Usos múltiples

El timbre de las ocho

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Armando Meixueiro Hernández


A la diestra de la educación política

I

César Labastida Esqueda recuerda a su maestro de Civismo de la secundaria Fray Servando, hace más de dos décadas, cuando habitaba un solo partido político en el gobierno. Y evoca cómo es que colocaba una línea en el centro del pizarrón, sacaba de ahí dos flechas hacia los extremos y expresaba sin dejar de escribir:
—Las derechas, políticamente, realizan acciones hacia el beneficio individual y las izquierdas hacia el beneficio social. En nuestro país —sostenía el veterano profesor, mientras remarcaba la línea del centro— al gobierno lo podemos ubicar aquí, en el centro. Así que les pregunto: ¿Qué tipo de políticas se hacen en nuestro país?
—Ni unas ni otras, ¿no, profe? —gritaba Roberto Hurtado, desde el fondo del salón.

II

En el patio de la Preparatoria se encuentra El profesor César trabajando en su Tablet_. Se aproximan varios de sus ex alumnos:
—Profe Labastida, nos dejaron investigar qué es la segunda vuelta electoral, ¿nos podría explicar?

César cierra su dispositivo y aclara:
—Mmm… en muchas países de América Latina y del mundo, se ha establecido Constitucionalmente, que para ganar unas elecciones, sobre todo las presidenciales, se requiere un porcentaje mínimo (puede ser del 40, 45 o 50 +1 %). ¿Quién les pidió eso?
—El profe de Historia. —interviene Jacinto. —Pero, profe, ¿eso no resulta tan fácil, verdad? Dice mi papá que lo que pasó en México, las pasadas elecciones, es casi un milagro.
—Efectivamente, Jacinto, no pasa muy comúnmente en una primera vuelta electoral, por lo que se ha propuesto una segunda vuelta electoral. En la que, en relativamente poco tiempo (un par de semanas), se tienen que conformar alianzas con otros partidos…
—¿Lo podemos grabar, profe? —dice Lucía mostrando su celular.
—Sí, puedes. Lo interesante es que estas alianzas no siempre se hacen con partidos de la misma ideología o posición política.
—¿No son izquierdas con izquierdas y derechas con derechas? —cuestiona Martha.
—No, es una nueva plataforma, donde hay acuerdos en los que los partidos ganan algunas cosas y pierden otras. Por ejemplo, en Alemania, los verdes (ambientalistas), casi siempre se alían con quién favorezca el uso y aprovechamiento de energías limpias, pero tienen que ceder en otras cosas que no siempre son agradables para ellos.
—¿En nuestro país no existen segundas vueltas, verdad profe?
—¡Ay, Jacinto! ¿No lo sabes? Claro que no, pero sí existen alianzas electorales, que no siempre han resultado. Hay partidos que se alían por sistema al que la tendencia lo señala como posible ganador. Partidos oportunistas y convenencieros.
—¿Pero todavía hoy se puede hablar de izquierdas y derechas, profe? —insiste, perspicaz, Martha.
—No sé, yo sólo soy un simple maestro de literatura. ¿Ustedes qué creen?
—Pues mi tío José dice que el gobierno del Peje ni es de izquierda ni es de derecha, ni es nada… ¿qué sería entonces, profe? —Lo asedia Jacinto.
—¡Pues tu tío es un anarquista!
—No profe, —interrumpe Martha— ¿No sería más bien ambidiestro?
—¿Quién, mi tío José o el Peje? —Pregunta iluso, Jacinto.
—¡Tú, baquetón! —Le responde César, asestando un zape.
¡No lo creo profesor! —concluye Martha con autoridad. —¡Sería siniestro!

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Director de Pálido Punto de Luz

Armando Meixueiro Hernández
Director de Pálido Punto de Luz

Agregar comentario