6001_ca%c3%b1on_antigranizo
LA CLASE

Casos ambientales

Martín Hernández Alcántara


Acusan a Volkswagen de afectar producción agrícola de Puebla

Campesinos de ejidos cercanos a la planta de Volkswagen y miembros de la Unión Regional de Silvicultores del Iztaccíhuatl-Popocatépetl cerraron ayer durante una hora la autopista México-Puebla y acusaron a la armadora alemana de autos de usar ‘‘cañones antigranizo’’, lo que ha perjudicado los cultivos de al menos 55 ejidos, además de sobrexplotar mantos acuíferos y contaminar el agua.

Magdaleno Ríos, quien encabezó la protesta, explicó que no sólo están siendo perjudicados los labriegos cercanos a la fábrica (en los poblados de Cuautlancingo, San Lorenzo Almecatla y Coronango), sino también los silvicultores de la zona de los volcanes, la mayoría de Santa Rita Tlahuapan, quienes no han recibido apoyo alguno de las autoridades federales y estatales para cuidar los bosques.

‘‘Para armar un coche, estos desgraciados usan 365 mil litros de agua. ¿De dónde va a venir, si no la pagan? Volkswagen, Coca-Cola, Bimbo e Hylsa son los primeros que contaminan’’, acusó.

Añadió que los afectados por las actividades de Volkswagen exigen 73 millones de pesos, que no cubrirían las pérdidas que han sufrido unas 200 mil personas, sino que se usarían para cuidado de los bosques, reforestación, conservación de caminos, instalación de casetas de vigilancia y combustible para camionetas, entre otros fines.

Ríos dijo que los campesinos no obtienen beneficio alguno de la planta y prefieren conservar su forma de vida. ‘‘No queremos que los hijos de los ejidatarios se vuelvan jornaleros de Volkswagen’’.

Funcionarios de la Secretaría General de Gobierno acordaron con los agricultores y silvicultores dialogar a partir de este jueves.

Hace unos días, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Rodrigo Riestra, informó que el gobierno estatal pidió a Volkswagen no utilizar el cañón granífugo para proteger los autos nuevos que resguarda a cielo abierto ‘‘hasta que tengamos un informe sobre la incidencia de estos dispositivos sobre las precipitaciones de los días recientes en la región’’.

La Jornada de Oriente Periódico La Jornada Jueves 9 de agosto de 2018, p. 29 Puebla, Pue.

Más sobre el caso

Periódico  La Hoguera 

La automotriz alemana Volkswagen (VW) enfrenta en México una acusación por el uso de bombas antigranizo, cuyo empleo busca evitar el daño que éste produce en los vehículos.

Acorde con reportes de la revista Proceso y prensa poblana, el representante de productoras agrícolas de Puebla, Francisco Clemente Tlaxca Pérez, señaló que la empresa ha usado estas explosiones sin importarle que con ello la lluvia ha escaseado, por lo que se han perdido las cosechas de la región.

En las regiones afectadas, señaló, se han visto perjudicadas 100 mil personas que dependen de la producción del campo.

“Desde el inicio de este 2018, los de la Volkswagen instalaron un dispositivo antigranizal, el cual no ha dejado llover en todo lo que va de este año, y ahora los cultivos en toda la región ya se perdieron, ya no tenemos ningún esperanza, ya todo está seco por falta de agua”, indicó Tlaxca Pérez.

Por el momento, habitantes de la Junta Auxiliar de la Resurrección, de Canoa, San Miguel Espejo, Xonacatepec, Aparicio, Acajete y Tepatlaxco se han organizado para exigir a las autoridades estatales y federales se retiren estos permisos a la automotriz. Pues aseguran que “el gobierno está protegiendo a la planta Volkswagen, que es una empresa, y a toda la gente nos está perjudicando”.

Por su parte la empresa difundió un comunicado el 4 de junio asegurando que se suspendería el uso de los cañones antigranizo hasta que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitiera un dictamen sobre las consecuencias de los aparatos y sus afectaciones.

Los campesinos han estimado que el terreno afectado se acerca a las dos hectáreas de cultivos de maíz; cada una de ellas representa una pérdida monetaria de 24 mil pesos, tomando en cuenta el costo del kilogramo de maíz (seis pesos), la merma total podría alcanzar los 48 millones de pesos.

Esto sin mencionar las consecuencias ambientales que el uso de estos dispositivos podría significar debido a la falta de precipitaciones la humedad de la zona se veía afectada, sin mencionar que los mantos acuíferos dejarían de abastecerse, lo cual se traduciría en la modificación en la flora y fauna local, además de la escasez de agua de consumo potable para las poblaciones.

Pide regidor qué empresa cumpla acuerdos

A causa del uso de las bombas antigranizo, el regidor de Medio Ambiente, Ecología y Trabajo del Ayuntamiento de Cuautlancingo, Rafael Ramírez Hernández, afirmó en entrevista con El Sol de Puebla que en los últimos días han llegado a su oficina diversas quejas ciudadanas.

“Los campesinos están molestos porque Volkswagen de México no ha cumplido con los acuerdos que hizo con los campesinos de Cuautlancingo, en especial de San Lorenzo Almecatla, porque estos aseguran que sigue detonando las bombas”, comentó.

En vista de la inconformidad, el regidor le pidió a los representantes de la automotriz cumplir con lo acordado en las primeras mesas de diálogo entre las partes, que era la suspensión temporal de los sistemas.

Las manifestaciones contra el uso de los dispositivos tuvieron su inicio en junio, cuando campesinos bloquearon uno de los accesos de la planta alemana.

Así funcionan las bombas antigranizo de VW de Mexico

Martín Hernández Alcántara

Agregar comentario