6370_escopetas
LA CLASE

Tema del mes

Sergio Olguín Espinosa


Otredad y la cuata de mi abuela

Nací en la década de los setentas (1975), soy el más joven de mi casa, tengo dos hermanas mayores 9 y 11 años respectivamente es la diferencia que tengo con ellas, mi padre un Servidor Público dedicado en cuerpo y alma a su trabajo, mi madre una Maestra dedicada sus hijas, y debido a la gran diferencia de edades con respecto a mis hermanas me llevó a crecer en un ambiente solitario, a aprender que yo debería valerme por mi mismo, a absorber las dolorosas formas de crecer solo.

Mi mundo era mío, solo mío, sin embargo, existía una persona que vivía en la casa, ella era mi abuela materna, Josefina, un persona de un carácter duro, dueña de ranchos, su principal accesorio era una escopeta cuata calibre 18 (misma que conservo con mucho cariño), el carácter era sobresaliente con una mirada dominaba a sus peones, a sus trabajadoras y sobre todo a mi abuelo, vi como ella a lo largo de su andar, se fue quedando sola, tal y como yo comencé mi vida. Acercarme a ella fue sin duda una experiencia que me marcó en mi vida, vi reflejado el esfuerzo diario para que su rancho tuviera todo, para que a sus vacas no les faltara pastura, aprendí que la única forma de salir adelante es haciendo con pasión lo que te gusta, disfrutar de pequeños momentos como tomar helado con coca cola, así como a comer galletas de contrabando; en fin en ella vi reflejado el esfuerzo y la experiencia, agradezco a Dios y a ella haberme dado las bases para pretender ser lo que soy.

23 enero de 2019

Sergio Olguín Espinosa

Agregar comentario