6509_la_monta%c3%b1a
Tarea

Poesía coral

Melody A. Guillén


Oración

Madrecita, tú que me recibiste,
indefensa criatura
en esta fecunda tierra,
donde bebí mi primera bocanada de viento
y me bañaron tus aguas dulces
sabor a cielo.

Mientras me recuesto en tu regazo,
aquieta mis pensamientos.
Tómame entre tus brazos,
caricias de corazón
le pido yo a tus poderosas manos.

Deja que mi ánima envuelta en tus verdes faldas
vibre equilibrada
porque así acomodarás el peso
que hoy llevo en la espalda.

Que tu música de cascabeles
me susurre el tiempo
hasta que las horas
se conviertan en acariciante viento.

Con paciencia espera que mis plantas
suelten sus raíces
y corran sonrientes, confiadas y libres.

Prepara el fuego que consuela y abraza
para cuando vuelva con el alma desgastada
llorando consuelo y buscando reparador consejo,
o hasta que mi cabellera
esté completamente blanca
y sólo te pida reposo eterno.

Melody A. Guillén
Docente de educación básica.

Agregar comentario