Homenaje_al_maestro
Sala de Maestros

Maestros en la historia

Joel Álvarez Borrego


Homenaje al maestro José Guadalupe Rincón Andrade

Estoy convencido que el mundo de las ideas, el campo de las subjetividad, es de vital importancia en la vida de todo ser humano, pero más convencido estoy, cuando se procura el tránsito de lo subjetivo al campo de la objetividad, a los hechos.

Quienes a temprana edad conocimos al Maestro Rincón Andrade comprendimos que sus mejores enseñanzas se encontraban en lo que pensaba, en lo que decía, y su congruencia con lo que hacía. “Rincón es lo que hace no lo que dice que va ser”.

Ha manejado con gran destreza su mano izquierda, es un hombre honesto, sereno, amigable, con buenos principios éticos y morales, siempre su mano extendida para ayudar.

Rincón Andrade es un profesor porque domina un área del conocimiento, pero es docente y maestro porque está convencido de que puede ayudar para modificar el futuro, colaborando en la formación de personas que puedan construir un mundo más justo, más digno, más humano.

En el campo de la educación básica superior ha sobresalido por la sencilla razón de que Él ha sido Maestro “no por lo que le sucedió sino porque eligió serlo”. En sus 58 años al servicio de la educación ha tenido enormes satisfacciones, pero también desilusiones las cuales se evaporan cuando ingresa a un aula, porque Él sabe que “Todo lo que nos irrita de otros nos lleva a un entendimiento de nosotros mismos”. Como persona humana ha sufrido depresiones, provocadas estas por motivos personales o profesionales, las ha sabido sortear dado que les queda claro que “La depresión es como una señora de negro. Si llega, no la expulsa, más bien la invita como una comensala a la mesa, y escucha lo que le tiene que decir”.

Como Maestro ha vivido intensamente, desde 1960 a la fecha ha incursionado en diferentes campos de la educación, tal vez su estancia como Director en la Universidad Pedagógica Nacional, durante nueve años, en la Unidad Mazatlán y nueve años también como Director en la Unidad Azcapotzalco de la misma universidad, haya sido una de sus grandes satisfacciones, en esta última hizo de las suyas fundando la Revista Pedagógica “Caminos abiertos”, todavía vigente, y la primera maestría en Educación Ambiental de la que egreso como alumno, fundo además un total de 17 centros educativos dependientes de la universidad en el Distrito Federal. Para el Maestro Rincón “La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir”.

Por ello, ha laborado como maestro y Director de educación primaria; Maestro de educación secundaria; Maestro en la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa; es Licenciado en Derecho; Licenciado en Historia Universal: Licenciatura en niños atípicos con deficiencia mental; Regidor coordinador de la Comisión de Cultura y responsable de la celebración del Bicentenario de la Independencia Nacional y Centenario de la revolución Mexicana; pionero de programas radiofónicos educativos; atendió la Jefatura de Servicios Regionales de la secretaria de Educación Pública y Cultura en Mazatlán, Concordia y San Ignacio; es autor de los Siguientes libros:

HOY MÁS QUE NUNCA.
ANECDIOTARIO INSULAR
SINALOA 100 AÑOS DE HISTORIA EDUCATIVA 1910-2010
EN EDICION: REFORMA ¿EDUCATIVA, LABORAL O POLITICA?

Colaborador del periódico Virtual Paralelo 23 y de la revista Virtual Pálido punto de luz.

Ahhhhh, olvidaba algo de mucha importancia, en los años ochentas fue portero del equipo de futbol de la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Mazatlán, por cierto campeones del Torneo.

Una de sus frases preferidas:

“SOY UN MAESTRO TRASHUMANTE, HIJO LEGÍTIMO DEL ESTADO DE TAMAULIPAS, HIJO NATURAL, PERO TAMBIÉN LEGÍTIMO DE ESTA CIUDAD Y PUERTO DE MAZATLÁN”

Mazatlán, Sinaloa, 15 de mayo del 2018

Joel Álvarez Borrego
Catedrático de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa

Agregar comentario