Contra_y_portada_claroscuro
LA CLASE

Tema del mes

Víctor Miguel Rodríguez Jiménez


DIEZ MIL AÑOS, 万歳 (BANZAI)

Este año marca grandes y felices coincidencias que, aun de mi escepticismo, la casualidad me obliga a dibujar una sonrisa al pensar en la importancia del número 8 para los chinos; por celebrar 8 años de acudir a la convocatoria de la Maestría en Educación Ambiental, el mismo número que aparece al final del presente año en el que pudiera por fin dar rienda suelta al amor filial en esta nueva experiencia de la paternidad en tierras orientales, y, para el caso, los ocho años de existencia de pálido. de luz como gran marco que encierra estos acontecimientos en una entrañable relación que mis maestros, fundadores de esta revista que hoy celebramos, conocen muy bien.

En este feliz encuentro con la Educación Ambiental, se fraguaron los acontecimientos que me permitieron dirigirme a nuevos rumbos para el entendimiento del lugar que guardo como docente, desde mi existencia en el universo hasta el aula donde laboro y, con ello, el espacio de pálido. de luz me ha brindado la oportunidad de compartir la experiencia educativa, oportunidad que los maestros difícilmente encontramos de manera tan libre y enriquecedora como ésta, oportunidad que comenzó al sonar el timbre de las ocho:

“Nos anima el compartir a ras de tierra, más que el competir por el cielo sobre asuntos educativos en sus distintos destinos: las filosofías, la ética, lo educativo, lo ambiental, lo artístico, lo sensitivo, lo emocional, la salud, el consumo, la docencia, la tecnología, lo afectivo, lo psicomotriz, lo sustentable, lo eficiente y lo ineficiente, la política, la literatura, las resistencias, lo escolar, lo familiar, lo poético, lo cinematográfico, la paz, los medios, lo didáctico, lo sorprendente y lo común…” (Meixueiro y Ramírez, 2010)1

Agradecer por este abanico de posibilidades en las que todos cabemos; no puedo menos que congratularme motivado por ocho años de cien publicaciones que mes con mes, aunque pálido en la inmensidad, el acercarse a ellas nos ilumina el espíritu rayando en el deslumbramiento; y sí, me congratulo por pertenecer a ese pálido. de luz por el simple hecho de participar como lector (la mayoría de las veces) y poder contar con ese espacio en donde podemos regocijarnos todos aquellos que nos relacionamos con la educación y el ambiente, que a fin de cuentas pudiéramos ser todos.

Más allá de los cien años que los italianos exclaman al expresar el deseo de buenos augurios para una larga vida, los asiáticos van cien veces más adelante y diez mil es su número de años que implica el anhelo por una eterna existencia; lo mismo en China, “wan sui” como reza la leyenda de la proclamación de la república popular de Mao Tse Tung por el júbilo de la unión de los pueblos del mundo que el “ban zai” al celebrar el comienzo de un nuevo año de labores en Japón, que en Corea o Vietnam, se corea este grito con el mismo entusiasmo de un “viva” en occidente.

Valga pues tres veces el grito de pálido. de luz 万歳 (BANZAI) .

1 Meixueiro, A. y Ramírez, T. (2010) El timbre de las ocho. Pálido punto de luz. Claroscuros en la educación.

Víctor Miguel Rodríguez Jiménez
Maestro de educación artística y estudiante de la Maestría de Educación Ambiental en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 095 Atzcapotzalco DF.

Agregar comentario