6690_police_ice
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Re…dada

Es preocupante que la beligerancia del presidente Donald Trump no encuentre el valladar necesario en la política exterior mexicana, no basta con la cordialidad para tratar de llevar buenas relaciones, es necesario también asumir de manera determinada la defensa de nuestros connacionales emigrados a esas tierras que por necesidad labran la tierra de otros, que antes fuera de nosotros huya que recordar que el territorio arrebatado por la guerra y los malhadados acuerdos que se forzaron a entregar durante el siglo XIX más por la guerra que por la razón y el derecho.

Para precisar diré que la región incluye la totalidad de los actuales estados de California, Nevada, y Utah, así como partes de:

Arizona excluyendo la región más tarde anexada en la Venta de La Mesilla.

Colorado al oeste del límite de la antigua República de Texas que originalmente fue territorio mexicano.

Nuevo México al oeste del río Grande y excluyendo la Venta de La Mesilla.

Wyoming al oeste de la frontera de la antigua Texas y al sur del paralelo 42.

Oklahoma y Kansas la parte que hace frontera con el Norte de la antigua Texas.

Así las cosas, es preocupante la notica que las supuestas redadas que iniciaran según los reportes hoy domingo. Por eso dejo de lado el atraco electoral de los 21 maiceados diputados de todos los partidos en Baja California para favorecer al gobernador electo Jaime Bonilla baste decir que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas lo analiza muy bien este desaguisado en La Jornada y la otra nota de la semana la salida del gabinete de Carlos Urzúa como Secretario de Hacienda, aquí es Tatiana Clouthier quien le pone el cascabel al gato. No señores la verdadera nota esta por darse y es este amigo de redadas que abrirá otra Caja de Pandora, similar a la manipulación que los Hacedores del Caos han ve nido abriendo con la migración centroamericana a través de México hacia Estados Unidos como preludio al proceso electoral de Trump.

Bien ahora la Caja de Pandora se abre de norte a sur, con la deportación masiva de delincuentes se dice pr el rubio presidente, pero serán como en la migración sus norte, muchas familias que serán tocadas y afectadas en su integración y arraigo en la vecina nación.

Para comprender a cabalidad esta realidad me parece vital valorar este reportaje que publica New York Times en español.

“Está previsto que las redadas a nivel nacional para arrestar a miles de miembros de familias indocumentadas comiencen el domingo, según dos oficiales, uno retirado y otro activo, del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Esto muestra los avances de una operación que cambia rápidamente y cuyos detalles finales todavía se están definiendo. La estrategia, que tiene el respaldo del presidente Donald Trump, se había pospuesto

en parte debido a la resistencia de los funcionarios de la propia agencia de inmigración.

Las redadas, que serán ejecutadas por la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) durante varios días, incluirán deportaciones “colaterales”, según los funcionarios que hablaron con la condición de mantener su anonimato porque la operación se encuentra en su etapa preliminar. Durante el proceso de deportaciones, las autoridades podrán detener a otros migrantes que se encuentren en los lugares donde se desarrolle la operación, a pesar de que no sean el objetivo de las redadas.

Cuando sea posible, los familiares que son arrestados juntos podrán ser recluidos en los centros de detención familiar en Texas y Pensilvania. Pero debido a las limitaciones de espacio, algunos podrían quedarse en habitaciones de hotel hasta que se puedan preparar sus documentos de viaje. El objetivo de ICE es deportar a los grupos familiares de la manera más rápida posible.

Los funcionarios dijeron que los agentes de ICE tienen órdenes de deportar a unos dos mil migrantes —algunos han sido incluidos en la operación por no presentarse en los tribunales— que permanecen en el país de manera ilegal. Se espera que la iniciativa se ejecute al menos en diez ciudades importantes.

Las familias que fueron seleccionadas cruzaron la frontera recientemente y el gobierno estadounidense aceleró sus procedimientos de inmigración durante el otoño pasado. En febrero a muchos de esos inmigrantes se les pidió que se presentaran en una oficina de ICE y les notificaron que debían marcharse de Estados Unidos, dijeron las autoridades de seguridad nacional.

Matthew Bourke, un portavoz de ICE, dijo el miércoles que la agencia no hará comentarios sobre detalles específicos de las operaciones de aplicación de la ley para garantizar la seguridad de su personal.

La amenaza de deportación ha sacudido a las comunidades de inmigrantes en todo el país; provocó reacciones airadas entre los políticos locales y los funcionarios de la policía, y generó una división dentro del Departamento de Seguridad Nacional, la agencia encargada de realizar las deportaciones. El objetivo del gobierno de Trump es utilizar la operación como una demostración de fuerza con el fin de disuadir a las familias de acercarse a la frontera suroeste, dijeron los funcionarios.

Aunque es inusual, esas redadas masivas ya han sido realizadas en gobiernos anteriores. Los agentes han expresado su temor por la detención de bebés y niños pequeños, dijeron los funcionarios. También han dicho que la operación podría tener un éxito limitado porque ya se ha corrido la voz entre las comunidades de migrantes sobre cómo evitar el arresto; por ejemplo, muchos ya saben que pueden negarse a abrirles la puerta de sus casas a los funcionarios. A los agentes de ICE legalmente no se les permite ingresar por la fuerza a una residencia.

Es probable que los abogados defensores presenten mociones para reabrir los casos de inmigración de las familias, lo que retrasaría significativamente —o detendría por completo— su expulsión de los Estados Unidos.

El mes pasado, el director de ICE en ese momento, Mark Morgan, señaló que los agentes.

Días antes de que comenzara la operación, Trump anunció, que no fue debidamente consultado con los agentes de ICE, por lo que los funcionarios de seguridad temían que podrían resultar comprometidos.

A principios de junio, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, le dijo a Morgan que suspendiera la operación. Según los funcionarios, McAleenan no apoyó las redadas en parte debido a la preocupación de que los padres indocumentados pudieran ser separados de cualquiera de sus hijos que sean ciudadanos estadounidenses.

Morgan luego presionó directamente a Trump para que impulsara las redadas. Ahora es el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza

otro brazo del Departamento de Seguridad Nacional.

En una tensa reunión con los funcionarios de la Casa Blanca el 21 de junio, dos días antes de que comenzaran las redadas, McAleenan describió nuevamente los desafíos de la operación, incluida la separación de familias y la logística de su alojamiento hasta que puedan ser deportadas. Si se descubre que los padres indocumentados tienen hijos que son ciudadanos de los Estados Unidos, por ejemplo, los agentes de ICE deberán esperar con los niños en una habitación de hotel hasta que un familiar pueda buscarlos.

A los funcionarios de seguridad nacional también les preocupa que muchas de las familias que el gobierno busca detener se hayan ido de las casas registradas ante ICE, debido al anuncio que Trump hizo en Twitter

La congresista demócrata Nancy Pelosi llamó a Trump y lo instó a que detuviera la operación que, en un comunicado, describió como “sin corazón”.

Trump luego tuiteó que retrasaría la operación por solicitud de los demócratas. Pero también +amenazó con reanudar las deportaciones+ si los demócratas se niegan a unirse a los legisladores republicanos para “encontrar una solución a los problemas de asilo en la frontera sur”.

Días después, el Senado aprobó un paquete de ayuda humanitaria de 4,6 mil millones de dólares para la frontera.

Los cruces de migrantes han disminuido desde mayo, cuando se detuvo a 144.200 migrantes en la frontera suroeste, la mayor cifra registrada en trece años.

El viernes pasado,(N.A. 5 de julio)  Trump dijo que las redadas comenzarán “muy pronto”.

“Ellos entraron ilegalmente y los estamos sacando legalmente”, dijo el presidente en un encuentro con periodistas.” 1

COROLARIO

Es deseable que México asuma su responsabilidad  en la defensa de los mexicanos que se intentara deportar, ellos  junto con los hermanos de otras naciones a deportar,  son victimad digámoslo claro de,  “El racismo, la xenofobia y la intolerancia  que sabemos son problemas frecuentes en todas las sociedades”. Pero todos sabemos está retomando carta de naturalización en el actual gobierno norteamericano de nueva cuenta violentando los derechos humanos.

En consecuencia.

Es tiempo que el gobierno de México se torne de manera decidida en este caso en un defensor de los derechos humanos, y de plano se apreste a luchar contra el racismo que en las acciones de la política Trump hoy más que nunca se hace evidente. No actuar de esa manera. Podría hacer pensar a suspicaces y adversarios de la 4T que su inacción política en la defensa de los migrantes esta, ¿Re…Dada? Al gobierno de Donald Trump. Y eso es por demás preocupante, ¿no cree usted?

1 Fuente; Agentes de Estados Unidos se preparan para una gran redada contra migrantes sin papeles, Por CAITLIN DICKERSON y ZOLAN KANNO-YOUNGS 11 de julio de 2019.   Magiie  Haberman y Emily Cochrane colaboraron en este reportaje NYT /Es

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario