Marcos_ezln
LA CLASE

Tema del mes

Marcos

*Fragmento de la Intervención de Sub- comandante Marcos en la mesa 1 del encuentro intercontinental, 30 de julio de 1996.

Otra forma de hacer política

Para que nosotros podamos construir, pensamos que había que replantear el problema del poder, no repetir la fórmula de que para cambiar al mundo es necesario tomar el poder, y ya en el poder, entonces sí lo vamos a organizar como mejor le conviene al mundo, es decir, como mejor me conviene a mí que estoy en el poder. Hemos pensado que si concebíamos un cambio de premisa al ver el poder, el problema del poder, planteando que no queríamos tomarlo, esto iba a producir otra forma de hacer política y otro tipo de político, otros seres humanos que hicieran política diferente a la de los políticos que padecemos hoy en todo el espectro político: izquierda, centro, derecha y los múltiplos que haya. Este cambio de la premisa que, por una parte produce el tránsito del Ejército Zapatista de Liberación Nacional al Frente Zapatista de Liberación Nacional, es el encuentro de dos civiles zapatistas, los armados y los pacíficos, pero civiles zapatistas al fin y al cabo, y empieza a tratar de encontrar su propio camino a nivel nacional y a señalar tal vez la necesidad de un encuentro a nivel internacional sobre qué tan posible es hacer esto, sacar la política de la lógica del espectro geométrico de la política que es izquierda, centro, derecha y sus divisiones respecto a lo que es la toma del poder, y plantear lo que nosotros queremos definir a grandes rasgos: que el mundo no sea el mundo que nosotros queremos o que el poder quiere, sino que sea un mundo donde quepan todos los mundos, tantos mundos como sea necesario para que cada hombre y mujer tenga una vida digna donde sea, y que cada quien esté satisfecho con lo que su concepto de dignidad significa. Para que todos vivamos con dignidad, ése es el mundo que queremos los zapatistas. El precio de nuestra vida no es una alcaldía, una gubernatura, la presidencia de México o la presidencia de la Organización de las Naciones Unidas o cualquier equivalente. El precio de la vida de los zapatistas es ése, un mundo donde puedan caber todos los mundos.

Nosotros pensamos que a grandes rasgos eso define el momento en el que estamos. No sabemos qué sigue pero sí sabemos que los pasos que siguen no los podemos decidir nosotros, ni siquiera encontrar; sabemos que para lo que sigue tenemos que escuchar otras voces y necesitamos que esas otras voces se escuchen entre ellas. Necesitamos un encuentro, dos, tres, muchos encuentros para poder construir juntos ese camino, si es que existe; y si es que ese camino no existe, pues cuando menos nos divertimos bastante cuando tratamos de encontrarlo y no estamos matando a nadie como no sea de aburrimiento: es una forma fea de morir. Lo que nosotros estamos pidiendo es eso, que nos encontremos los que venimos a encontrarlos a ustedes, pero también que se encuentren entre ustedes y que juntos podamos construir eso, en todo caso cuando menos compartir la angustia de no saber qué sigue, pero el orgullo de haber participado en una reunión que se planteó seriamente el problema de construir y la solución al problema de construir un mundo donde quepan todos los mundos. Ésa es la política que nosotros creemos que vale la pena construir; es una política que basa sus valores fundamentales en la inclusión y la tolerancia y que, en última instancia, pueda ser construida en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando no sea sobre la humillación de alguien para valer la pena. Si no, creemos sinceramente que no vamos a hacer más que repetir el mismo, viejo y cansado girar de la rueda de la historia, que vaya al mismo punto donde comenzamos.

Sabemos que la humanidad se merece una oportunidad y que la humanidad se merece a los mejores hombres y mujeres que tiene. Parte importante son ustedes, y qué bueno que llegaron hasta acá y qué bueno que la lluvia nos perdonó siquiera esta mañana para poder hablar, aunque según sé la lluvia no les impidió el baile de anoche.

Marcos

Agregar comentario