6614_boligrafo
LA CLASE

Tema del mes

Jorgen Ramos


Migración y educación

La incorporación de alumnado de origen inmigrante a nuestro sistema educativo ha experimentado un incremento considerable en los últimos años, por lo que se hace necesario atender sus necesidades educativas reforzando sus carencias para que poco a poco puedan ir solventándolas.

A causa de diversos fenómenos, en los últimos años ha crecido la movilidad poblacional a nivel mundial, la migración se debe entre otras causas, conflictos armados que convierte a este grupo de personas migrantes en lo que se conoce como desplazados, también se encuentran las condiciones económicas, políticas, sociales y religiosas. Este auge ha llevado a que el tema se encuentre en el tapete del escenario político mundial y por ende, sea tema recurrente en los medios de comunicación.

El fenómeno migratorio en la escuela

La incorporación de alumnado de origen inmigrante a nuestro sistema educativo ha experimentado un incremento considerable en los últimos años, por lo que se hace necesario atender sus necesidades educativas reforzando sus carencias para que poco a poco puedan ir solventándolas.

La presencia de alumnado inmigrante está significando un doble reto para el sistema educativo y en consecuencia para los centros escolares como el nuestro: adaptar la educación a un contexto multicultural y atender a unas necesidades educativas específicas de este alumnado basado en tres principios: principio de integración, de igualdad y de interculturalidad.

  • Principio de Integración: Uno de los principios fundamentales del sistema educativo es la integración escolar, en consonancia con el derecho a la igualdad en la educación y el objetivo de contribuir a la cohesión social. La forma más coherente de aplicar este principio y de pretender ese objetivo con el alumnado de diferentes culturas es la educación intercultural, es decir, en la igualdad y en el respeto a la diversidad.
  • Principio de Igualdad: La educación intercultural no supone solo poner el acento en la integración de la población inmigrante en la sociedad de acogida, sino también en la población en general. Uno de los principios fundamentales es la igualdad, por lo que el objetivo debe ser que los miembros del grupo mayoritario acepten como iguales a los miembros de los grupos minoritarios.
  • Principio de Interculturalidad: La interculturalidad va más allá de la perspectiva multicultural porque además del reconocimiento y la adaptación de las diferentes culturas se propone un diálogo entre ellas, en condiciones de igualdad y reciprocidad, que permitan la convivencia. Dentro del enfoque intercultural se han de tomar en consideración dos aspectos que no siempre se atienden conjuntamente: la diferencia cultural y la desigualdad. El alumnado inmigrante ha de ver que tiene cabida en el grupo, que se le aprecia, que se valora su lengua y su cultura.

Necesidades educativas

Las necesidades educativas que presenta el alumnado de origen inmigrante que accede a un centro escolar pueden clasificarse en tres ámbitos:

1. Necesidades lingüísticas, derivadas del desconocimiento de la lengua española, con consecuencias tanto para las relaciones interpersonales y sociales como para el aprendizaje. 2. Necesidades curriculares, relacionadas con la diferencia entre la cultura mayoritaria del nuevo entorno y la cultura en que ha vivido y vive en el seno familiar; además, algunos presentan deficiencias, sobre todo en los saberes instrumentales, derivadas de la nula o insuficiente escolarización anterior. 3. Necesidades tutoriales, consecuencia de la dificultad del proceso de integración en el ámbito escolar y social y de las diferencias entre las normas y costumbres familiares y las que se proponen en el centro o en el entorno, aparte de las que algunos encuentran por las condiciones socio-familiares desfavorecidas.

El reconocimiento de que muchos alumnos y alumnas, cuando acceden a un centro escolar, tienen unas necesidades educativas específicas no conduce necesariamente a catalogarlas como necesidades educativas especiales.

Así pues, las acciones orientadas al tema educación-migración en un contexto fronterizo debe contemplar que los migrantes no constituyen un colectivo homogéneo y que la atención a sus necesidades educativas necesariamente debe contar con el concurso de autoridades educativas del país que los acoge y del país de origen de los migrantes. Además, se requiere la colaboración de otras instancias de gobierno, como las autoridades migratorias y las del registro civil.  Una de las tareas urgentes es asegurar que el acceso de niños y niñas migrantes o de hijos e hijas de migrantes a la educación no esté condicionado por el estatus migratorio de sus padres, para que dicho estatus no sea un elemento de exclusión, discriminación y maltrato. El derecho a la educación debe ser parte del respeto a un conjunto de derechos al que toda persona como ser humano debe acceder y disfrutar.

Migración en Centroamérica: Caso mexicano

En México se han emprendido algunas acciones relacionadas con la educación de niños migrantes, en particular de los hijos de jornaleros agrícolas guatemaltecos que llegan al estado de Chiapas. Más recientemente, se ha empezado a discutir sobre las necesidades educativas de hijos de inmigrantes. Sin embargo, estas iniciativas han adolecido de un diagnóstico sobre los distintos tipos de migrantes que llegan o se asientan en la región, que en su mayoría provienen de la vecina Guatemala, pero también de Honduras, de El Salvador y de otros países aunque en mucho menor magnitud.

Como una aproximación general a la complejidad de este contexto fronterizo, es posible establecer los siguientes escenarios en función de las características de los y las migrantes: 1) hijos e hijas nacidos/as en México de uno o los dos progenitores extranjeros establecidos en México pero indocumentados (inmigrantes indocumentados con hijos mexicanos), 2) hijos e hijas nacidos/as en el extranjero de uno o los dos progenitores extranjeros establecidos en México pero indocumentados (inmigrantes indocumentados con hijos extranjeros); 3) hijos e hijas nacidos/as en México de migrantes temporales (migrantes temporales con hijos mexicanos); 4) hijos e hijas nacidos/as en el extranjero de migrantes temporales (migrantes temporales con hijos extranjeros); 5) hijos e hijas nacidos/as en México de trabajadores/as transfronterizos/as de Guatemala (trabajadores transfronterizos con hijos mexicanos), 6) hijos e hijas nacidos/as en el extranjero de trabajadores/as transfronterizos/as de Guatemala (trabajadores transfronterizos con hijos mexicanos); y 7) niños, niñas y adolescentes residentes fronterizos en Guatemala que quieren estudiar en escuelas del lado mexicano.

Lo esencial en cuanto a la migración es que se les garanticen a todos los seres humanos sus derechos humanos, se les brinde cobijo, protección y un trato digno, sin importar su nacionalidad ni estatus migratorio.

Fuentes consultadas:

  • Palanco López, N.M.: La Escuela y la Migración, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, febrero 2009, www.eumed.net/rev/cccss/03/nmpl.htm
  • http://iesalc.unesco.org.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=2612:migracion-y-educacion-en-regiones-fronterizas-haciendo-distinciones-para-politicas-educativas-en-el-ciclo-basico-el-caso-del-sur-de-mexico&catid=126&Itemid=694&lang=es
Viernes, 23 de junio, 2017 https://www.amnistia.org/ve/blog/2017/06/2911/migracion-y-educacion

Jorgen Ramos

Agregar comentario