2_peliculas_francesas
Usos múltiples

Mentes peligrosas

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán


Dos comedias cinematográficas francesas, que representan dos épocas: la actual y la decimonónica

El estado de salud de una cinematografía en un país, consideramos, se puede medir, por muchos factores: número de películas producidas en un periodo de tiempo, calidad de las mismas, premios y reconocimientos internacionales, inversiones públicas y privadas en este arte, y, también, por la pluralidad de géneros que están presentes en su producción cinematográfica en una determinada época. Cuando un país se repite un género cinematográfico y casi siempre acompañado de un modelo prestablecido (cine épico con héroes triunfadores o comedias con boda impensable al final, etc.) Evidencia que no goza de cabal salud. Por el contrario si una cinematografía tiene diversidad de temas, formas narrativas y estructuras cinematográficas y los diversos géneros están presentes su estado puede ser el óptimo.

Son muchos los géneros cinematográficos entre otros se pueden citar:

Documental, Biográfico, Histórico, Musical, Comedia, Infantil, Western, Aventura y acción, Bélico, Ciencia ficción, Drama, Suspenso, Terror / horror, Porno-erótico (http://codigosvisuales09.blogspot.com/). Son otros más si consideramos que existe proceso de mixtura, de géneros híbridos o muchas cintas que rebasa o transgreden los márgenes de las características en que se movían los géneros.

Según este mismo sitio la comedia es:

Película de corte humorístico o satírico, relativo a cualquier tema real o ficticio. Dado que el cine surgió a fines del siglo XIX en las barracas de feria, su primera intención fue sorprender al público con una oferta jocosa, festiva y atrayente. El modelo más conveniente para lograr ese fin era el teatro de variedades, y por ello la pantalla de aquel primer cine acogió los mismos estereotipos que ya funcionaban sobre el escenario, insistiendo en el carácter visual de aquellas humoradas propias del vodevil.

Dos comedias cinematográficas, llegaron con el Tour de cine francés del 2018. Lo relevante es que son muy diferentes entre sí. Se trata de las cintas Y les pego el amor y El regreso del héroe.

La trama de Y les pego el amor ( Mon Poussin, Forestier, F. Francia: 2018) es la siguiente: En la Francia actual Cléa y Harold, son un matrimonio maduro y consolidado que parece llevarse muy bien y que durará para siempre. Él es publicista y ella una médico general, que tiene su consultorio justo en el piso de debajo de donde viven. Tienen dos hijos adolescentes, una chica que es bastante independiente y Vicent, de 18 años que llora desconsoladamente durante días, porque su amor, Elina, lo ha dejado. Ante esto los padres tratarán de ayudar a su pequeño pollito (del título en francés) por diferentes medios, hablándole mal de la ex novia, exagerando sus defectos, acabando con el altar de fotos y objetos que tiene el hijo en su cuarto que refieren a su amada, apapachándole y hasta con una terapia de choque (un programa de restablecimiento), llevándolo a Bélgica a un lugar en el que paseaban Vicent y Elina y ante cualquier recuerdo darle un golpe en la mejilla. La cinta dará un giro, que pondrá en crisis el matrimonio de los padres de Vicent.

La cinta trae a cuenta, la eterna duda de, hasta donde los padres deben meterse en la vida de los hijos, sobre todo en ante un fracaso sentimental. Sí deben dejar que el hijo lo supere y se restablezca por sí mismo a pesar del dolor o intervenir en su auxilio. En realidad es notorio, que no saben qué hacer y hacen lo peor que pueden hacer: hablar mal de un ser que el hijo ama y que, como sucede en esta historia, vuelven a reconciliarse. Pagando las consecuencias de su intervención.

Por su parte, El regreso del héroe (Tirard, L. Francia: 2018) es una película que se ubica en 1809, época de inestabilidad política entre los estados nacionales europeos, en los que la nobleza todavía es muy importante y los militares de altos rangos pueden ser incluidos en estás clases altas, sobre todo si demostraban valor, arrojo, lealtad y galanura. El Capitán Neuville, parece ser un ejemplo arquetípico de lo anterior y se compromete con una noble y el día de la boda es llamado a un frente a combatir. Con las promesas de escribir diario y regresar cuando le sea posible el Capitán Neuville, parte a esta misión. No regresa y no escribe. La joven esposa enferma y su hermana redacta una correspondencia ficticia, en la que el Capitán Neuville es un héroe, para motivarla y ayudar a sanar a su hermana. La hermana se recupera y el capitán inesperadamente regresa, hecho una piltrafa humana, sin virtud o mérito y sin otra historia que no sea la de ser un desertor. Pero Neuville sabe que su única esperanza de vida está en que la familia noble lo acepte.

A lo que asistimos en esta cinta es al mito del retorno de alguien esperado pero dado por perdido, pero que regresa siendo otra cosa, transformado y recreando una representación de un imaginario para que la historia esperada funciones. La realidad es lo que la gente sueña que sea. No lo que realmente pasó, parece no importar. Lo que la narración, en este caso, de un héroe ficticio puede recrear con la palabra, es lo importante más que en la verdadera historia. Llegará un momento que ante la presencia de un importante General, se verá obligado a contar una verdad, que ya nadie cree.

Esta comedia tiene un gran reparto de actores globales reconocidos como Jean Dujardin (El artista, Infieles anónimos, Conexión Marsella); Melanie Laurent (Bastardos sin gloria, El Concierto y Mañana) y Noémie Marlant (El cielo esperará , La maestra de historia, Jumbo) que logran que el relato funcione y divierta. Los buenos repartos en las películas son otro síntoma de bienestar de una cinematografía.

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán
Director de Pálido Punto de Luz

Agregar comentario