5516_familia_de_oscar_gonzalez
Sala de Maestros

Maestros de México

Isaura González Gottdiener 


Oscar González López, una semblanza

Papá:

Hoy, 21 de enero de 2018, a 13 años de tu partida, en el año en que se conmemora el 50 aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968, en el año en que cumplirías 80 años el próximo 21 de marzo, cito las palabras de tus colegas y amigos que son fiel testimonio de tu lucha incansable por un México mejor. Recordarte así, como lo que fuiste, un hombre de firmes convicciones, un amigo leal, y también un papá amoroso, apoyador y a todo dar, es mi homenaje para ti en este día.

“En esta era de mezquindad, de chaqueteos y deslealtades, no abundan la firmeza de convicciones, la fuerza incontrastable del compromiso personal, en la política, en la amistad, en el mundo vivo, vital y vigente de las ideas, de las ideologías que la derecha imperante declaró muertas. Óscar González López era así, esa es la huella de su paso, del combate a favor de la equidad, de la igualdad, utópica, imposible según los neodogmáticos de la ética de mercaderes. Óscar González abrió las páginas editoriales de Excélsior a Valentín Campa, a Natalio Vázquez Pallares, a Rafael Galván. Tribuna para la izquierda, en los años en que se abriría el cauce legal y electoral a quienes habían optado por las armas de la guerrilla.” 
León García Soler, La Jornada, 23 de enero de 2005

“En el movimiento de 1968 Óscar participó intensamente; por su iniciativa se aprobó en el CNH realizar una jornada el 15 de septiembre, en Ciudad Universitaria, que culminó con la ceremonia del grito que dio Heberto Castillo, motivo por el cual despertó la ira de Díaz Ordaz.Después del 68, Óscar se empeñó en buscar la unidad de las izquierdas. En su casa de Contreras fue un excelente anfitrión, junto con su inseparable compañera Eloísa Gottdiener. Convocados por él se reunían Heberto Castillo, Rafael Galván, Natalio Vázquez Pallares, militantes del PCM, activistas estudiantiles que por sí mismos no lo hubieran hecho por las taras del sectarismo”. Joel Ortega Juárez, Milenio, 25 de enero de 2005

“Maestro, luchador social, universitario, periodista. Oscar González López fue, por encima de todo, un hombre de izquierda generoso y entrañable. Siempre cargado de libros folletos o periódicos, su memoria es indispensable en el rastreo de genealogías políticas que se antojan imposibles, de esos hechos de la historia presente que la vida (él pudo o el oportunismo) han sepultado en el olvido (…) Con Óscar González viví algunos pasajes importantes de mi vida: los momentos más oscuros del 2 de octubre, la agresión de los halcones el 10 de junio, pero con él pasé también los momentos luminosos del movimiento del 68, el despertar del México de la democracia de la mano de la juventud estudiosa, las reuniones en casa de Luciano Galicia para recaudar fondos para los estudiantes, las jornadas intensa con Galván antes de la huelga y con los electricistas, en fin…” Adolfo Sánchez Rebolledo, La Jornada, 27 de enero de 2005.

“Conocí a Óscar, como debe de ser, en el fluir del activismo, que entonces, por falta de otra términos, llamábamos militancia. Debe haber sido en 1957, hace amenos y serviciales 50 años. Él estudiaba la preparatoria, porque eso exigía los trámites de la UNAM, reacios al reconocimiento de la Normal de Maestros. Vivía en la atmósfera previa al movimiento magisterial que encabezó una de las grande figuras morales de México, Othón Salazar (…) Con Iván García Solís y Óscar asistí a mítines y marchas del Movimiento Revolucionario del Magisterio, y supe lo que era la reivindicación profunda de un régimen todavía cardenista y ya exasperado ante su relajamiento”. Carlos Monsiváis. Marzo de 2007

“Perdemos en Óscar no solo a un amigo, sino que el país pierde a un luchador decidido por sus mejores causas” Carta de Cuauhtémoc Cárdenas a Eloísa Gottdiener, 24 de enero de 2005

“En eso de la sencillez y camaradería, Óscar no tenía igual, era y fue un amigo cabal, leal, respetuoso y querido como pocos, ayudador, solidario y sin alardes.”
Gilberto Herrera Medina. Excélsior, 24 de enero de 2005

“El compromiso de militantes como Óscar con sus convicciones sociales y nacionalistas, su amor por la vida y la generosidad son una valiosa herencia para los jóvenes que buscan continuar la batalla por la libertad y contra la opresión.” Joel Ortega Juárez. Milenio, 25 de enero de 2005

“Con la muerte de Óscar González López, profesor y economista, luchador social, periodista y hombre de formes convicciones, la izquierda mexicana perdió a uno de sus más auténticos representantes.” Francisco Cárdenas Cruz. El Universal, 27 de enero de 2005

“Óscar González, hombre en la mejor acepción, aquel nuestro Óscar firme hasta el último aliento en sus ideas sociales y políticas, inquebrantable en sus deseos por la mejor sociedad humana; optimista, sin sectarismo, en la batalla por el México menos injusto aun si la realidad lo contradijera; el amigo sin doblez, de trato amable e incluso a quienes no compartieran razones”. Javier Romero. Excélsior, 4 de febrero de 2015

“Periodista de combate, firme luchador de la causa proletaria mexicana, hombre bueno y generoso, supo compartir y vivir su vida sin renunciar a sus principios y convicciones justicieras y socialistas”. Rolando Cordera Campos. Revista Configuraciones No. 23. Abril-junio de 2007

“Me queda por reconocer que de los compañeros de una época, a Óscar González López le debo la lección más profunda de congruencia y continuidad. En esta época es lo más ejemplar que pueda y deba darse.” Carlos Monsiváis. Revista Configuraciones No. 23. Abril-junio de 2007

Isaura González Gottdiener 

Anónimo. 30 de Enero de 2018 09:40

Sin duda un hermoso y amoroso recuerdo de una hija que nos comparte el brillante papel de un normalista (Oscarito, para mí) cuya generación brilló en sus estudios y en su atrevida carrera magisterial, periodística y política, generación escapada de la corrupción llevada a cabo por el oficial mayor dela SEP en ese tiempo:Luis Echeverría, y en ella, el brillante grupo “A” de la generación 50-55 a la que pertenecieron también entre otros: Iván García, Víctor Manuel Barceló, los hermanos Robledo, los enciso y el padre de Tonatiuh: José Abel Ramírez, Isaura: gracias por el recuerdo.

Jesus Abrego Olmos. 16 de Marzo de 2018 23:57

Me uno para recordar no solo a un gran maestro sino tambien a un excelentisimo se humano.Un abrazo afectuoso a la profesora Natalia.

Agregar comentario