6206_por_que_deberia_estar_triste
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Es tiempo de luchar

No te salves, no te detengas, no desistas, no desmayes,

Si siempre lucha,  porque de los que  creen en un sueño, aman y luchan por lograrlo,  de ellos y nadie más es la vida.

Después de 13 mil años quizás de poblado  el territorio, después  de  tres mil años de historia civilizatoria, en lo que es hoy México y de trescientos años de Colonia, despues de tres procesos, emancipadores, reformistas y revolucionarios,  que se sucedieron como transformaciones transcurridas, estamos iniciando la semana que cerrara la semana de antesala de la llamada Cuarta Transformación    este no es solo tiempo de balances, vaticinios sino de poesía que nutra el espíritu para la tarea por venir, por eso dejo hoy de lado los diversos temas que otros con acucioso análisis abortan y me doy la dispensa de mover el espíritu, como dice el lema de la UNAM dejare que Por mi Raza Hable el Espíritu y que cada cual asuma, tome o incorpore a su ser lo que de ellos quiera, siempre para hacer frente a la realidad que viene con estos que llamaría  cuatro poemas, para la transformación.

sus autores son mario benedetti, walt whitman, ruyard kipling, y el de la pluma que apuesta  aquí su idea.

A todos los que ante el cambio se salen de cuadro, se quedan al margen, se hacen de lado y piensan que no es lo suyo, que para que entrarle, que no vale la pena pensndo que así se salvan, Benedetti les dice;

No te salves
No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Para los que desde sus sueños han luchado y se mantienen en la lucha,  va el exhorto obligado de Walt Whitman invitándonos a  no frenar,  la acción  siempre comprometida para hacer lo necesario para creer y lo mejor , ser,   la invitación es para que;

“No te detengas”

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías

sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tu puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron

de nuestros “poetas muertos”,

te ayudan a caminar por la vida

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas.

Y para los que sientan estar cansados, por la dificilísima realidad que en o económico, social y lo político han vvido en un México vivido que algunos creen o creerían que sta perdido, ya sea por un agravio recibido, o por un sueño que creen ya perdido, va el exhorto de  Ruyard Kipling para ti que pasas por problemas para que;
NO DESISTAS

Cuando vayan mal las cosas

como a veces suelen ir,

cuando ofrezca tu camino

solo cuestas que subir,

cuando tengas poco haber

pero mucho que pagar,

y precises sonreír

aun teniendo que llorar,

cuando ya el dolor te agobie

y no puedas ya sufrir,

descansar acaso debes

¡pero nunca desistir!

Tras las sombras de la duda

ya plateadas, ya sombrías,

pude bien surgir el triunfo

no el fracaso que temías,

y no es dable a tu ignorancia

figúrate cuan cercano,

pueda estar el bien que anhelas

y que juzgas tan lejano.

Lucha, pues por más que tengas

en la brega que sufrir,

cuando todo este peor,

mas debemos insistir.

Y finalmente y como parte de esta exigencia que nos hace la llamada Cuarta Transformación es necesario mantenernos alerta, cuidar al líder sabernos parte de la tarea que no se construye solo sino con el consenso de todos por eso desde aquí a una semana de este inicio yo te invito a que;

NO DESMAYES

Cuando la adversidad te rodea,

cuando los que dijeron ser amigos

son embozados adversarios

que al cadalso te pretenden llevan.

Ese es el tiempo de la reflexión suprema

Es hora de pensar en todo

En los errores y en lo aciertos

Que hicieron traición de  lo que fue lucha

Ese es el momento de entender que;

Que la saña sobre ti, se enseñorea

Porque has logrado sacudir la brea

Si esa cascara profana que se anquilosa…

Como la corrupción que  hoy impera

Y no deja a la verdad ver. Entre los barruntos de violencia y agravios en

Este, que dé cierto es un tiempo de dolor y redención

En que la templanza  de tu carácter hará la diferencia,

para mostrar a todos lo recio de tu esencia

y darte la talla de verdadero transformador.

Es la hora de la verdad y a todos llega

de saber el real tamaño de nuestro sueño

que hoy podemos hacer resplandecer,

no solo con ilusión,  sino real y solidaria acción.

Es hora de dar muerte a la nefasta sensación que todo mal

irremediablemente debíamos aceptar.

Es hora de construir ese mañana en que;

Seamos capaces de vivir con verdadero honor.

La vida no la construye nadie para nadie,

la vida es hechura del propio corazón y la razón.

Se teje con los sueños del mañana

pero se hace con el trabajo de este hoy.

Adelante, no desistas, no desmayes.

QUE LA TRAMA DEL MAÑANA
LA VAMOS A TEJER CON NUESTRO ACTUAR, TODOS;
EN EL MÉXICO DE HOY

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario