Maestros_del_deporte
Re-creo


Roberto González Ugalde


Maestros del Deporte: Modelos de inspiración y motivación para sobresalir y ser recordado como el mejor.

Desde que el ser humano tiene uso de razón y domina perfectamente su cuerpo, desde que abre sus ojos para ver la luz del día hasta que llega la noche, se mete a su cama, cierra los ojos y descansa, día a día está en un constante aprendizaje y evolución, pero no hay duda de que el mejor maestro que uno puede tener es la vida.

Es cierto, que los primeros que nos enseñan valores como la honradez, tolerancia, disciplina, a comer, hablar, tomar un baño, cortarnos las uñas de los pies, lavar la ropa, trapear, recoger polvo de los muebles, qué cosas son correctas y cuáles no, son nuestros padres y los podríamos ver cómo nuestros primeros “Maestros” porque son lo que nos guían y nos dan lecciones, con base en experiencias y errores, ya que, del alguna manera, ellos también pasaron por el mismo camino que vive su hijo: bebé, niño, adolescente y adulto.

Cuando uno es adolescente y está estudiando la preparatoria o la universidad, suele pasar que, al terminar la clase, el alumno se acerca a hablar con el Maestro y habrá compañeros de clase qué piensen: “Seguro le va a hacer la “barba” para que lo acredite”, pero, contrario a eso, el alumno cuestiona al Profesor, le plantea una duda o simplemente abarcan más de un tema o del mismo. Más adelante, si el maestro llegara a escuchar una conversación de su alumno, que está explicando lo que aprendió con él o lo viera en algún puesto de trabajo importante. En su interior, se ha de sentir contento, porque el sabe que dejó algo valioso en ese “chavo” que un día se acercó a preguntarle a su escritorio y forjó a esa persona que brilla por su actuar.

Existen 4 pilares para ser un gran Maestro en cualquier profesión:

1.- Liderazgo: tiene el poder de dirigir a otros hasta llegar a un fin, su carácter es firme, toma de decisiones dentro y fuera de la cancha, es perseverante y motiva a otros a seguir hacia adelante.

2.- Dominio Técnico: es aquel que sabe los secretos de algo (explicándolo o dándole un por qué) y llevarlo a la práctica, con gestos o movimientos utilizando partes de todo su cuerpo. Conoce todo acerca de su deporte, hasta las reglas de juego.

3.- Estilo propio: es crear algo que está dentro en la mente de uno, lo moldea, trabaja y hace que sea difícil de imitar, pero que a la par, se quede en la mente de todos. Cómo las clavadas y mantenerse en el aire de MJ #23, el parado de CR #7 en los tiros libres y su pegada, las “chilenas” de Hugo Sánchez con el Real Madrid, los lances y vuelos dentro y fuera del Ring de El Santo y Blue Demon.

4.- Formar Escuela: no es más que impartir todo lo que han aprendido dentro del deporte y transmitírselos a otros para que sigan su ejemplo y atraigan a más seguidores, motivándolos e inspirando a romper sus propias metas.

En el deporte, antes de ser “Maestros”, las grandes estrellas pasaron por lo mismo antes de que llegaran a ser quienes son hoy: Messi, Cristiano Ronaldo, Pelé, Pete Sampras, Björn Borg, Roger Federer, Tiger Woods, Mohamed Ali, Alain Prost, Lewis Hamilton, Michael Schumacher, Michael Phelps, Julio César Chávez, Hugo Sánchez, Rafael Márquez, “El Santo”, Blue Demon, Vince Lombardi, Bill Belichick, Tom Brady, por mencionar algunos. Tuvieron que aferrarse al deporte o practicarlo, hasta hacerlo profesionalmente, ya que decidieron cambiar su mundo de adversidades, entorno social, pobreza y sus sueños eran lo que los mantenía despiertos. En ese curso, fueron los hechos o sucesos que los marcaron hasta llegar al éxito, son los que muestran las lecciones aprendidas.

En esta columna hablaremos de algunos deportistas que se la pasaron horas y horas practicando, haciendo ejercicio hasta cansarse, convirtiéndose en ídolos para ser seguidos y alcanzados por muchas generaciones.

Si las canchas de tenis de los torneos más importantes hechas de arcilla, pasto y superficie dura hablarán, dirían: “Nunca en mi vida he visto, una pegada de revés tan exquisita a esa pelota verde y de rayas blancas de impresionante reflejos y precisión, que batalla por cada juego, punto, set y partida y le permita sentirse en la gloria levantando cada título en sus manos, sabiendo que todo ese sudor de arduo entrenamiento, empeño, dedicación, fatiga muscular, lesiones, derrotas y nuevos triunfos valieran la pena por estar en la cima del mundo y funcionar cómo un “reloj suizo”, enalteciendo aún más su legado. Les presento al gran tenista, Roger Federer.

Roger Federer nació en 1981 en Binningen, Suiza. Las Fuerzas Armadas de Suiza lo hicieron cumplir el Servicio Militar, pero, en 2003, lo consideraron no apto por un problema de espalda. De niño, le gustaba practicar viarios deportes. Además del tenis, jugaba baloncesto, bádminton y tenis de mesa, aunque también jugaba futbol en las fuerzas inferiores del Club Basilea, pero se decidió por el tenis. Tiene en su haber 20 títulos individuales de Gran Slam.

Federer, cuando tenía 4 años admiraba a Boris Becker, ídolo de su infancia, viéndolo ganar su primer título de Wimbledon en 1985. Ese momento hizo que empezara a seguir los partidos de tenis por la tele, empezando a practicarlo a la edad de 10 años.

Tiger Woods, nació en 1975 en Cypress, California. Es uno de los golfistas estadounidenses más importante de todos los tiempos. Tiene 15 torneos de categoría “major” y es el segundo jugador con más “majors” ganados en la historia del golf. Este 2019, fue el renacer de su leyenda, ganando el torneo de golf “Masters de Augusta”, tras haber pasado por una severa dolencia en la espalda.

A la edad de 2 años comenzó a jugar golf y saltó a la fama al ganar tres Abiertos de Estados Unidos Amateurs consecutivos antes de tener 20 años.

En 1996 decide hacerse profesional y en solo tres meses ganó dos torneos profesionales. Cuando avanzaba la tecnología con el “Windows 97” por allá de 1997, Tiger sorprendió a todos al ganar el “Masters de Augusta”, a los 21 años, siendo así la persona más joven en ganar un “major”.

Michael Jordan, nació en 1963, en Nueva York. Es considerado por aficionados y especialista como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Se retiró en 1999, después de que jugó 13 temporadas con los Chicago Bulls. Aunque volvió con los Wizards de Washington, retirándose definitivamente de las duelas en 2003. Ganó 6 anillos con los Bulls, 10 títulos de máximo anotador, 5 MVP de la temporada y 6 MVP de las Finales.

LeBron James, nació en 1984 en Akron, Ohio. Desde temprana edad,” El Rey” LeBron, adquirió un gran instinto por el baloncesto, porque se la pasaba mucho tiempo jugando con el aro y un balón que le regaló su mamá Gloria. Cuando entró al colegio, le costaba trabajo hacer amigos y se sentía avergonzado por la vida familiar que llevaba. Fue en el baloncesto donde se desahogaba para mostrar sus emociones y en esos momentos difíciles ¿A quién creen que admiraba? Su estandarte y antecesor de su estilo de juego, ahora en las “duelas”, Michael Jordan. Cuando llegó en 2003 a la NBA, para los Cavaliers Cleveland, decidió jugar mejor que su Mentor hasta alcanzar hoy en nuestros días 3 anillos de campeón NBA.

Alain Prost llegó a este mundo en 1955. Es un expiloto que corrió en la Formula 1 siendo de los más exitosos de todos los tiempos. Compitió en un periodo entre 1980 y 1993 con 51 triunfos, 106 podios, 4 campeonatos mundiales y cuatro subcampeonatos. Algunas de sus marcas permanecieron imbatidas durante varios años, hasta que Michael Schumacher las rompió en la década de los 2000. Imagínense, lo apodaban “el Maestro o el Profesor” por su manera metódica de conducir a grandes velocidades. Todo lo hacia minucioso, cuidaba los mínimos detalles de su monoplaza, cada parte de su conducción, en la pista daba la impresión de que manejaba con lentitud por su manejo pulido, pero su técnica, era rápida y efectiva. La rivalidad que sostuvo con Ayrton Senna fue la mejor en la historia del automovilismo porque estaban muy por delante de casi cualquier otro de su época. Mucho después de la muerte de Senna, el mismo Prost reconoció que sin el brasileño no hubiera sido nada igual, porque los dos se retroalimentaban gracias a su rivalidad. Los 80’s fue quizás, la década de oro de la Fórmula 1.

¿Quién lo hace mejor que él en el siglo XXI? Nada más y nada menos que, el piloto británico Lewis Hamilton. Hamilton ha corrido en la Formula 1 desde 2007 hasta 2012 con la escudería McLaren con la que salió campeón en 2008. A partir de 2013 se hizo piloto de Mercedes, siendo campeón en 2014, 2015, 2017 y 2018. Posee un palmarés de 74 carreras ganadas con 134 podios, 84 poles y 41 vueltas rápidas. A la edad de 10 años firmo un contrato con McLaren. Por si fuera poco, en 2008, gana la Fórmula 1, siendo el piloto más joven en lograrlo con 23 años.

Vince Lombardi. Fue entrenador de futbol americano de los Green Bay Packers entre 1959 y 1967. Con ellos, ganó los 2 primeros Súper Bowls de la historia (ambos como entrenador) su récord de temporada regular y de Playoffs es de 105 victorias, 6 empatados y 35 perdidos. Lamentablemente murió en 1970 de un cáncer de colón y una semana antes de que muriera, la NFL decidió nombrar al trofeo campeón de Súper Tazón “Trofeo Vince Lombardi” en su honor.

¿Qué entrenador actualmente de la NFL se acerca a esa grandeza? No hay otro, Bill Belichick. El hoy entrenador de los Patriotas de Nueva Inglaterra. Tras 15 largas temporadas de liga, como asistente. Bill, recibió trabajo como entrenador en jefe de Cleveland Browns en 1991 y con cinco temporadas y solamente una con registro ganador, fue despedido. Pero, al igual que, Tom Brady, llegó al equipo de los Patriotas de Nueva Inglaterra en el año 2000, como entrenador en jefe. Belichick ha llevado a los Patriotas a 9 Súper Tazones, de los cuáles, ha ganado seis. No por nada, esta mancuerna entre Belichick y Brady, le llaman “Dinastía” dentro de la NFL.

Fíjense, la historia de Tom Brady es motivadora. Él nace en 1977 en San Mateo, California. En los años 80’s se volvió fanático del quarterback, Joe Montana. Para Brady desde entonces, Joe Montana se hizo su inspiración e ídolo. Antes de pasar a la NFL, fue quaterback de la Universidad de Michigan y hasta la sexta ronda, en la posición # 199 del Draft de la NFL del 2000, lo eligieron los Patriotas de Nueva Inglaterra. En la temporada 2001 de la NFL, lo hacen quaterback titular del equipo y esa misma temporada, lleva a los Patriotas al Súper Tazón XXXVI ante los Rams. En el partido más importante de su vida, sale victorioso y en ese instante, es el quarterback más joven en ganar un Súper Bowl. ¿Y Hoy, Cuántos anillos de Campeón de NFL tiene? ¡Seis! Ningún otro quarterback tiene más anillos que él.

¿A poco no les impresionó la historia de estos deportistas? Así es, en un principio eran cómo usted y yo: unos alumnos y bien dice esa frase: “el alumno superó al maestro”. Ellos son los “Maestros”, “Masters” a seguir, son inspiracionales, motivadores que nunca se rindieron.

Por eso en este mes de mayo, a nombre de todos los alumnos del mundo, quiero agradecerles a esos Profesores que conocimos en la primaria, secundaria, preparatoria y universidad, al igual que el abogado que resuelve un caso, un ingeniero que construyó un enorme rascacielos, los carpinteros, médicos, preparadores físicos, ¡Todos! “To-dos” son Maestros. Por entregarnos sus conocimientos cada hora durante los siete días de la semana, nos dieron técnicas para mejorar nuestras habilidades, ser grandes personas e incitar a otros a que sean cómo nosotros y alcancen sus sueños de niños les decimos. ¡Feliz Día del Maestro!

Roberto González Ugalde
Lic. en Periodsimo especializado en Futbol Soccer. Universidad CEU PART

Agregar comentario