6418_colosio-amlo
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Colosio/Miroslava… al tiempo

Si AMLO presidente quiere hacer justicia a mi padre, entonces que la haga.

Luis Donaldo Colosio Riojas

El magnicidio y/o aun el simple homicidio, es la última rabieta del que se sabe o estima poderoso así sea este un grupo o persona que no acepta contrapesos y verdades ajenas a sus intereses, por ello les es imprescindible eliminarlos de su espacio de acción.

Así advertimos como el caso Colosio se dio en el atardecer en Lomas Taurinas aquel 23 de marzo de 1994 al matar a Luis Donaldo Colosio Murrieta de un par de tiros ante los ojos atónitos del mundo.

A él quien era al momento un prominente político que de hecho siguiendo la tradición en el país parecía ya estar en la antesala de la Presidencia de la Republica.

El Caso de nuestra compañera periodista Miroslava Breach Velducea se da también un 23 de marzo pero del 2017 cuando minutos antes o después hay quien dice fue a las 7:06 de la mañana la comunicadora fue ultimada de 8 disparos cuando esperaba que su hijo saliera de su casa ubicada entre las calles José María Mata y Río Aros, colonia Las Granjas, de esta ciudad de Chihuahua para llevarlo a la escuela.

LA TERCA MEMORIA

Ambos casos se unen este día que se escriben estas líneas (ayer 23 de marzo) y ambos duelen, y mucho por lo alevoso y nefasto de la forma que se sucedieron, en el primer caso Lomas Taurinas era una “ratonera” literalmente a donde se llevó sin haber estado en agenda al martirio a Colosio .

Hay por demás referentes del actuar en sus últimos días de campaña como “candidato hostigado” por no plegarse a los designios del Imperio en turno, que le presionaba de manera exógena con el amago del Subcomediante Marcos y endógena de una lucha intestina por el poder al interior de su partido, misma que derivó en su remoción por vía del magnicidio.

Qué tanto pesó en su muerte aquel discurso del acto conmemorativo del LXV Aniversario del PRI en el Monumento a la Revolución. Marzo 6, 1994 quizás un día lo sabremos, sólo destaco aquí fragmentos de ese discurso que aún están tan vigentes, como la triste realidad que persiste después de la larga noche del neoliberalismo en la que poco ha cambiado el país 25 años después;

Habla Luis Donaldo; “Compañeras y compañeros de partido;

Compatriotas:

… Aquí está el PRI que reconoce que la modernización económica sólo cobra verdadero sentido, cuando se traduce en mayor bienestar para las familias mexicanas y que para que sea perdurable debe acompañarse con el fortalecimiento de nuestra democracia. Esta es la exigencia que enfrentamos y a ella responderemos con firmeza…

Amigas y amigos del partido:

…Los ideales de la Revolución Mexicana inspiran las tareas de hoy. La Revolución Mexicana, humanista y social, nos exige y nos reclama. La Revolución Mexicana es todavía hoy nuestro mejor horizonte.

…Hoy vivimos en la competencia y a la competencia tenemos que acudir; para hacerlo se dejan atrás viejas prácticas: las de un PRI que sólo dialogaba consigo mismo y con el gobierno, las de un partido que no tenía que realizar grandes esfuerzos para ganar…

…Reformar el poder significa llevar el gobierno a las comunidades, a través de un nuevo federalismo. Significa también nuevos métodos de administración para que cada ciudadano obtenga respuestas eficientes y oportunas cuando requiere servicios, cuando plantea sus problemas, o cuando sueña con horizontes más cercanos a las manos de sus hijos…

…Por eso es que también hemos resuelto dar transparencia a todos nuestros gastos.

(N.A aquí aun sin querer me acorde de AMLO)

En estos meses de intensos recorridos por todo el país, de visita a muchas comunidades, de contacto y diálogo con mi Partido y con la ciudadanía entera, me he encontrado con el México de los justos reclamos, de los antiguos agravios y de las nuevas demandas; el México de las esperanzas, el que exige respuestas, el que ya no puede esperar.

…Un México de maestras y de maestros, de universitarios, de investigadores, que piden reconocimiento a su vida profesional, que piden la elevación de sus ingresos y condiciones más favorables para el rendimiento de sus frutos académicos; técnicos que buscan las oportunidades para aportar su mejor esfuerzo.

Todos ellos son las mujeres y los hombres que mucho han contribuido a la construcción del país en que vivimos y a quienes habremos de responderles…

EDUCACION LA GRAN PREMISA

La educación es nuestra más grande batalla para el futuro. A ella destinaremos mayores recursos.

Es la hora de reformar el poder, de construir un nuevo equilibrio en la vida de la República; es la hora del poder del ciudadano. Es la hora de la democracia en México; es la hora de hacer de la buena aplicación de la justicia el gran instrumento para combatir el cacicazgo, para combatir los templos de poder y el abandono de nuestras comunidades.

¡Es la hora de cerrarle el paso al influyentísimo, a la corrupción y a la impunidad!

Es la hora de la Nación. Es la hora de ser fuertes todos haciendo fuerte a México. Es la hora de reafirmar valores que nos unen. Es la hora del cambio con rumbo seguro para garantizar paz y tranquilidad a nuestros hijos.

La única continuidad que propongo es la del cambio; la del cambio que conserve lo valioso. Queremos un cambio con responsabilidad en el que no se olvide ningún ámbito de la vida nacional; queremos un cambio democrático para una mejor economía, para un mayor desarrollo social. Y hoy existen las condiciones para lograrlo; la sociedad lo demanda.

Hoy queda claro que los cambios no pueden ser ni marginales ni aislados. La vía del cambio corre en igual sentido y en igual intensidad y urgencia por el campo de la política, por el campo de la economía y del bienestar social.

Con firmeza, convicción y plena confianza, declaro: ¡Quiero ser presidente de México para encabezar esta nueva etapa de cambio en México!

Amigas y amigos; amigas y amigos:

Asumo el compromiso de una conducción política para la confianza; una conducción política responsable, para llevar a cabo los cambios que requerimos, para cerrarle el paso a toda intención desestabilizadora, de provocación, de crisis, de enfrentamiento.

Haremos de nuestra capacidad de cambio el mejor argumento para convocar a la confianza de los mexicanos, para garantizar la paz, para fortalecer nuestra unidad.

Somos una gran Nación porque nos hemos mantenido básicamente unidos, pero con respeto a la pluralidad.

Queremos un México unido, queremos un México fuerte, queremos un México soberano. Un México de libertades, un México con paz, porque son amplios los cauces de la democracia y de la justicia.

Hay sitio para todos en el México por el que luchamos afanosamente.

Soy un mexicano de raíces populares. Soy un mexicano que ha recorrido en muchas ocasiones nuestro país, que no cesa de maravillarse ante la gran variedad y riqueza humana de nuestra patria y que no cesa tampoco de advertir carencias y dolores.

Me apasiona convivir, compartir, escuchar y comprender al pueblo al que pertenezco. Aprendo diariamente de sus actitudes francas, de sus actitudes sencillas.

Reitero que provengo de una cultura del esfuerzo y no del privilegio. Como mis padres, como mis abuelos, soy un hombre de trabajo que confía más en los hechos que en las palabras. Pero por eso mismo, soy un hombre de palabra, un hombre de palabra que la empeño ahora mismo para comprometerme al cambio que he propuesto: un cambio con rumbo y con responsabilidad.

El gran reclamo de México es la democracia. El país quiere ejercerla a cabalidad. México exige, nosotros responderemos.

Como Candidato a la Presidencia de la República, estoy listo también.

Demos nuestro mayor esfuerzo en ésta elección.

Vamos a echarle ganas.

No hay que bajar la guardia.

Vamos por la victoria.

Ganémosla con México y ganémosla para México.”

Días después todos sabemos lo que sucedió aquel 23 de marzo del mismo 1994 en Lomas Taurinas en Tijuana, las arteras balas que truncaron esos sueños, pero aquí está el legado aquí el discurso aun por cumplirse de Luis Donaldo y cuando veo cada mañana en sus conferencias mañaneras a quien dice cenó con Luis Donaldo dos días antes de su muerte aquel 21 de marzo de 1994 me refiero al hoy Presidente Constitucional de Los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador, deseo que sea capaz de propiciar este cambio anhelado también por Luis Donaldo para transformar a México DESDE DENTRO Y DESDE ABAJO y no me cabe duda que hay posibilidades de lograrlo.

Dejo aquí el tema Colosio pues con el dolor de la perdida y la alegría de la esperanza de quien apenas ha cruzado 100 días de tarea directa en la función dando ya muestra de oficio y frutos de su trabajo a favor de ese Pueblo que Ambos se deseaban servir.

DECIA HACE UN AÑO, LO REITERO HOY QUE…

La muerte de Miroslava Breach Velducea nuestra amiga y compañera de oficio, nos obliga a reflexionar también estos días, sabemos se ha hablado mucho y mucho se ira aun de su ser y su quehacer, lo cierto es que su muerte le sembró en el colectivo de nuestra sociedad como la de Colosio y su vigencia es parte- ya no de su muerte, sino de su vida- baste ver la vigencia que en la prensa nacional e internacional su caso ha desarrollado, y mantiene, recuerdo sólo para quienes creyeron que su muerte física la eliminaría, que no calcularon bien ya que su muerte más bien la sembraría en nuestro ánimo de búsqueda de justicia para ella y para todos los periodistas caídos .

Vaya para ella aquí un espacio de memoria y para su familia nuestra solidaridad sumando a su familia sanguínea a la profesional que somos todos, ya que como en el Caso Colosio TODOS SOMOS LOS DEUDOS DE ESTAS TRAGEDIAS que recordamos con tristeza y con esperanza porque el tiempo de la justicia y la verdad. Se va haciendo presente con un nuevo régimen que no tolera el engaño y dígase lo que se diga, no le apuesta al olvido.

AL TIEMPO…

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario