6244_cien
LA CLASE

Tema del mes

Eduardo Quiroz García


Número cien

Significativamente al número cien le otorgamos un símbolo importante para referir un logro; es el número con el que coronamos la mayoría de nuestras metas.

Un Pálido Punto de Luz, hoy es un infinito resplandor que a lo largo de ocho años ha reverberado noventa y nueve veces y una más, pese a todas las adversidades existentes hoy día en el mundo editorial.

Hay que mencionar que uno de los objetivos fundamentales de los editores ha sido la creación de un espacio libre de intervenciones malsanas para la publicación de innovadoras ideas, apuntes y reflexiones críticas que nutren el espacio pedagógico-científico, en un país donde la política pública no destina presupuesto, ni muestra interés en difundir entre la gran comunidad universitaria propuestas concretas que nos pongan en el camino de alternativas incluyentes; esto, es una violación al derecho humano fundamental de la educación, que deriva en la imposibilidad de generar una verdadera transformación social.

En lo particular Pálido Punto de Luz ha sido ese universo de letras donde han nacido a la vida editorial mis cortas narraciones, particulares por hablar de una realidad existente pero ignorada por la sociedad, me refiero a aquellas historias que suceden en la cárcel, en el encierro y que a veces son oscuras, trágicas o hasta irónicas, sin tener impacto para las editoriales que hoy en día buscan sólo vender a un mercado de lectores indiferentes.

Es por ello que hoy en este particular número celebro, agradezco y resalto la noble y valiosa labor trasformadora de nuestra revista Pálido Punto de Luz como el medio eficaz para dar voz a las aulas, desde donde estoy seguro se gesta un mejor futuro para esta gran nación.

¡Enhorabuena!.

Eduardo Quiroz García

Agregar comentario