6315_autonomia_curricular
LA CLASE


Verónica Arista Trejo
Felipe Bonilla Castillo


La autonomía curricular, 'impuesta' en los centros escolares como parte de la Reforma Educativa 2018

La escuela del mundo al revés es la más democrática de las instituciones educativas. No exige examen de admisión, no cobra matrícula y gratuitamente dicta sus cursos, a todos y en todas partes, así en la tierra como en el cielo: por algo es hija del sistema que ha conquistado, por primera vez en toda la historia de la humanidad, el poder universal. En la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho, a hundirse. Las víboras aprenden a volar y las nubes aprenden a arrastrarse por los caminos.

Eduardo Galeano. Patas Arriba

Durante el sexenio 2013-2018, se presentó el Plan Nacional de Desarrollo, en el que se establecen las metas de la política pública a llevar a cabo, entre ellas:
1. México en Paz
2. México Incluyente
3. México con Educación de Calidad
4. México Próspero
5. México con Responsabilidad Global.

Asimismo, se establecieron tres estrategias transversales: Democratizar la productividad, Un Gobierno Cercano y Moderno y; Perspectiva de Género.

El presente artículo está referido a la Meta de Educación con Calidad, que corresponde a la Secretaría de Educación Pública y, como atribución le compete elaborar el Programa Sectorial de Educación (PSE) teniendo como propósito: “Elevar la calidad de la educación con equidad, este se fundamenta en el artículo 3o Constitucional y en la Reforma Educativa que modificó la Ley General de Educación; y creó las leyes generales del Servicio Profesional Docente y la del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, y en las leyes generales de Igualdad entre Mujeres y Hombres, la de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia e distintos instrumentos internacionales” 1

Por educación de calidad, en el Programa Sectorial de educación se señala que: “además de ser una necesidad imperiosa, es una demanda social inaplazable. Son múltiples los factores que intervienen para hacerla posible; se trata de un proceso que exige la conjugación de los esfuerzos de maestros, alumnos, padres de familia, autoridades y toda la sociedad. Reclama espacios dignos, equipamiento, materiales didácticos, planes y programas de estudio y medios que hagan posible la construcción de ambientes escolares que favorecen el aprendizaje. La educación también exige de la convivencia armónica en las comunidades, del acceso a bienes culturales, y de los servicios que favorezcan una población saludable y bien alimentada. El Gobierno Federal se propone atender a cada uno de estos factores, internos del sistema educativo y externos a éste, para impulsar la educación de calidad”2

Entre los aspectos antes señalados, el referido a la elaboración de planes y programas de estudio, el documento denominado Aprendizajes Clave, se integra por tres componentes, el primero refiere a Campos de Formación Académica, el segundo a Áreas de Desarrollo Personal y Social y; el tercero a los ámbitos de Autonomía Curricular.3

Por ser la finalidad del artículo, haremos referencia al componente de autonomía curricular que se compone de cinco ámbitos:

1. ampliar la formación académica,
2. potencializar el desarrollo personal y social,
3. nuevos contenidos relevantes,
4. conocimientos regionales y,
5. proyectos de impacto social.

Como se observa, todos los ámbitos tienen diferentes campos semánticos, sin un enfoque pedagógico y didáctico y con nula relación curricular con los contenidos educativos de los otros dos componentes. Esto es un claro ejemplo, de lo que es una educación no integral, al carecer de fundamentos pedagógicos, de congruencia, secuencia y profundidad curricular.

El componente de autonomía curricular se implementó en los tres niveles de educación básica a partir del ciclo escolar 2018-2019, previo a la implementación se llevó a cabo un proceso de prueba denominado fase 0, la cual tuvo muy poca seriedad para su implementación, pues sólo se llevó a cabo en 138 escuelas sin criterios de selección, por ejemplo, en la Ciudad de México se seleccionaron cuatro escuelas, mientras que en otros estados como Guanajuato y Edo. De México fueron 10 y 12 respectivamente. Esto denota un nivel de improvisación, de falta de cálculo básico y de interés para considerar una muestra representativa a nivel nacional y por la diversidad de contextos sociales y económicos de las poblaciones del país. Prueba de ello, es que sin las mínimas consideraciones de las características de ubicación de las escuelas, se implementó la fase 0.

Para considerar la implementación de la autonomía curricular, hemos tomado como referencia la metodología del diseño de políticas públicas, como una tarea que considera diversos aspectos, por ejemplo, de economía, ciencia política, estadística, administración pública, derecho, sociología, antropología, psicología, comunicación4.

En este sentido, para el análisis del componente de autonomía curricular, se consideran “ocho pasos” que propone Eugene Bardach5 como se muestra en el siguiente esquema:


Fuente. Elaboración de Verónica Arista Trejo.

Este proceso, permite hacer el análisis de las políticas públicas y contribuye a la eficiencia y eficacia de las acciones gubernamentales.

1. Definición del problema.

Como parte del contexto para llevar a cabo la implementación de una Reforma Educativa, las autoridades de ese sexenio señalan como propuesta un modelo que se propone hacer efectivo el derecho a la educación, a partir de principios como la educación inclusiva, la eliminación de las barreras que impiden el aprendizaje y la participación de los alumnos, con especial énfasis en aquellos que presentan condiciones de vulnerabilidad. Elementos que, en la actualidad, distan mucho de lo que se pretendía y se alcanzó, pues un ejemplo, es la pobreza del Programa de Inclusión y Equidad Educativa que se llevó a cabo en esta administración, puesto que en la Ciudad de México la población indígena y migrante no se consideró en los dos últimos años 2017 y 2018, para contar con recursos para mejorar sus condiciones educativas.

2. Obtención de información

La reforma que inició en 2012 con Emilio Chuayfette como Secretario de Educación Pública, responde a los requerimientos antes mencionados, de ahí que en 2014 la SEP organizó un proceso con más de 15,000 participaciones, que solicitaban la elaboración de un nuevo modelo educativo. Como conclusión se señaló que “Había un modelo educativo vertical, que en el siglo XXI ya no puede ser vigente, por las nuevas capacidades que se necesitan”6, esta fase implicaría lo que se denomina como recopilación de información, misma que sería complementada con la serie de foros que se organizaron en 2016 con el Secretario de Educación en turno, Aurelio Nuño. Con estos foros se convocaron a maestros, académicos, padres de familia, investigadores, estudiantes, legisladores, autoridades, organizaciones sociales y en general a toda la población para que expusieran sus puntos de vista. En general en las consultas se observa la ausencia de los docentes frente a grupo, que son los que podían dar fe de las necesidades y fortalezas de las escuelas, en particular de educación básica, pero si la presencia de escuelas y empresas de la iniciativa privada, especialmente editoriales.

3. Construcción de alternativas

Finalmente, con la publicación del Acuerdo 12/10/17 por el que se establece el documento Aprendizajes Clave para la educación integral. Plan y programas de estudio para la educación básica a casi un año de la conclusión del sexenio se da a conocer la propuesta curricular. Donde como alternativa, se ofrece un modelo curricular que consta de 3 componentes:

1. Campos de Formación Académica

2. Áreas de Desarrollo Personal y Social

3. Ámbitos de Autonomía Curricular

El componente de Autonomía Curricular, se da a conocer y cuenta con pocos elementos que den claridad a la forma en que debía operar, si bien se presenta como una innovación en el modelo educativo.

La Autonomía Curricular, se rige por los principios de la educación inclusiva y pretende atender las necesidades educativas e intereses específicos de los estudiantes.

Se dice que es un componente flexible, de observancia nacional en la que cada escuela definirá la oferta de contenidos correspondientes a este componente, con base en las horas lectivas que se tengan disponibles.

Como se ha mencionado, el componente está organizado en 5 ámbitos:

4. Selección de criterios

Cabe hacer mención que el componente de autonomía curricular, en el caso de Educación Secundaria ocuparía el espacio curricular, de los talleres de tecnología, que en su origen estuvieron vinculados con las actividades laborales, y al ser la educación secundaria el último tramo de la educación obligatoria, en los años 70 del siglo pasado, se consideró pertinente formar a los alumnos con alguna especialidad técnica en la perspectiva de su consecuente incorporación en el ámbito laboral. 7 Este aspecto mencionado correspondería como parte de la selección de criterios, en donde a partir de considerar que los talleres en secundaria, son algo obsoleto, se podrían eliminar como un espacio curricular y delegarse en los órganos colegiados de los Consejos Técnicos Estatales y consultando también a los alumnos para hacer una reorganización de los espacios curriculares, pero no se previó algo importante: el ámbito laboral y las especialidades de los profesores. En el caso de primaria, si se revisa el mapa curricular, se podrá observar la disminución de carga horaria y el empobrecimiento de los contenidos, en asignaturas como historia, formación cívica y ética, geografía, así como en ciencias naturales.

El documento de aprendizajes clave, en donde se explica el espacio de autonomía curricular, no presentaba, con claridad, ni carga horaria para la impartición, ni forma de evaluar, solo se mencionaba que se elaborarían “lineamientos”.

5. Proyección de resultados

Durante el ciclo escolar, 2017-2018 se llevó a cabo la Fase 0, en la que participarían 138, de una muestra focalizada de escuelas de todo el país, para poder prever como se desenvolvían las escuelas, cómo se podría evaluar y cómo se elaborarían esos lineamientos. Sin embargo, propiamente, no existía al interior de la secretaría un equipo de especialistas que diseñaran una estrategia pedagógica, por lo que se creó una plataforma en la que las escuelas debían subir “evidencias” del trabajo que estaban realizando.

Es importante señalar, que la participación de las entidades y sus respectivas autoridades locales, fue escasa y con mucha confusión, ya que lo que prevaleció en los diferentes niveles educativos fue la falta de información por parte de las autoridades centrales, la confusión para la organización al no contar con directrices claras, mal funcionamiento de la plataforma y el descontento de los docentes de secundaria al desaparecer los talleres, principalmente, en escuelas secundarias técnicas, que tienen su mayor carga horaria en los talleres.

Entre las conclusiones, en el caso de primaria se presentó el documento “Evidencias de las Escuelas que participaron en la Fase 0 de Autonomía Curricular. FODA. Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. Educación Primaria” con un contenido de doce cuartillas y la participación de sólo 7 entidades. A continuación, se presentan ejemplos de algunas de las entidades:

Fuente: SEP (2018) Evidencias de las Escuelas que participan en la Fase 0 de Autonomía Curricular EDUCACIÓN PRIMARIA. México. Pp. 3-4

En el caso de secundaria, participaron cinco entidades, el ejemplar con las evidencias consta también de doce cuartillas, en las que se incorporan ejemplos de los formatos FODA, así como algunos instrumentos que cada entidad elaboró.

6. Confrontación de costos y beneficios

Como puede observarse respecto a la Fase 0 o de pilotaje, la participación fue escasa por parte de las autoridades estatales y la metodología utilizada en las diferentes escuelas observa respuestas diferentes, aún con campos semánticos similares, como es la metodología FODA, lo cual denota apresuramiento y falta de claridad en lo que se esperaba de la fase 0.

La información obtenida, fue poco significativa y con poca seriedad metodológica para elaborar los lineamientos que dieran pauta para el desarrollo de este componente curricular. No obstante, se publicaron en el Acuerdo 101518 referente a Lineamientos de ajuste a las horas lectivas en el diverso número 592 por el que se establece la Articulación de la Educación Básica, para el Ciclo Escolar 2018-2019. En el que legalmente, altera las horas lectivas del Acuerdo 592 vigente aún, con el Plan y programas de estudio 2011 que se aplica de 3º a 6º de educación primaria y 2º y 3º de secundaria.

Asimismo, se publicó el Acuerdo 110518, correspondiente a los lineamientos para el desarrollo y el ejercicio de la Autonomía curricular en las escuelas de Educación Básica del Sistema Educativo Nacional. En éste, se observa poca claridad y una gran contradicción, puesto que mientras en el documento de Aprendizajes Clave se habla de un espacio para la equidad con flexibilidad, en el Acuerdo, lo que regula, es la puesta en marcha de una propuesta, para que la iniciativa privada participe como (oferente) con propuestas que las escuelas puedan pagar para contratar los servicios de empresas privadas.

La página donde se ofrecen los oferentes nacionales y extranjeros, desde la propia Secretaría es, https://modulos.siged.sep.gob.mx/propuestas_curriculares_cicloescolar_18-19/8, En la página, se observan Clubes como los siguientes: Booktuber: amor por la lectura; sentido numérico y pensamiento flexible. Motivar la creatividad matemática. Club Alfa; FIRST LEGO League Jr. Discovery; Cloud9Worl Club de Jade preescolar: DivertiYoga preescolar, primaria y secundaria. Proeduca; Musitam. Club de enseñanza musical; Aprender a pensar. Santillana. Que son un ejemplo claro de los oferentes de la iniciativa privada y su acceso a la educación pública. Los productos de los oferentes no cuentan con una línea pedagógica establecida por al SEP, puesto que cada uno de ellos elabora su propuesta sin criterios claros para su desarrollo en las escuelas, por ejemplo, los enfoques de enseñanza, las estrategias didácticas, el trabajo por proyectos, los recursos didácticos, los costos diferenciados, los tiempos diferentes para su desarrollo, los docentes, la organización escolar.

7. Toma de decisiones

Aún a pesar de la publicación y la falta de claridad de estos acuerdos, las entidades manifestaron e hicieron llegar dudas respecto al funcionamiento y operación de la Autonomía Curricular, ya que aun cuando parecía atractivo para los alumnos tener un “club de robótica” o de “natación”, esto no sería viable para aquellas escuelas que están en comunidades rurales y sin la infraestructura necesaria.

Los maestros que impartían los Talleres reclaman su espacio laboral, sin embargo, no son escuchados y se les aplica la frase “por necesidades del servicio” y, se toma la decisión de ponerlos al frente de los “clubes”. En el caso de secundarias generales se redujo la carga horaria de algunas asignaturas, por ejemplo, a los maestros de las asignaturas de ciencias, geografía y formación cívica y ética. La reducción de la carga horaria de las asignaturas, llevó a que los maestros se incorporarán a trabajar en los proyectos o clubes de autonomía curricular, tuvieran o no experiencia en algún club.

En muchos casos, los talleres continúan en las escuelas secundarias y se trabajan de la misma forma que antes y lo único que les modifican es el nombre de algún club. Sin embargo, en el caso de las escuelas técnicas, existe el requerimiento de que dicho “Club-Taller” tenga una evaluación numérica y no de desempeño para poder otorgar un certificado a los alumnos que concluyen. Asimismo, la existencia de escuelas donde llegan a tener hasta nueve clubes registrados, o la incongruencia de que sea un requisito acreditar al menos dos clubes con nivel II de desempeño. 9

Asimismo, se lleva a cabo la elaboración de un libro que diera bases pedagógicas del por qué y cómo de la Autonomía Curricular. Aspecto que debió ser previsto, desde la Fase 0. El texto “Autonomía curricular Retos, posibilidades y experiencias” se publicó a finales de 2018, con una excesiva repetición del documento de Aprendizajes Clave para la educación integral. Para la educación integral. Plan y programas de estudio para la educación básica, que ha sido una de las características de todos los documentos publicados de la reforma curricular.

Los aportes son poco significativos, como se puede observar en la afirmación siguiente de una escuela:

“A partir de las experiencias reportadas resulta evidente la necesidad de definir con claridad y en detalle el proceso completo que habrá de seguirse: diseño de insumos; presentación de la actividad y de los instrumentos que se emplearán; aplicación de estos; organización e interpretación de los datos recabados; toma de decisiones para conformar la oferta educativa, etcétera. Los cuestionarios tuvieron un número variable de preguntas, el cual fluctuó entre dos y cien reactivos, aplicados con la intención de obtener información de los alumnos y sus familias, así como de los docentes, la cual sirvió de base para perfilar los clubes más pertinentes y factibles conforme las condiciones de la escuela. En este sentido, es recomendable que desde el diseño inicial de los instrumentos se considere el total de estudiantes y profesores que participarán en esta tarea, pues de ello podría depender el “tamaño” o la extensión de los cuestionarios y encuestas, así como el tipo de preguntas (abiertas o cerradas) que se formulen, ya que la fase siguiente es el procesamiento de la información, y si esta es vasta y el equipo que la organizará es pequeño se convertirá en una actividad muy compleja y pesada.

Otros aspectos trascendentales que cuidar son la estructura y la redacción de los instrumentos, las cuales deben ser perfectamente entendibles para evitar problemas. En este sentido, una escuela compartió en su reporte de participación que su experiencia fue complicada porque la instrucción para llenar el cuestionario que elaboraron no fue lo suficientemente clara, de modo que cada alumno eligió un mayor número de talleres al esperado, por lo que fue muy difícil sistematizar la información y satisfacer las demandas educativas.”10

8. Resumen

Ante la idea de presentar un aspecto innovador, la propuesta del Modelo Educativo, incluye la Autonomía Curricular, como un espacio flexible y que tiene como principios la equidad y la inclusión.

Se llevan a cabo consultas con especialistas y diversos sectores de la sociedad civil, pero que en realidad sirvieron para validar la propuesta de la presente administración, sin tener en cuenta la diversidad de población que existe en el país. Principalmente de aquellos grupos que son vulnerables y se abre una brecha más grande entre las escuelas que no cuentan con recursos.

En el marco de la visión de un nuevo Secretario, se propone hacer una Fase 0, misma que arroja poca información, dada la escasa participación de las entidades del país, por la falta de precisiones en la metodología de muestreo.

Se elabora un marco jurídico que no da respuesta a todas las inquietudes académicas y laborales que requieren los docentes y aún menos certezas de cómo llevar a cabo en la escuela la “novedad” de la autonomía curricular.

Con la implementación del componente curricular, se presentaron diversos problemas, y de diferente carácter, en las autoridades locales, en las escuelas y con los propios maestros, ante la falta de claridad y definición de la metodología y la carga horaria para llevar a cabo los clubes o proyectos como se les denominó en la Ciudad de México.

Entre las inquietudes que presentan docentes y directivos en reuniones de Consejo Técnico Escolar, de capacitación o de trabajo en los niveles educativos y las escuelas, se encuentran las siguientes:

  • Qué relación tienen los ámbitos de la autonomía curricular con los contenidos curriculares de los otros dos componentes del currículo.
  • Los clubes son complementarios o de fortalecimiento curricular, si fuera el último caso definir qué asignaturas, aprendizajes esperados y contenidos se consideran como referentes.
  • Aún existe falta de información en las escuelas para comprender el sentido de la autonomía curricular y cómo llevarla a cabo, a través de su invento de “clubes”
  • Se corre el riesgo en las escuelas de dedicar más tiempo los clubes que a los contenidos curriculares.
  • No se ha aclarado si un alumno debe cursar un club o varios durante el ciclo escolar y cuáles son los criterios para su implementación.
  • Se lleva a cabo una simulación entre los talleres y los clubes, muchos maestros siguen trabajando los contenidos del taller, con un nombre diferente en el club.
  • Ante la falta de criterios claros sobre el número de clubes que una escuela puede llevar a cabo, existen escuelas que tienen treinta o más clubes. En una de ellas, incluso existe la clase de baile de “Salsa”, por cierto, atractiva para los alumnos, pero con escaso sentido didáctico.
  • No se cuenta con suficiente personal especializado, ni con los espacios apropiados para llevar a cabo los clubes en muchas escuelas. La mayoría de los clubes de trabajarán en las aulas.
  • Existe inquietud en las escuelas por saber de dónde se obtendrán los recursos para contratar a los oferentes que ofrece la Secretaría.
  • En las escuelas aún existe duda acerca de la evaluación de los clubes, cómo le harán si el alumno cursa varios clubes a lo largo del ciclo escolar; no están de acuerdo en que la evaluación de los clubes deba considerar como mínimo el nivel de desempeño II, como un condicionante para su aprobación al siguiente grado escolar, cuando la evaluación es cualitativa y no cuantitativa. O bien qué hacer en caso de que la escuela sólo tenga la oferta de un club.
  • Uno de los principios es reconocer los intereses y necesidades de los alumnos, sin embargo, en la mayoría de las escuelas eso no les dio buenos resultados, por ejemplo cuando los niños planteaban como interés la robótica , cuando la escuela no cuenta con computadoras o con las que cuenta le son insuficientes para establecer un club y en el extremo, no cuentan con luz eléctrica; o bien elegían karate como los sugieren los aprendizajes clave y resulta que la escuela no cuenta, ni con maestro de educación física y menos con un karateca.
  • Las pocas capacitaciones ofrecidas a los docentes, no corresponden con los clubes o proyectos que estaban planeados en las escuelas.
  • No alcanzan los tiempos para su implementación en la escuela, coincide el horario de los clubes con las asignaturas de los otros dos componentes.
  • Se desconoce quién o quiénes proporcionarán los materiales para el desarrollo de los clubes o proyectos.
  • Existen problemas en la plataforma para registrar el número de grupos y docentes que atenderán los proyectos de autonomía curricular.
  • No se establecieron criterios con el número grupos, docentes y horas que se requieren para la autonomía curricular en las escuelas.
  • No se cuenta con manuales para todos los clubes o proyectos de autonomía curricular.
  • Quién y cuándo capacitarán a los docentes que van a impartir los clubes.
  • Se podrá hacer examen de ingreso al Servicio Profesional Docente al ser docente de un club.

CONCLUSIONES

Cabe señalar que sin lugar a dudas existen investigaciones que han encontrado que la autonomía que tiene la escuela logra resultados valiosos en el aprendizaje de los alumnos y en la relación y formación de los docentes y directivos.

“Una creciente autonomía de los establecimientos escolares sobre la gestión del personal y sobre la elaboración del currículum tiene un efecto positivo sobre la calidad; en particular si va unida a medidas que tiendan a responsabilizar a los actores y a mejorar el nivel de liderazgo educativo”.11

Sin embargo, como se planeó e implementó el componente de autonomía curricular, con falta de sustento pedagógico, sin enfoque educativo, con imprecisiones en la carga curricular de acuerdo con el servicio educativo, sin metodología para su instrumentación en la escuela y el aula, sin límites curriculares, con imposición de clubes, sin criterios de evaluación, entre otros, los resultados formativos estarán muy lejos de lo esperado.

Si en las escuelas de educación básica, se han dado logros, es muy probable, que sean por otros factores de liderazgo y gestión de los directivos y docentes y no por los clubes de autonomía curricular.

Para copiar un modelo, se deben considerar las condiciones de las escuelas, la formación docente, las condiciones sociales y económicas de los estudiantes y el contexto cultural de la escuela y no sólo la instrumentación sin un sentido claro y bien definido.

Por lo anterior, el resultado del análisis lleva a la conclusión que los procesos que se llevaron a cabo cubren la “forma” pero que carece de fondo o sustento por los siguientes aspectos:

  • Para la definición del problema hizo falta ofrecer un verdadero panorama de la diversidad que existe en las escuelas de todo el país, se hizo un planteamiento que considera a las escuelas como espacios estandarizados, que cuentan con una infraestructura suficiente, cuando sabemos que la realidad, es que millones de escuelas carecen de servicios básicos como luz, agua, sanitarios, e incluso los alumnos toman clases en espacios abiertos.
  • El fundamento pedagógico, es inexistente, desde el momento en que se observa con toda claridad a un equipo inexperto, que no cuenta con el rigor académico y la documentación de experiencias de otros países para conocer cómo opera la autonomía curricular. Es un equipo que se formó improvisadamente y que no cuentan con la formación de la especialidad requerida y sin contar siquiera con la contratación de asesores.
  • Las consultas públicas, sirvieron solo para validar una propuesta que es lejana a la realidad, se invitaron a personas que eran cercanas a la actual administración y que tenían intereses económicos para ofrecer cursos y materiales, en este caso, editoriales como SM o Santillana, e incluso con fundación Lego a quien se le compraron materiales para la implementación de uno de los clubes más novedosos: “robótica”.
  • Los resultados arrojados por la Fase 0, con una escasa participación de las escuelas, que manifestaron aspectos vagos y poco precisos y que realmente hicieron visible el desconocimiento y la falta de información.
  • Se estableció un marco legal, que cuenta con dos acuerdos, que incluso son contradictorios e infringen la vigencia del Acuerdo 592 con los programas 2011
  • Existe una incongruencia entre lo que se establece como principio rector de la autonomía curricular y su evaluación cualitativa para el desarrollo del niño y el planteamiento condicionante en el Acuerdo 12/05/18, por el que se establecen las normas generales para la evaluación de los aprendizajes esperados, acreditación, regularización, promoción y certificación de los educandos de la educación básica, que condiciona a los alumnos a contar con un nivel de desempeño mínimo de II, en al menos dos clubes de autonomía curricular, para la acreditación, promoción y certificación de la educación primaria y secundaria.

Adicional es importante comentar que no existen criterios de evaluación para los clubes o proyectos, parten de la subjetividad de los docentes o de las escuelas, situación que pone en desventaja y en riesgo de rezago a los alumnos, para la acreditación y certificación en los grados correspondientes.

  • En la mayoría de las escuelas aún no cuentan con la información apropiada para llevar a cabo los clubes o proyectos y principalmente para lograr una verdadera autonomía curricular, por lo tanto, este es un ejemplo, claro de la improvisación que se llevó a cabo en lo que llamaron “aprendizajes clave”, que están muy lejos de cubrir las necesidades de la escuela para mejorar la calidad educativa. Y en detrimento de sacrificar espacios donde las entidades participaban ya sea a través de la elaboración de sus materiales como asignatura de La entidad donde Vivo en tercer grado de primaria o en el caso de secundaria con la Asignatura Estatal, donde elaboraban los equipos estatales, sus programas con apoyo de la SEP, además de sus materiales. Esas experiencias no se recuperaron y bien se pudo dar un paso adelante, para abrir la participación de los equipos estatales con propuestas contextualizadas para el aprendizaje de los alumnos.

Es importante replantear y llevar a cabo la flexibilidad curricular en las escuelas, con respeto a su autonomía de gestión, siempre y cuando, se establezcan con toda claridad los fines que persigue, la fundamentación pedagógica, filosófica y ética, la metodología de enseñanza, la enseñanza y aprendizajes situados, los recursos necesarios, el reconocimiento a la labor docente de acuerdo con su campo de especialidad y principalmente las necesidades de las niñas, niños y jóvenes del presente y futuro.

FUENTES DE CONSULTA

  • Comisión Europea, Study on governance and management policies in school education systems.
  • Luxemburgo, Publications office of the European Union, 2017.
  • SEP (2016) El Modelo Educativo 2016. El planteamiento pedagógico de la Reforma Educativa.
  • SEP (2017) Aprendizaje Clave para la educación integral. Plan y programas de estudio. México.
  • SEP (2018) Evidencias de las Escuelas que participan en la Fase 0 de Autonomía Curricular EDUCACIÓN PRIMARIA. México.
  • SEP. Acuerdo número 12/05/18 por el que se establecen las normas generales para la evaluación de los aprendizajes esperados, acreditación, regularización, promoción y certificación de los educandos de la educación básica.
  • SEP. Autonomía curricular Retos, posibilidades y experiencias.

1 http://www.sep.gob.mx/es/sep1/programa_sectorial_de_educacion_13_18#.W-Rys5NKiUk

2 http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/4479/4/images/PROGRAMA_SECTORIAL_DE_EDUCACION_2013_2018_WEB.pdf.pág.7

3 SEP. Aprendizajes Clave para la Educación Integral. Plan y programas de estudio para la educación básica. P. 109.

4 https://www.iexe.edu.mx/blog/como-disenar-una-politica-publica.html

5 file:///C:/Users/Usuario/Downloads/LOS%20OCHO%20PASOS%20PARA%20EL%20ANALISIS%20DE%20POLITICAS%20PUBLICAS.pdf consulta 24.01.2019

6 SEP (2016) El Modelo Educativo 2016. El planteamiento pedagógico de la Reforma Educativa. Pp. 11-18

7 SEP (2017) Aprendizaje Clave para la educación integral. Plan y programas de estudio. México. Pág. 626

8 https://modulos.siged.sep.gob.mx/propuestas_curriculares_cicloescolar_18-19/. Consulta 23.01.2019

9 Acuerdo número 12/05/18 por el que se establecen las normas generales para la evaluación de los aprendizajes esperados, acreditación, regularización, promoción y certificación de los educandos de la educación básica.

10 SEP. Autonomía curricular Retos, posibilidades y experiencias. P. 123.

11 Comisión Europea, Study on governance and management policies in school education systems, Luxemburgo, Publications office of the European Union, 2017.

Verónica Arista Trejo
Profesora de Historia en Educación Secundaria. SEP

Felipe Bonilla Castillo
Universidad Pedagógica Nacional

Agregar comentario