Ni%c3%b1o
Sala de Maestros

Maestros en la historia

Jesús Caballero y Díaz


¿Es la ruptura de paradigmas causa o efecto de una nueva era?

César Güemes en La jornada en 1998 entrevista a Horst Kurnitsky y en el artículo que cabecea propone: México, terreno propicio para la medievalizacionn.¿?

En mis estudios del siglo XXI descubrí informaciones con un hilo que ataba en entendimiento del origen de la clase social que domina al país y la clase de dominio con que nos ha sujetado: desde la explotación de los recursos naturales, entre ellos el trabajo humano hasta los políticos, incluida la educación los criollos de origen español, luego aliados a los nuevos criollos de origen mediterráneo creando diferencias espirituales, una: la del orgullo dominador, otra la de la humildad del dominado, recogí unas páginas ya muy repetidas , aunque aún vigentes, hoy las integro con las de Horst Kurtnitsky que me permitieron ubicar mi historia con la de los historiadores en los conceptos de la Historización europea y americana a los que llamado: La edad antigua, la edad moderna y el posmodernismo.

Ante la Cuarta transformación se pone al descubierto lo que ocultó que esa clase gobernante: el desarrollo de la corrupción de los fines humanistas, liberales y proletarios de los gobiernos independentistas. Daniel Cosío Villegas nos descubrió quienes fueron en el México de la segunda mitad del siglo XX: los posrevolucionarios se habían matrimoniado con los residuos de la burguesía porfirista que maduró en el nuevo concierto pianista que llegó hasta los días de l2019.

Mis propios datos como que se validaron con tales afirmaciones y aquí las apunto:

Desde los últimos días de la antigua Meshico-Tenoshtitlan, los conquistadores llegaron, denigraron a los meshicas, los declararon salvajes, no dignos de la civilización conquistadora, derribaron a sus dioses, prototipos de sus valores, les capturaron sus ciudadelas, se robaron sus tesoros, para ello se aliaron con los otros pueblos que acusaron a los meshicas de un dominio imperial, abusivo y juntos armaron la última batalla hasta dejar a la potencia mesoamericana difícil mensaje de recuperar su lema: “mientras todo exista, existirá el aroma,el color, la belleza de Meshico-Tenoshtitán”, Y sin embargo, el orgullo, la dominación militar religiosa autosufciencia, el poder político, la redujo a los testimonios lastimeros rescatados por el Dr León Portilla en el documento nombrado: ”Visión de los vencidos”.

El paradigma mesoamericano meshica finalmente sucumbió frente a otro extraño poder: el de la hegemonía europea, encarnado en el poder del Vaticano, del reino de Castilla y la Banca Genovesa, desde entonces financiera de todas las empresas colonizadoras p de los pueblos y naciones americanas. Africanas y asiáticas, el nuevo paradigma fue La Colonización—Marc Ferro—hegemonía del poder feudal europeo sobre los pueblos descubiertos y conquistado. Ellos se denominaron superiores y los otros inferiores. Fue el inicio de la Globalización.

El nuevo paradigma de la edad antigua impuesto en América fue el cristianismo de Las Cruzadas contra los infieles, en que los reinos de Castilla y Aragón expulsar del territorio español a los musulmanes y los judíos, no solos a los pueblos, también a sus culturas, satanizándolas.

El paso de la conquista a la colonización de América se dió en el barroco reinado de Felipe II, rey de España, quien desde el Concilio de Trento formalizó, la alianza del Vaticano con el imperio español con los fines de vencer y contener la Reforma religiosa y política y protestante proclamada en el Concilio de Trento. En él se formalizaba la colonización en la la vida colonial americana con los deseos de mantener y de perpetuar esa hegemonía, con ello imponerla hegemonía de la Corona española y la fé cristiana, más allá de la razón humanista y a través de la fuerzas políticas y represivas tardíamente medievales legitimando su dominación, mientras en el mundo europeo campeaba el humanismo renacentista de reconocimiento de la razón del hombre individual y con ello la valoración en la capacidad para construir su presente y su futuro , culturalmente se llamó a esa etapa: El barroco, de hallazgos artísticos, iiterarios que solo sirvieron para legitimar y mantener esa hegemonía con una pretensión de infinitud. Y parece que esa cultura se manifiesta en las generaciones que dominaron y dominan al México independiente.

Horst Kurnitsky propone un hallazgo en su libro de 1998:” Vertiginosa Inmovilidad: los cambios globales de la vida social” Desde la época colonial, la sociedad mexicana vivió un eclecticismo cultural y no un sincretismo en el sentido original de la palabra: una adoración al poder cultural y al eurocentrismo.”

Y continúa: “En este sentido, en su autoritarismo, su falta de proyecto de vida y su eclecticismo artístico y en la vida inmediata, el México colonial se puede ver como un mundo posmoderno avant la lettre. El posmodernismo en el México de hoy se mueve en la continuación de esa tradición, caóticamente reunida en el postmodernismo de la global village actual

Kurnitstky descubre el punto del círculo que une los residuos de la edad antigua colonial con los tiempos del posmodernismo en que se creó la globalización capitalista con su modelo neoliberal.

“En realidad la modernidad es un proyecto de unasociedad iluminada o ilustrada en el sentido de participación del pueblo en todos los asuntos políticos y culturales, es el proyecto de una sociedad justa y de bienestar”.

“Posmodernismo significa acabar con esos fines porque pretende que ya se ha llegado a esos sean: individuales o sociales”.

Posmodernismo es este tiempo. Según Kurnitsky explica:” La utopía del mercado era originalmente el lugar de la síntesis social, donde las personas no solo intercambiaban mercancías, también ideas, capacidades, todos los asuntos de su cultura y su vida social en cambio: “La economía globalizada es una economía de concentración de fuerzas productivas. Así tiene una tendencia inherente a la monocultural. Las culturas particulares desaparecen o reviven como elementos folklóricos en la cultura global” Como todo los Imperios, la economía globalizada absorbe sus regiones marginales y pone sus productos en el mercado…la diversidad que se queda en los elementos decorativos, es aparente”.

Seguimos la huella de Kurnitsky: “Con la globalización y la desaparición del mundo socialista vivimos el mundo único de El Primer Mundo que ha entrado en un proceso de deterioro y de descomposición de las relaciones sociales que comparte con el tercer mundo con pérdida del sentido histórico, de la función política, de la cohesión social y de omisión de los fines sociales. En ese sentido México comparte la disolución social y una explosión de violencia en todos los niveles. La tendencia mundial a la medievalización (la edad media) encuentra en México una tierra ya preparada: corporaciones y familias señoriales que posteriormente se han transformado en mafias que dominan desde la época colonial la vida en México.

Kurtnitsky así mostró el obstáculo interior a el cambio mexicano en tal trayectoria y ante estas premisas, César Güemes propone a Kurtsinsky que concluya y mencione algunas líneas de trabajo para favorecer a los grupos mayoritarios y éste propone:

“En realidad se requiere de un nuevo concepto económico y social discutido por todos y ejecutado por instituciones que representen la verdadera voluntad común. Se requiere un programa social y económico que controle la concentración y flujo de capitales y que convierta a la sociedad en dueña del mercado” hermosa utopía a la que Kurtsinsky arma como necesaria, la posibilidad que halle:

“la democratización que quiere decir la confrontación de la diversidad bajo condiciones equibradas de formación cultural e información. No puede existir democracia donde hay analfabetismo o extrema desigualdad de información y educación, donde hay unos que imponen y otros que obedecen y se someten. La democratización requiere un estado de derecho y el respeto a los derechos humanos, incluidos los económicos. Los derechos humanos no se pueden realizar donde no hay garantía de sobrevivencia económica.

El nuevo proyecto educador deberá ser según esto: un movimiento de muchas generaciones, de muchos países, las clases populares deberán alcanzar una nueva espiritualidad a partir de los nuevos democráticos aprendizajes sociales y empoderar a los niños y adolescentes en el inicio de su propio proyecto educativo personal, para ir descubriendo la capacidad de dirigir su inclusión en los proyectos escolares y sociales democráticos, apoyados en el proyecto escolar, responsabilidad del director y la comunidad, esto sería la iniciación en la vida democrática que deberá ser apoyada por el estado y nuestro proyecto democrático para liberarnos de esa condición confesional, positivista y liberal de antigüedad esclavista, de la modernidad justa y el de la posmodernidad del capitalismo financiero neoliberal.

No debemos olvidar que Capitalismo financiero también fraguó las educaciones superiores para sistematizar y desarrollar sus facultades de dominio del mundo natural, de la economía, de los estados y de la humanidad, son las maquinas inteligentes que no advierten las crisis que han producido, aunque nuevas generaciones comienzan a salirse de la ratonera.

Hoy México es uno de los estados que se han propuesto esa transformación, sus enemigos internos y los internacionales se opondrán e intentarán evitarlo, aunque confío en que las nuevas generaciones ya mostraron el músculo recuperador de su identidad y de compromiso con el nuevo y propio proyecto. Hay muestras de que se puede en Oriente principalmente, aunque no hay que perder de vista en Sudamérica una especie de supremacista neofascista como fuerte amenaza a la democracia popular.

Las escuela confesional hizo su sistema educativo para imponer su imperio, la escuela individualista humanista descubrió los derechos individuales para superar el estado absolutista y desarrollar el mundo capitalista, las escuela superiores del capitalismo financierita uncen a los universitarios en la producción de tecnologías para sostener su dominio y los encuentran, según algunos analista, aunque dentro de ellas no faltan los nuevos rebeldes que se sumarían a las mayorías democráticas. En consecuencia la nueva democracia popular debera crear un novísimo sistema educativo para legitimar, expresar, mantener y expresar su existencia actual y su futuro.

En lo personal cada día veo menos , aumento la graduación cada año, las letras se me intrincan y a las ideas dejan escapar; intentaré cada día contribuir a las nuevas posibilidades educadoras de la UPN, no defraudar a mis amigos, quiero ver con gusto el cambio democrático de esta institución que nació para servir al estado neoliberal, pero cuyo personal de primera mano antagonizó proponiendo el primer proyecto democrático universitario que ha sufrido muchos avatares, los que han sido afrontados y transformados por la generación académica actual.

Confío en ellos, en ustedes para ir más allá hasta ser parte de la nueva democracia popular.

Pueblo de la Candelaria, Coyoacán
Ciudad de México a22 de abril del 2019.

Jesús Caballero y Díaz
Maestro y formador de docentes

Agregar comentario