Sobre_la_bestia
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


De Honduras a lo hondo

La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.

Albert Camus

UN POQUER DE TRISTEZA

Sintetizar el dolor de lo universal y lo local, es tarea de difícil de acabar, sin embargo lo peor que alguien puede hacer es ni siquiera intentar expresar lo que de verdad nos duele a todos, por eso intentare ligar aquí 4 temas que son una hilada de tragedias, algunas derivadas de acciones lesivas que se encubren en democráticas y otras eminentemente sociales pero dolorosas todas.

HONDURAS LA GENESIS DE LA CARAVANA QUE DUELE

Mucho se ha reportado  ya el  mensaje  en  twitter de Rubén Figueroa que  a las 17.52 horas expresaba  el pasado día 28 de octubre que; Reportan un migrante muerto durante disturbios en el puente fronterizo de Ciudad Hidalgo y Tecun Uman

Esta es la primer parada de muerte que tocaría a una caravana aun sin definición de donde habrá de llegar antes de este   martes de elecciones norteamericanas, (que son el martes correspondiente entre el 2 y el 8 de noviembre de cada año múltiplo de 4) que ais de planeados  como una coreografía real o  involuntaria al menos se advierte parcialmente orquestada para ayudar a Trump al impactar al gran decisor que es su voto duro, tan necesario si quiere mantenerse en el poder.

Esto no deslegitima la realidad del dolor de un pueblo agraviado en lo más, y en lo menos, el cual  se ha lanzado a transitar un territorio tan letal como es la parte de Centroamérica y México que le podrán en diversos espacios frente a las puertas de Trump que será el que ha de lidiar con esta realidad que él como sus antecesores han prohijado.
Solo deseo que la tragedia no bañe esa cicatriz que llamamos frontera.
 
h2. TRUMP Y DAKOTA QUITAN EL VOTO A LOS INDIGENAS

Dice un dicho popular  que:  “cuando la perra es brava  hasta los de la casa muerde” aquí un muestra

El importante escaño de Dakota del Norte

“La batalla para conseguir el escaño de Dakota del Norte es una de las más determinantes en estas elecciones legislativas. La actual senadora demócrata, Heidi Heitkamp, se enfrenta al congresista republicano Kevin Cramer en una votación que podría decidirse por sólo unos pocos miles de votos. Si los demócratas no consiguen el escaño, será casi imposible que tengan el control sobre el Senado. Según los sondeos, Heitkamp, que votó en contra del polémico candidato de Donald Trump para magistrado del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh, parte de desventaja.

De hecho, en 2012 ganó por un margen de menos de 3.000 votos. Es por este motivo que las comunidades indígenas, que representan el 5% de la población del estado y tienden a votar demócrata, se han convertido en un grupo decisivo.

En las últimas décadas, Dakota del Norte, el único estado del país que no exige a los ciudadanos que se registren antes de votar, solo ha tenido un caso de fraude electoral. Según el consejo tribal de Standing Rock, en el condado Sioux nunca se ha dado un caso de fraude electoral.

Para algunos, la nueva ley es un recordatorio del pasado racista del estado, cuando se impidió a las comunidades indígenas que pudieran votar. En el siglo XX, la constitución de Dakota del Norte otorgó el derecho de voto solo a “las personas civilizadas con antepasados indios” que ya no mantenían vínculos con el gobierno de la tribu. Como las leyes Jim Crow de los estados sureños, la discriminación se acabó formalmente con la ley de derecho de voto de 1965; un logro determinante para el movimiento a favor de los derechos civiles.

La decisión del Tribunal Supremo de 2013 terminó con disposiciones clave de esa ley y el derecho de voto de minorías como las comunidades indígenas se ha visto amenazado.

Desde lo alto de una colina con vistas a Fort Yates, mientras el viento arrastra las hojas de otoño, Chase Iron Eyes contempla el hogar donde creció. “A lo largo de la historia, no hemos sido respetados como seres humanos ni se ha respetado nuestro derecho a la participación ciudadana en una democracia”, señala.

“El Gobierno nunca necesitó nuestra dirección para venir hasta nuestros hogares y mandar a nuestros hijos a un internado. Tampoco necesitó una dirección cuando consideró que nuestros jóvenes se tenían que alistar en el ejército. Ahora necesitan nuestra dirección para que nosotros podamos reivindicar uno de los derechos más básicos en una democracia representativa”.(  Oliver Laughland tomado de Rebelión oct 2018)

BOLSONARO TRUMP Y ALGO MAS

En los últimos tiempos el mundo se ha sorprendido con fenómenos tan variados como el triunfo de Donald Trump, el Brexit, la llegada al poder de la ultraderecha italiana, el crecimiento de partidos afines a ella en Francia, Alemania o Suecia y, ahora, la irrupción de Bolsonaro el domingo pasado en Brasil auque parezca lejano la irrupción del totalitarismo y la ultraderecha está aquí vigente y se muestra, veamos  estos análisis:

“Como Donald Trump, Jaír Bolsonaro ganó y conquistó el gobierno, pero sin obtener la mayoría de los votos sino un 39% del padrón electoral ya que los votos en blanco y nulos suman 11 millones y 33 millones más se  abstuvieron. Bolsonaro obtuvo 10 millones de votos más que Haddad pero, entre los que votaron críticamente por el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y quienes votaron contra ambos candidatos o se negaron a votar por ellos, suman el 61% y constituyen una amplia mayoría. Como se sabe, una cosa son las urnas y otra la realidad de las luchas sociales.

Como Trump, Bolsonaro actúa como en tierra conquistada. Su ministro de Educación (¡!), un general retirado, retirará todos los libros que mencionen  la dictadura con esa palabra y adoptará la teoría creacionista, sepultando a Darwin y al evolucionismo, además de poner un policía en cada aula para impedir que el profesor “haga política”. Bolsonaro dice además que la ONU es “un  nido de comunistas” y se declara dispuesto a retirarse de ella y su ministro de Hacienda (Finanzas) declara que el Mercosur no es prioritario.

El nuevo presidente, por otra parte, no hará su primer viaje a Buenos Aires sino a Washington, Israel y al Chile del pinochetista Piñera en un intento claro de crear un cerco en torno a Argentina en el caso de que Macri pudiera perder el gobierno. Retorna así como en el siglo XIX la geopolítica clásica del ejército brasileño, o sea, la preparación para un conflicto armado con Argentina.

Su gobierno es neofascista, pero sólo una parte de su electorado es como él. … Bolsonaro concentró todas las rabias y las insatisfacciones y se apoya sobre el miedo a la violenta delincuencia, que se recluta entre los pobres, es decir, entre afrodescendientes, y la rabia frente a la corrupción descarada. Es el anticapitalismo de los pequeñoburguess ignorantes. Pero no logró –todavía- formar un movimiento fascista aunque se dirige a eso. Tropieza con un sector de la alta burguesía que teme que el fracaso de una dictadura provoque un estallido social, conoce la volatilidad del electorado brasileño y sabe que, si Lula hubiese sido candidato, habría ganado (y por eso lo encarceló). Por eso Bolsonaro es enemigo mortal del ex presidente Fernando Henrique Cardoso y amenazó destruir la Folha de Sao Paulo que criticó un desvío de fondos públicos que realizó como diputado.

También enfrenta un Congreso en el que el PT tiene una fuerte bancada y que puede ofrecerle resistencia. Pero, sobre todo, enfrenta todo el Nordeste brasileño que votó PT y, en el Centro-Sur, donde ganó, deberá combatir contra la resistencia sindical y obrera en cuanto intente llevar a cabo sus planes (como la eliminación del aguinaldo, propuesta por su vice, otro generalote retirado, más culto, menos tonto, aún más reaccionario). Si Dilma se enfrentó con los estudiantes y los favelados, Bolsonaro tendrá tarea doble en el terreno social.

Será Bolsonaro, con sus medidas y su brutal estupidez, quien organice la resistencia y, al buscar un eje con Trump, provocará también resistencias en los países vecinos, que ven resurgir amenazador el subimperalismo brasileño de la dictadura….

Por ahora, tiene unos meses por delante. Veremos cuál será la interacción entre lo internacional y lo brasileño y entre los económico y lo político-social. Vivimos tiempos de balance autocrítico y de vigilia de combates.

Es una incógnita lo que pueda llegar a suceder en Brasil. A modo de ejemplo, el electo presidente fue grabado hablando por teléfono diciendo que Lula se pudriría en la cárcel y que Haddad también sería encarcelado, desconociendo –o no– la “teórica” independencia del Poder Judicial. En la misma conversación afirma que va a barrer del mapa a “los rojos”, en referencia a la izquierda brasileña…

Bolsonaro también anunció la eliminación y fusión de varios ministerios, privatizaciones y un cambio de modelo económico que no prevé contemplar el gasto actual en políticas sociales.

Se avecinan cambios duros para Brasil, con recortes de libertades individuales, amenazas a los derechos humanos, un endurecimiento de las políticas de seguridad, etc. La sociedad civil y los políticos en general deben estar alertas, porque de ellos también depende el resguardo de muchos de los derechos adquiridos.

Es hora de asumir responsabilidades y redoblar esfuerzos, en Brasil y en toda América Latina, para no permitir que los autoritarismos vulneren los derechos de los más desprotegidos y para que la corrupción, provenga de quien provenga, ya no tenga lugar”.

Es un buen análisis que vale la pena atender, porque esta realidad está permeando desde el sur hasta el norte

LOS NIÑOS EN CHIHUAHUA, UN DOLOR QUE CRECE

Escribí aquí hace no más de tres meses, un artículo cuyo título parecía fuerte y le titule: Es la infancia estúpidos (parecía fuerte y lo fue) pero necesario, convocábamos a la creación de un Foro Permanente que titulamos Va por Los niños QUE DE ALGUNA MANERA ARRANCAMOS YA el 13 de septiembre pasado. (ver artículo)

Bien solo reiterar que nos sigue preocupando; LA REALIDAD Y EL DESTINO DE LA NIÑEZ Y LA JUVENTUD

Y como muestra de lo necesario que es actuar solo dejo aquí también cuatro nombres que son; Cristopher, Rafita, Alondra y Camila.

ES TIEMPO DE ACTUAR Y VA POR LOS NIÑOS.

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario