Policias_y_migrantes
Deserciones

Afilar las garras al Puma

Joel Ortega Juárez


Dignidad nacional vs. migrantes

Nosotros le hemos informado al gobierno de Estados Unidos que México aprobó la Guardia Nacional y tiene la encomienda de cubrir las coordinaciones regionales en la frontera sur; le hemos dicho que son 6 mil hombres desplegados", Marcelo Ebrard.

Más claro ni el agua.

Donald Trump ofreció construir un Muro para acabar con la “invasión" de mexicanos, según uno sus tuits más recientes, porque “son portadores de armas, drogas, conductas delictivas y han dañado a los Estados Unidos por décadas”.

Ante esa política agresiva, el presidente Andrés Manuel López Obrador convoca “al pueblo de México, a todos los sectores de todas las clases sociales y culturas, para un acto de unidad, de defensa de la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”.

Toda ésta retórica para encubrir los datos del Instituto Nacional de Migración, citados por Reforma, de 75 mil 286 migrantes de otros países detenidos en México entre enero y mayo de éste año y 53 mil 847 deportados a sus respectivos países.

Todos los días vemos imágenes de migrantes maltratados en los operativos militares en la frontera sur y a lo largo del país.

Todo ello da sustento a lo que afirma el diario The Washington Post: fuentes del gobierno estadunidense dicen que México podría volverse “un Tercer País Seguro, para los solicitantes guatemaltecos”. El New York Times afirma que Guatemala lo sería para hondureños y salvadoreños.

Tercer País Seguro, de acuerdo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), es aquel donde el solicitante dé refugio a quien está en tránsito irregular o por el que ha transitado previamente y el Estado correspondiente puede otorgarle asilo.

Es decir, los migrantes de Centroamérica, Cuba, Venezuela, Haití, África, Asia, Medio Oriente y el resto del mundo que sin este acuerdo podrían esperar el resultado de su solicitud de asilo o refugio en territorio de Estados Unidos, ahora lo harían en territorio mexicano. Lo que en la práctica convertiría a todo México en un muro gigantesco.

¿Se puede apoyar esa política bajo la mascarada de Unidad Nacional en defensa de la dignidad?

El papel de “guardianes” de la frontera sur para impedir la migración del Triángulo Norte de Centroamérica, lo está desempeñando México a pesar de su retórica de “defensa de la dignidad de México”.

Trump es insaciable y, a pesar de haber obtenido un acuerdo sobre aranceles, no dejará de presionar a México. Ceder en los hechos a su presión, al convertir a México en Tercer País Seguro, como lo demuestra el traslado de 6 mil integrantes de la Guardia Nacional a la Frontera Sur, es muy grave y no se disminuye esa política obsecuente con un acto de “defensa de la dignidad nacional” al viejo estilo priista.

Efectivamente el fenómeno migratorio es un problema planetario. Según las cifras más recientes, existen 244 millones de migrantes en el mundo, según la Organización Internacional para las Migraciones (2018).

La política de Trump, además de ofensiva y humillante, es absurda.

El presidente López Obrador debe oponerse a ella sin falsos actos de “dignidad nacional”. Proponiendo un acuerdo de largo plazo como la Unión de América del Norte.

Joel Ortega Juárez
Economista y pensador social

Agregar comentario