Mujer_alfaguara
Tarea

Poesía coral

José de Jesús González Almaguer


Encuentro

A la mitad de un movimiento de tu cadera y el contrato donde ponga mi firma,
En medio de un prado con palmeras enanas y el silbido de un tren que huye
Entre la canción que se convirtió en himno y el baño de agua fría,
Te encuentro, mi querida fantasma.

Perdida entre una novela fallida y un teléfono que me amenaza,
Cubierta de frases electrónicas y desnuda de ambiciones,
En la encrucijada de una corbata morada y un diploma que cierra el ciclo,
Te encuentro, mi querida sombra.

Entreverada por la ansiedad y el anhelo de vencer al tiempo,
Con una mirada al mar, vencida por una isla de calor,
Archivada sin detalles y expuesta a la noche celestina,
Te encuentro, mi querida alfaguara.

A la espera de tu voz y en compañía de una soledad que me aniquila,
Al margen de una idea fija y subrayada por un deseo que no culmina,
Ante el compás de espera y roto por la entrada sinfónica,
Te encuentro, mi querida reflejante.

Perdido, bandido.

No soy un caso perdido, tenemos una oportunidad
¿dejaré que esto se interponga entre nosotros?
Únicamente, hemos sido dos soledades que se acompañan

En verdad, ¿todo ha sido por despecho?
Pienso que sería mejor que solo hubiera sido un capricho.
Anhelo haber sido un exceso
Conservo la certeza de ser un bandido.

Repentina

Bruma gris de ciudad matutina,
rota por el sol de montaña

Eres humedad de luz,
reflejo de un hechizo.

Amor desahuciado:
Luz de ciegos.

Vereda con maleza:
Tu humor más tu belleza.

Bengala perdida:
Un beso recóndito y prohibido

Noche de junio indómito:
Primavera contrariada

Mito único sin ritual,
carnaval, músico, infinito

Atención perdida y deficitaria:
Regreso a ver tu sonrisa

Sufro el síndrome de ver que te alejas,
La curva, el volante, el bosque, la llegada… ¿son siempre iguales?

Cielo rasgado por una pintura de sol violeta,
recuerdo de tu cuerpo en entrega violenta.

Daga electrónica, sin previo aviso:
tomo tu cabello, robo tu aliento.

Sé muy bien que confundo magias y tesoros,
Me descubro embrujado en tus caricias y enojos.

Conquisto una arruga íntima
y descubro un continente negro

Mirada mínima, peculiar:
tristeza infinita, pendular.

No olvido ese agrio sabor en mi boca,
En mi mente, tu ausencia se descuelga.
Esclavizado, en mi banco nadie rema
La fortuna de esta embarcación se sofoca.

Eres la mitad de una burbuja de palabras,
y el cuarto menguante de mi promesa.

José de Jesús González Almaguer
Coordinador del Centro de Educación Continua, FES Acatlán. Experto en Comunicación, Responsabilidad Social y Procesos Organizacionales Docente de la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 095, del Colegio de Imagen Pública y de la Universidad Anáhuac. Ha realizado intervenciones como consultor y brindado capacitación tanto en el sector privado como público y el tercer sector. Su trabajo profesional le ha llevado a recibir distinciones internacionales como el Premio Galardón eco (Estratega de Comunicación) y el Premio Gold Quill, otorgado por la International Association of Business Communicators (iabc). Ha sido Presidente de la Asociación Mexicana de Comunicadores Organizacionales (amco) y ha participado en once libros especializados en español y uno en inglés. Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva, Maestría en Educación, estudios de Maestría en Comunicación Institucional, Especialista en Valores, estudios doctorales en Humanidades y estudios doctorales en Innovación y Responsabilidad Social.

Agregar comentario