que juega en la MLS. El entrenador argentino sostuvo pláticas con ellos para que formaran parte del equipo para este importante certamen. Sin embargo, los jugadores fueron honestos y directos con él, por ejemplo:

Javier “Chicharito” Hernández: le pidió al “Tata” que le otorgara un permiso especial para no ir a la Selección Nacional, por el nacimiento de su primer hijo.

Héctor Herrera: le expresó al entrenador argentino que estaba cansado por el año futbolístico que había tenido con el Porto, además de que necesitaba arreglar su futuro con los “Dragones” ya que terminaría su contrato y llegaría al Atlético de Madrid de la Liga española.

Miguel Layún: presentó un problema de salud y tuvo que someterse a una operación, por lo que sería difícil contar con su presencia en la cancha defendiendo al “Tri” en la Copa Oro 2019.

Jesús “Tecatito” Corona: causó una controversia al rehusarse a portar la camiseta del “Tricolor” argumentando que tenía una lesión y que durante la Fecha FIFA de marzo estaría en revisión del cuerpo médico del “Tri”.

Carlos Vela: quien milita en el LAFC de la MLS, explicó sus motivos por los cuales decidió hacerse a un lado de la Selección Nacional, justificándose de que con él como seleccionado nacional, el “Tri” no hizo algo relevante.

Finalmente en junio, inició la Copa Oro 2019 que se celebró por primera vez en tres sedes distintas Estados Unidos, Costa Rica y Jamaica. México como “Cabeza de Serie” se hallaba en el Grupo A, junto con: Canadá, Martinica y Cuba.

El primer partido fue vs. Cuba en el estadio Rose Bowl de Pasadena, California. Siendo una sucursal de aficionados mexicanos en Estado Unidos, hicieron sentir a México, como si estuviera en casa, por ende, El “Tri” vapuleó 7-0 a Cuba con un Carlos Uriel Antuna en plan grande siendo artífice de un “Hat Trick” y completaron la goleada un par de goles de Raúl Jiménez, uno de Diego Reyes y uno más de Alexis Vega.

En su segundo partido dentro de este sector, México se toparía con la “Hoja de Maple”, la Selección Nacional de Canadá en el estadio de los Broncos, Mile High de Denver, Colorado. México salió victorioso ante los canadienses ganándoles 3-1. En el último partido de la fase de grupos de la Copa Oro, la Selección Nacional de Martinica, se veía las caras ante México, que en este tipo de torneos “se crece” cuando ve al “Tricolor” en la cancha.

México, con un poco de problemas, terminó ganando el partido 3-2. Sí tiene oportunidad o tiempo libre, le sugiero que en internet, busque el resumen de este partido y no se pierda el primer gol de Martinica que le hace a México por conducto de Kevin Parsemain, de tiro libre poniendo el balón al ángulo e inalcanzable para el portero mexicano Jonathan Orozco, realmente vale la pena verlo otra vez: https://www.youtube.com/watch?v=mSfgbqSXNNY&feature=onebox (Minuto 2:31).

México avanzó como primero del grupo con 9 puntos, mientras que con 6 puntos Canadá lo escoltó como segundo del grupo “A” a los Cuartos de final.

En Cuartos de final, México le disputaría el pase a Semifinales a la Selección Nacional de Costa Rica de Keylor Navas y el D.T. uruguayo Gustavo Matosas en el Reliant Stadium en Houston. El partido como tal, estuvo muy cerrado, con pocas oportunidades de gol para cada bando. Tanto fue eso que, el partido en 90’ minutos acabó empatado 1-1.Tuvimos que irnos a “Tiempo Extra” y la paridad se mantuvo, el marcador no se movió del empate 1-1. Así que nos fuimos hasta la fatídica tanda de “pe-nal-tis” y ahí el “Tricolor” ganó el partido 5- 4.

Ya en Semifinales, el rival del “Tri” fue la sorpresiva sensación del torneo, la Selección Nacional de Haití. El partido se llevó a cabo en el estadio de la Universidad de Phoenix, Arizona. Y contra todos los pronósticos y de nueva cuenta en un partido muy cerrado, durante los 90’ minutos y que no se movía el 0-0 en marcador, se tuvo que definir en el tiempo extra, gracias a un gol del mexicano Raúl Jiménez al minuto 93’ que acabó con las esperanzas e ilusiones de los caribeños de alcanzar la Final.

Llegamos a la Gran Final de la Copa Oro 2019 en el estadio del Soldado en Chicago. El escenario estaba puesto para ver en el terreno de juego, una de las rivalidades más importantes del área, el llamado “Clásico de la CONCACAF” México Vs. Estados Unidos.

Al principio del partido, México dejaba muchas dudas en la zaga defensiva, porque Estados Unidos quería adelantarse en el marcador, hubo una jugada de peligro por parte del jugador norteamericano Jozy Altidore, donde un mal bote del balón agarró desubicados a los aztecas, el atacante controló el balón, recortando al defensa y su disparo cruzado pasó muy cerca de la portería del guardameta mexicano Guillermo Ochoa. Hubo otra jugada de peligro por parte del jugador de los Estados Unidos, Arreola, presiona al portero Guillermo Ochoa quien no puede controlar el balón con las manos, se crea el espacio y su disparo pasa entre las piernas del guardameta, pasando cerca de la portería del “Tricolor”.

La “Joya” de Estados Unidos, Christian Pulisic, levantó demasiado el balón que llevaba dirección de gol y Memo Ochoa lo detuvo con las dos manos, 0-0 quedó el partido en la primera mitad. En el segundo tiempo, era Estados Unidos el que generaba más jugadas de peligro, pero los mexicanos sacaban los embistes amenazantes de su portería.

Y no fue hasta el minuto 73’, que una conducción Jonathan Dos Santos con el balón en media cancha, le puso un pase a Rodolfo Pizarro que llevó la redonda y este le pone un pase fuerte a Raúl Jiménez dentro del área grande y de “taco” le pone el balón a Jonathan Dos Santos que estaba entrando al área grande y este suelta un “zapatazo” que manda el balón a la portería de los Estados Unidos, pega en el larguero y luego se va al fondo de las redes y era el ¡Gooool! del título para México, marcador final 1-0, a favor del “Tri”.

Tras el campeonato de la Copa Oro 2019, obtenido por la Selección Mexicana de Futbol regresaría en el mes de septiembre para enfrentarse a dos rivales de enorme trascendencia, aunque sea en partidos amistosos contra Estados Unidos y Argentina.

Si la final que perdieron los “Gringos” ante México en la Copa Oro 2019, les había pegado duro en el orgullo, el encuentro amistoso en el estadio Met Life de Nueva Jersey, por la inmediatez en el mundo actual del futbol en el que vivimos, este partido habría motivos para cobrarse una “Revancha” y darle una grata satisfacción a sus aficionados con una victoria frente al odiado rival.

Pero México, no quiso darle la oportunidad a los de “Las Barras y las Estrellas” de ser ellos los ganadores y mejor prefirió bailarles un “Jarabe Tapatío” en el partido, pero sobre todo, en el marcador y Estados Unidos perdió de nueva cuenta 3-0. Este triunfo fue un deleite para la escuadra del “Tricolor”, que a menos de 2 meses le habían vuelto a ganar a Estados Unidos, y de alguna manera, y pese que a los norteamericanos no les guste, México sigue siendo el “Gigante de la CONCACAF”.

Hasta que, por fin, el “Tata” tuvo una prueba de “fuego”, enfrentándose a una potencia del futbol mundial, a su nación, la Selección Nacional de Argentina en el Alamodome de San Antonio, Texas.

Lamentablemente, la “Albiceleste” nos bajó de nuestra nube y nos hizo ver la triste realidad del futbol mexicano, goleándonos 4-0. Más allá de la derrota, que es dolorosa, que el “Tata” perdió su invicto y otras consideraciones, creo que nos deja una gran enseñanza: México todavía no está al nivel de las grandes potencias del futbol mundial: Argentina, Francia, Alemania, Brasil, Uruguay, Colombia, Bélgica, Holanda, Inglaterra, España, Portugal y otras.

A México le falta todavía mucho por crecer y prueba de ello, es que hoy está en la posición #12 del Ranking FIFA y quitémonos ya de la cabeza el “5to partido” en el Mundial de futbol. Este es el mísero nivel del futbol mexicano, que se “crece” contra los rivales de su área, pero que con las potencias se “hace pequeño”.

Por lo pronto, en el mes de octubre se viene el último partido amistoso ante Trinidad y Tobago. Después, dará inicio la naciente Liga de Naciones de la CONCACAF 2019-2020, en el que México jugará en grupo “B” junto con Panamá y Bermudas, que se realizará durante las fechas internacionales de la FIFA, sustituyendo a los partidos amistosos. Ya en otra columna, explicaremos a detalle la Liga de las Naciones de CONCACAF. Hasta entonces, les mando un ¡Abrazo de Gol!

Roberto González Ugalde
Lic. en Periodsimo especializado en Futbol Soccer. Universidad CEU PART

Agregar comentario