5949_calendario_tonatiuh
Sala de Maestros

Maestros en la historia

Jesús Caballero y Díaz


El poder tras los tronos II.

El cambio esperado por la sociedad fue obtenido por su mayoritaria voluntad, los perdedores tuvieron una votación menor, el poder cambiará de manos,.

La corrupción de la democracia, de el gobierno al servicio del pueblo, de la soberanía popular y el desmedro de la soberanía nacional, nos deja una deuda pública de diez billones de pesos, una masa poblacional de pobreza de mas de sesenta millones de mexicanos, al borde de la extinción,aunque también una mayoría electoral que reveló el poder de una nueva generación de mexicanos con conciencia de las posibilidades de cambio, de su necesidad urgente.

Es importante valorar la conciencia social de la generación triunfante, cierto lidereada por un actor decidido firmemente a a reconocer su compañía, su existencia, sus necesidades, sus valores, sus esperanzas y sobre todo sus ansias de crear una nueva posibilidad de desarrollo, un proyecto nacional que responda a lo que sea capaz de hacer, de producir, de transformar.

Las lecciones políticas y sociales contemporáneas son varias: China en primer lugar, un partido fuerte produce una variedad del capitalismo a partir de su plataforma marxista:produce riqueza y procura su distribución, Taiwán con el poder del capitalismo chino lleva el bienestar a toda su sociedad, el medio. su comercio internacional, Sur Corea a mediados del siglo pasado a un nivel socio-económico inferior a México, hoy un estado fuerte ,una sociedad sana y un poder político internacional capaz en un plazo cercano de renovar la unidad con su parte nórdica, las contradicciones han sido el acicate para su transformación , han pujado a lo largo de varias generaciones para lograr sus propósitos sociales y los han logrado, los han sostenido.

Los agoreros, los lectores del apocalípsis social, mas que predecir amenanzaron con continuar su depredación social,en hacernos considerar la inevitabilidad de el logro de nuestras aspiraciones de cambio, no midieron sus fuerzas, las sobrevaloraron,se equivocaron, se esmeraron, se esmeran en desde su minoritaria presencia política en el nuevo régimen de mantener sus antivalores de monopolio del poder , de uso corrupto de sus poderes económicos, incluso parecen tener un as escondido bajo la manga:negar el triunfo ya aceptado, ya reconocido empleando las mañas empleadas en las anteriores elecciones estatales fraudulenta, judicialmente reconocidas e impuestas.

Falta que estas nuevas generaciones de electores, el conjunto de las naciones, estados e instituciones internacionales renuncien al reconocimiento ya dado al resultado de las elecciones. a su triunfador, al conjunto de partidos que se aliaron para ganar, a la sociedad que confió en ellos, que votó por ellos, es decir nosotros, quienes aquellos nos consideraron incapaces de unir nuestras voces, nuestro votos para lograr el cambio.

Las voces internacionales parecen haber resucitado de una agonía fiscal al descubrir lo que la sociedad mexicana ha logrado en esta elección, los grandes estados nacionales, los otros que buscan sus mejores tiempos se alegraron del triunfo popular, se sumaron a esta advertencia del cambio histórico, en fin considero que unidas todas estas esperanzas, el viejo régimen quede como el ataúd del putrefacto cadáver del Cid pronosticado por Unamuno bien clavado para que no vuelva a cabalgar después de muerto.

La respuesta mundial debe alegrarnos, nos alientan, a hacer posible nuestro nuevo proyecto humano para el siglo XXI, no los defraudemos, no nos defraudemos, hagamos lo que sigue.

Felicidades al pueblo mexicano por su formidable decisión.

Jesús Caballero y Díaz
Pueblo de la Candelaria, Coyoacán
Ciudad de México a 29 de julio del 2018

Jesús Caballero y Díaz
Maestro y formador de docentes

Agregar comentario