La%20derecha
Deserciones

Afilar las garras al Puma

Joel Ortega Juárez


El mundo viró a la derecha...

En 1967 dio unas conferencias en la Escuela Nacional de Economía (ENE), Joan Robinson destacada economista inglesa de la corriente post-keynesiana de Cambridge.

Fue invitada por la maestra Ifigenia Martínez, entonces directora de la ENE, en una sesión en al Auditorio Narciso Bassols, el estudiante de apellido Palomera, le preguntó por qué había girado a la izquierda; la señora Robinson le contestó: yo no he cambiado el que viró a la derecha fue el mundo.

Veinte años después la maestra Ifigenia regresó a la Facultad de Economía como promotora de la Corriente Democrática del PRI, la recibí en la puerta y le recordé la anécdota de la Conferencia de la señora Robinson, reímos mucho.

Por muchas razones y sin razones el viraje derechista es hoy más acentuado a nivel mundial y nacional.

Quizá la principal causa fue el derrumbe del socialismo realmente existente.

Postulados, programas, partidos, corrientes y personajes que se consideraban así mismos como moderados, hoy enarbolan proyectos alternativos.

Casi todos ellos, se pueden situar como programas keynesianos o de intervencionismo estatal, pero ante el desastre del modelo neo liberal y el Consenso de Washington; se han convertido en la posibilidad de realizar un cambio, cuando menos en materia de política económica.

Curiosamente en el caso mexicano, no hay una propuesta de ruptura con el modelo thatcheriano. Incluso Andrés Manuel López Obrador lo retomó en su propuesta al inicio de su campaña de 2006, en uno de los municipios más pobres del país, Metlatónoc, Guerrero y lo ha reiterado Rogelio Ramírez de la O su principal asesor económico.

Los procesos políticos en el sur del continente, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, antes la Concertación Socialista–Demócrata Cristiana en Chile e incluso el chavismo en Venezuela, no rebasan los marcos del intervencionismo estatista (los más audaces) o de plano aplican (desde la izquierda ) el neoliberalismo con algunos matices sociales.

No es así en todas partes.

La resistencia social en Grecia, Portugal, Francia, Chile, Italia la encabezan fuerzas sociales y políticas vinculadas a corrientes socialistas y comunistas. También hay fenómenos de rebelión más complejos como los de Inglaterra, antes los de la Banlieue.

También es cierto que no bastan las propuestas fantásticas para romper ese modelo, como las eternas consignas de huelga general y rechazo al diálogo, que se vuelvan un bumerán contra los movimientos.

Antes que sea tarde urge una vía autónoma en México.

21/IX/2011

Joel Ortega Juárez
Economista y pensador social

Agregar comentario