6556_amlo_en_el_escenario
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Entender y atender

El desafío que representa la recomposición del México desmantelado y devastado que vivimos económica y socialmente mismo que heredó Andrés Manuel López Obrador implica enfrentando con una quística que se da en solo aquel hombre de estado que desde hace más de 18 años contrario a lo que se diga, ha insistido que este país cambia cuando quien le dirige y los dirigidos puedan ser capaces como verdaderos hombres y mujeres de Estado de ver a las próximas generaciones más que a las próximas elecciones.

Sé que muchos dirán que su mira esta puesta en aparecer en la boleta del 21 para empujar supone algunos a su movimiento para que quizás ya de verdad se haga partido, yo creo que El Presidente como ya es correcto llamarle, está viendo más allá, está buscando trascender, y para eso necesita la compañía de un pueblo al que aun cuando no lo acepten sus detractores, está dirigiendo sus mensajes de cada mañana ellos a la población en general, la prensa como lo fue durante su mandato como jefe del gobierno capitalino en el entonces D.F. entre 2000 y 2006 es un excelente aliada, EN AQUEL ENTONCES RECORDEMOS Vicente Fox con el presupuesto federal y su jefa de prensa que después sería su esposa Martha Sahagún 2001 no podían contener la agenda que AMLO marcaba algunos decían que con un desayuno de tamales y café para contrastar el despliegue que pudiese hacer ene se momento la presidencia de la Republica sin lograr el mismo efecto, recordemos lo dicho por José Antonio Crespo entonces que “Las conferencias le sirvieron como arma política para aumentar su popularidad”

Fenómeno que no ha parado hoy es sin duda no solo el político más conocido y de cierto que más allá de sus detractores, que son múltiples, el de MAYOR CREDIBILIDADEN MEXICO.

Así fue desde entonces , ni con el desafuero que intento Fox, ni con la traición a la democracia que ahí y siempre se hizo evidente de parte del guanajuatense, ni el robo consecutivo de las elecciones por Calderón (todos recordamos el factor Hildebrando) del 2006 y la de Peña ( a fuerza de las tarjetas Monex ) del 2012 lograron detener a un hombre al que las circunstancias hicieron necesario le llegara su tiempo, Andres Manuel Lopez obrador , hoy Presidente Constitucional de ls Estados Unidos Mexicanos aun, y digo aun porque Zedillo y Calderón intentaron cambiar el nombre oficial de nuestro país por el de sencillamente México, a lado de un estado con el que hace frontera que se llama Nuevo México así sin acento. (De eso hablaremos en otro momento)

En fin que al presidente le ha tocado luchar para llegar y hay muchos que hoy se quejan de que ocupe su tiempo en dialogar con la prensa y de paso con quienes le seguimos en sus alocuciones matutinas

Se que resulta difícil para muchos tratar de comprender si no será pérdida de tiempo, este que él dedica la comunicación directa, que dicho de paso logra momentos emotivos como el del 10 de mayo al llevar como invitadas a uan serie de mujeres representativas de las muchas mujeres que en la nación son madres de familia, no destaco nombres porque todas ellas eran y son importantes y fueron seleccionadas por el reconocimiento intelectual, social y humano en sus trabajos y para amenizar con las tradicionales mañanitas y sentidas canciones propias del momento no llevo a un artista de moda o popular que atrajera la atención de manera articular porque ese momento era para las festejadas, y con un buen mariachi y un cantante que logro un momento esplendido de popularidad ahí se logró el objetivo, sentido y humano que era lo esencial.

Todo lo antes descrito quesera coronarlo compartiendo aquí con usted que El Presidente con su ser y quehacer matinal me recuerda al pedagogo suizo Johann Heinrich Pestalozzi, quien expresara buscando explicar a los maestros sobre el cómo tratar de entender y atender a aquellos a quienes hemos de servir en la educación él decía lo siguiente:

“¿Qué es el hombre en su ser, en lo que tiene de igual, ya esté sentado en un trono, ya se guarezca bajo las hojas de los árboles? ¿Por qué no nos lo dicen los sabios? ¿Por qué los espíritus esforzados no comprenden qué es su especie? ¿No conoce el campesino los bueyes que utiliza? ¿No se informa el pastor de la naturaleza de sus ovejas?

Y vosotros los que utilizáis, y decís al hombre que lo guardáis y conducís, ¿os tomáis el trabajo del campesino por sus bueyes? ¿Tenéis asimismo las preocupaciones que tiene el pastor por sus ovejas? Vuestra sabiduría, ¿es el conocimiento de vuestra especie, y vuestra bondad la bondad del pastor ilustrado del pueblo?

Conocer lo que el hombre es, lo que necesita, lo que te eleva y le deprime, lo que le fortifica y le debilita, es una necesidad, tanto para los pastores de los pueblos como para el habitante de la más humilde cabaña.

En todas partes siente el género humano esta necesidad. En todas partes trata de elevarse con esfuerzos, trabajos y afanes. Por ello se marchitan, descontentas, sus generaciones, y el día último de sus varios períodos, exclama la humanidad que no ha alcanzado el término de su carrera. No es su terminación como el sazonamiento de los frutos en su tiempo, que, después de cumplida su misión, caen en el reposo del invierno.

¿Por qué investiga el hombre la verdad sin orden y sin fin último? ¿Por qué no investiga las necesidades de su naturaleza para construir sobre ellas el goce y la ventura de su vida? ¿Por qué no busca la verdad, que es el sosiego y el placer de la vida, la verdad, que le satisface en lo más íntimo, que desarrolla sus fuerzas, distrae sus días y hace felices sus años?

El hombre, impulsado por sus necesidades, encuentra el camino de esta verdad en lo más íntimo de su naturaleza.
El niño pequeñito, satisfecho, aprende en este camino lo que para él es su madre, quien crea en el amor la esencia de la gratitud antes de que pueda oír la voz del deber y del agradecimiento. En este mismo camino de la Naturaleza —en los deberes filiales— encuentra la ventura de su existencia el hijo que come el pan de su padre y se cobija en su hogar.

Hombre, si investigaras la verdad siguiendo este orden de la naturaleza, encontrarías cómo habías de servirte de ella para tus miras y para tu carrera.

Así como la verdad es para ti, hombre, la necesidad de tu sosiego y de tu paz; así como es para ti la más segura estrella que te guía en tus quehaceres más inmediatos; así como es el sostén en que descansa tu vida, del mismo modo es tu felicidad.

No puedes emplear en este camino cualquiera verdad.”

Es mi modesta opinan que el hombre que bregó más allá del desafuero, de la rapiña a su legítimo derecho a aspirar a dirigir el país en 2006 y 2012 y que ha, no solo sabido, sino visitado pisando a ras de tierra los 2457 municipios de La Nación Mexicana, sigue haciendo un supremo esfuerzo por comunicarse cada mañana con esa Nación y su ciudadanía a la que necesita atender y ha buscado entender en todo este tiempo, pero él también necesita interlocutores que entiendan y atiendan a su visión, que me parece que es humana y vale la pena atender porque a una nación tan lastimada como aun hoy está la nuestra no lo cambia un líder solo lo cambia un líder apoyado por un Pueblo que sueñe, aprenda y trabaje por hacer posible la nación que todos queremos.

Ese es el desafío y lo tenemos que hacer juntos, en consecuencia estimo; es menester que atendamos y entendamos al Presidente

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario