6604_copa_champions
Re-creo


Roberto González Ugalde


“Futbol Inglés” Alza la mano por Europa.

El “Futbol Inglés” está hoy por hoy en la cima de Europa. Es algo que han venido trabajando en los últimos años y no es para menos. Es una de las 5 ligas más importantes de Europa entre las cuales están: liga de las “Estrellas” (España), Bundesliga (Alemania), Premier League (Inglaterra), Serie A (Italia) y la Ligue 1 (Francia). Además, eso se vio en el pasado Mundial de Rusia 2018, dónde sin hacer tanto ruido, la Selección Nacional del Inglaterra se quedó en las Semifinales. Lejos han quedado los años en que los equipos ingleses se vieron expulsados de competencias europeas por los actos violentos de sus aficionados: los temibles “hooligans”

Los clubes ingleses han incrementado su nivel, tanto económica y administrativamente, como deportivamente hablando, hay mucha competencia. Nos referimos al: Chelsea F.C., Arsenal F.C., Manchester City, Tottenham Hotspur, Liverpool F.C. y el Manchester United, por señalar algunos.

Los clubes Chelsea F.C. y Arsenal F.C., habrán jugado un histórico “Derby de Inglaterra” para definir al Campeón de la otra mitad de la gloria del viejo continente, con la Gran Final de la UEFA Europa League 2018-2019 en el Estadio Olímpico de Bakú, Azerbaiyán, con un aforo de 69, 870 espectadores, el cual, en las noches, por fuera, se ilumina de color.

En esta columna hablaremos del camino que tuvieron que recorrer el Tottenham Hotspur y el Liverpool F.C. para arribar a su gran cita en Madrid 2019 y ser el “Nuevo Campeón de Europa”, trono que dejó vacante el Real Madrid quien había levantado 3 “Orejonas” seguidas. ¡Que comience…La Chaaaampiooonnnsss!

Tottenham Hotspur: El equipo pequeño, que se hizo “Grande”.

La historia reciente de este club en la UEFA Champions League, renace en el año 2010 que se daba después de casi 50 años, su clasificación a la UEFA Champions League 2010-2011 (al menos a la fase previa). Esa fase, la jugó ante el club Young Boys suizo, que finalizó en la ida 3-2, pero, en White Hart Lane, Tottenham ganó 4-0, para un (6-3 marcador global). En la fase de grupos le tocó: Inter de Milán (Campeón), Werder Bremen y F.C. Twente. Los Spurs, con Gareth Bale, avanzaron a Octavos de Final como Líder de grupo, por ende, se midió ante A.C Milán. Con la victoria de 1-0 en San Siro, fue suficiente para que llegaran a Cuartos de Final y los eliminara el Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

Hoy en día, la historia es muy, muy diferente a esa. En la Fase de Grupos de la UEFA Champions League 2018-2019 tuvo de contrincantes en el grupo “B” al: F.C. Barcelona (Campeón de España), PSV Eindhoven (Campeón de Holanda) y un Inter de Milán que apenas viene de regreso por nuevas glorias europeas. Pasó como segundo del grupo y en Octavos de Final tuvo que enfrentar al Borussia Dortmund y lo eliminaron con un 4-0 marcador global.

En Cuartos de Final chocaron con los *“Petrodólares” *del Manchester City. La vuelta en Manchester, fue “cardiaca”, porque se presentó el V.A.R. (Videoarbitraje o Video Asistant Referee) ¿Sí era gol o no de Llorente, jugador del Tottenham? El árbitro lo dio por válido, perdieron 4-3, pero avanzaron por el gol de visita (4-4 marcador global).

En Semifinales, se la jugaron frente a la “Cenicienta” del torneo, plagada de jóvenes promesas y uno de los Grandes de Holanda, el Ajax. Tomó ventaja el Ajax en la ida 1-0, en el nuevo Totteham Hotspur Stadium con aforo de 62, 000 aficionados.

¡Todos, Tooo-dos querían la Final soñada en Madrid!: entre el Barcelona y el Ajax, porque con los “Culé” estaba la historia del “Futbol Total” porque jugó con ellos Johan Cruyff, entrenador del Dream Team del Barcelona. Y en sus inicios. Fue el jugador revolucionario del Ajax.

La vuelta en el Johan Cruyff Arena (Ámsterdam, Holanda) fue completamente otra. El “Hijo de los Dioses” ganaba 2-0 el partido al medio tiempo, (3-0 marcador global). El Ajax, por más que se iba al ataque, no concretaba hacer el gol definitivo y ya sobre la hora, pedía al árbitro que pitara el final del partido. El Tottenham, por su parte, luchaba porque en el futbol no hay nada escrito. Tenía que ser una “Estrella” desterrada del “Parque de los Príncipes” y la más brillante en el cielo londinés, #27 Lucas Moura, quien al minuto 55’ y 59’ de la segunda mitad había anotado 2 goles, cuando el partido estaba 2-2 (3-2 marcador global) y nos tuvimos que ir hasta el minuto 90+6’, para que a base de coraje y mucha insistencia, Lucas anotaría el gol más importante de su carrera, porque con un “Zapatazo” de pierna zurda la puso lejos del alcance del portero holandés y el partido acabó 2-3 (3-3 marcador global, por goles de visita pasa Tottenham a la Final)

Es una historia verídica e impresionante, que a los dirigidos por el D.T. Mauricio Pochettino (Argentina) y sus estrellas: Son, Dele Alli, Christian Eriksen, Lucas Moura, Harry “Hurricane” Kane, entre otros, les falta coronarla con este título a nivel continental. ¡Ya veremos! Sí el Liverpool los deja tocar su primera “Orejona”.

Liverpool: El “Rey” que Europa se merece.

Los Reds vuelven a una Final de UEFA Champions League, en forma consecutiva ¿Esta vez, la ganará? Para esta temporada 2018-2019, accedieron a la Fase de Grupos de la UEFA Champions League con el 4⁰ lugar en la Premier League de la temporada 2017-2018.

Ya en el sorteo, lo colocaron en el grupo “C” que comandaba: Paris Saint-Germain, S.S.C. Napoli y Estrella Roja. Claro que, al ver los nombre de estos equipos, pensaríamos, en lo emocionante que serían los partidos, salvo por el Estrella Roja que no es tan poderoso. Sus mejores encuentros de esta fase fueron: victoria de 3-2 ante el Paris, al igual que, el triunfo 1-0 ante el Napoli y goleada de 4-0 al Estrella Roja todos, en Anfield Road. El Paris Saint-Germain con 11 puntos, terminó de líder del grupo y el Liverpool con 9 puntos lo escoltó a la ronda de Octavos de Final.

En Octavos de Final, al azar, le tocaría la siempre temible “Aplanadora Bávara”, Bayern Munich. La ida en Anfield Road finalizó 0-0. Así que todo se resolvería en el Allianz Arena, en Alemania. Los Reds vencerían 3-1 al Bayern, con 2 goles de Sadio Mané y 1 de Virgil van Dijk. El Bayern Munich solo anotó por un autogol de Joel Matip, ¿De ahí en fuera? Nunca apareció. No pudo acercarse al Liverpool en el marcador, ni con futbol, vaya. Por global de 3-1 Liverpool continuaría a la ronda de Cuartos de Final.

En Cuartos de Final se verían las caras ante el Porto F.C. ¿Recuerdan que se habían enfrentado Los Reds y Los Dragones la temporada pasada en Octavos de Final y el Liverpool los echó por global de 5-2? Ahora en el mundo actual del futbol, por la inmediatez, de este juego, lo querían ver cómo una “Revancha” para el Porto F.C. tras esa dolorosa eliminación.

Esta vez, la ida en Anfield Road, para el Liverpool fue refrendar lo realizado ante el Bayern y los derrotaron 2-0 con goles de Naby Keita y Roberto Firmino.

La vuelta en el Estadio Do Dragão, (Portugal) se vería con el equipo portugués lanzándose al ataque para buscar el gol que los acercará en marcador global, mientras que, el Liverpool con solo una anotación obligaba a que el Porto tuviera que meter 4 goles (por el criterio de gol de visitante) ¿Y qué sucedió? El Liverpool no se apiadó y de visita les convirtió 4 goles más para un contundente 6-1 global. El Liverpool se ponía a un paso de la Gran Final, pero antes, en Semifinales tiene que enfrentar a un complicado y poderoso F.C. Barcelona.

La noche estaba inmejorable para jugar al futbol, con ese balón lleno de estrellas y el Camp Nou, con un enorme mosaico recibía a los 22 gladiadores del F.C. Barcelona y Liverpool que iniciarían la ida de Semifinales de UEFA Champions League. Ya en el partido, los Blaugranas marcaron 3 goles, quedándose en la memoria de los aficionados, un golazo de tiro libre: el balón saltó la barrera del Liverpool, con una pegada del mejor jugador de futbol del mundo: #10 Lionel Messi. El 3-0 fue el marcador final para un Liverpool que estaba “contra las cuerdas” porque en Anfield Road y con su gente, tenía que anotar 3 goles y que el “Barça” no anotara y buscar 4 goles para eliminarlo.

Llegó la gran noche, y con un Anfield pletórico y sus hinchas cantando a todo pulmón “You’ll never walk alone”, miles de televidentes y aficionados al futbol que “hinchan” por el Liverpool sentían la “piel chinita” al escuchar su himno y disfrutan las ganas de jugar con ese mítico ambiente.

Empezó a rodar el balón y al minuto 7’ de la primera mitad, el Liverpool se ponía 1-0 al frente del marcador con el go” de Divock Origi y a “Los Culé” les cayó eso como balde de agua fría porque ya iban perdiendo en el partido y así, con ese alentador comienzo y el 1-0 momentáneo en marcador, Liverpool ganaba al medio tiempo, pero seguía perdiendo el marcador global 3-1.

El segundo tiempo aguardaba, para que el Liverpool hiciera una histórica remontada. Al minuto 54’ caía el 2-0 (2-3 marcador global) por conducto de Georginio Wijnaldum. Los fantasmas de una eliminación caminaban por el estadio. Pasaron dos minutos más y al 56’ volvía a marcar el 3-0 para Los Reds (3-3 marcador global) sí eso fue un duro golpe para el conjunto *Blaugrana*… pero, espérense ¡Que viene lo peooor! En un ataque del Liverpool, la jugada terminó en un tiro de esquina y mientras el “Barça” se empezaba acomodar, mientras andaba desconcentrada toda la zaga, el cobrador del tiro del tiro de esquina del Liverpool se “avivó” y le puso el balón a Georginio Wijnaldum quien tal cómo venía, le pegó y lo mandó al fondo de la red, se desborda una locura en todo Anfield Road…se hizo la remontada, Liverpool ganaba 4-0 el partido y (4-3 marcador global) finalmente, el árbitro ya no dio tiempo para más. ¡Y sí, señores! ¡El Liverpool, el Liveeerpoool del D.T. Jürgen Klopp vuelve a una Final de Champions League!

Escenario Nuevo, de una Batalla Épica.

El Wanda Metropolitano (conocido por razones de patrocinio) o Estadio Metropolitano, es la nueva casa del Club Atlético de Madrid, “Los Colchoneros”, ubicado en el barrio de Rosas (dentro del distrito de San Blas-Canillejas) en Madrid, España.

El inmueble tiene capacidad para albergar a 67, 829 aficionados. El graderío está dividido en tres niveles, con anillos continuos salvo la excepción de la grada alta lateral oeste. El techo, cada vez que juega el “Atleti”, se ilumina de rojo. Su costo fue de 310 millones de Euros y fue construido por Cruz y Ortiz Arquitectos. La inauguración fue el 16 de septiembre de 2017 con el partido del Atlético de Madrid Vs. Málaga FC perteneciente a la jornada 4 de la Liga Española, temporada 2017-2018. En él, también, se han jugado el partido amistoso que ganó España por goleada 6-1 ante Argentina el 27 de marzo de 2018 y la Final de la Copa de Su Majestad el Rey entre el Sevilla F.C. y el F.C. Barcelona quien ganó 0-5.

Anteriormente, en 1994, se encontraba en ese lugar el estadio de atletismo, promovido por la Comunidad de Madrid, conocido popularmente como “La Peineta” por la forma de su tribuna principal. Para la construcción del Estadio Metropolitano se conservó esa grada.

Pronóstico: ¿Qué queremos ver en esta final? Seguramente el Metropolitano va estar a reventar, mucho color en las gradas, con un mosaico esplendoroso, realizado por las aficiones del Tottenham y el Liverpool. ¡Sí!, Veremos un Tottenham, cauteloso, mesurado, ordenado a la defensiva y cerrando los espacios, porque no va ser tarea fácil contener la explosividad del ataque del Liverpool con Mané, Firmino y el “Faraón” Mohamed Salah. Buscará que todas la jugadas que hagan, de media cancha en adelante, pasando el balón por Son, Eriksen y Dele Ali, terminen en gol, con el regreso de su goleador Harry Kane y en los tiros de esquina, dentro del área grande del Liverpool y sí pueden, llevar el encuentro hasta los penales y acabarlo ahí. Aunque el arma secreta de los Spurs es: Lucas Moura, siempre y cuando esté en el terreno de juego.

¿Perooo? Los Reds no querrán perderse la oportunidad de levantar su 6ta “Orejona”, ya que no todos los días se vuelve a una Final espalda con espalda, saben de la capacidad que tiene su escuadra al ataque, una media cancha envidiable y su defensa, no le dará la libertad a Harry Kane, Son y compañía de que los pasen, antes serán ellos los que estén encima del rival y es mejor que terminen la Final en los 90 minutos o en 120 minutos (tiempos extras), porque los penales son una lotería y ahí, ya cualquiera puede ganar. ¿Así qué? ¡Vamos Reds!

Esperemos que sea una “Gran, gran Final” de Champions League entregándose en cuerpo y alma los equipos todo el partido, dejándonos un gran vencedor. Los espero en la próxima columna para analizar la Copa Oro 2019 y la Copa América Brasil 2019, hasta entonces, ¡Sean Campeones de Europa, siempre!

Roberto González Ugalde
Lic. en Periodsimo especializado en Futbol Soccer. Universidad CEU PART

Agregar comentario