6_anos_de_homicidios
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Esa ley que pretende El Ejecutivo; ¿Es segura, segura?

Dedicado a Julia Carabias,
mujer símbolo de resistencia de
un pueblo que ama y resguarda lo propio.

La desconfianza y cautela, son los padres de a seguridad

Benjamín Franklin

El mundo cruza el umbral de un debate que nos toca a todos. El debate por la seguridad, hoy día, hay que decirlo; las fronteras son borradas, los países son saqueados y las voluntades sociales conculcadas por quienes debieran ser sus garantes, el caso de la llamada Ley de Seguridad Interior ejemplifica como pocas veces puede hacerse el atropello a la voluntad ya no solo de una ciudadanía inerme, sino la expresión inteligente, lucida y valiente hay que decirlo de académicos, organismos sociales, defensores de Derechos Humanos de dentro y fuera del país que saben que vamos al despeñadero de la barbarie social.

Sin dudas y la razón de argumentar tal cosa es que se puede vislumbrar que; al dejar lo que ha sido muy largamente construido como es el modelo de gobierno social, encabezado por autoridades civiles, para pasar de facto a una militarización de un país ya muy lacerado, datos duros revelan que solo en el sexenio pasado se dieron más de 120 mil muertes violentas relacionadas con el narcotráfico, aproximadamente una muerte cada 30 minutos, según datos de la Procuraduría General de la República (PGR)(Excélsior )

Esto que de suyo es alarmante se queda corto ante la cifra reportad en por periodista Alejandro Hope quien señala que; “Cuando termine el año de 2017 la cifra de muertos en el gobierno de Enrique Peña nieto llegara a rebasar los 117,000 si ciento diez y siete mil personas. (El Universal 20/07/2017)

Si al parecer de manera conjunta según Huffpost “Peña y Calderón suman 234 mil muertos y 2017 es oficialmente el año más violento en la historia reciente de México dado que hasta octubre y con un año de mandato por delante, el gobierno de Peña Nieto contabiliza ya el 94% de los asesinatos registrados en todo el sexenio de Felipe Calderón.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Calderón sumó durante su mandato un total de 120 mil 935 homicidios dolosos. Por su parte, Peña Nieto acumula 114 mil 061 asesinatos en lo que va de su administración hasta octubre pasado”

Este es el escenario en donde se pretende hacer nacer la ya famosa por cuestionada Ley de Seguridad Interior,

Sin embargo más allá de lo macabro de las cifras dolorosas que revelan todas estas muertes, el análisis profundo ha de ser si esa ley hará más segura la vida comunitaria o por el contrario o generara más inseguridad para ello es menester conocer las voz de los expertos que se han dejado oír en una inusual y sorpresiva reacción que espero pudiera hacer reaccionar al Ejecutivo en su decisión previa a promulgar la referida ley.

Si todavía quisiera entender ya tender algunas voces bien haría en valorar estas; “es necesario un debate profundo e incluyente…”

No hacerlo querrá decir que se habrá ignorado los opositores a la ley , así como organizaciones de la sociedad civil, mismas que aun hoy cuestionan la pertinencia de aprobar una ley que, a su juicio, generaría más violencia, más violaciones a los derechos humanos y otorgaría un poder casi absoluto a las Fuerzas Armadas

No hay que olvidar que la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México recuerda estos días las palabras de su representante, Jan Jarab, en un discurso que dio al respecto en febrero: “Deberíamos dar un paso más atrás y preguntar, ‘¿es la seguridad interior el marco conceptual adecuado para abordar los retos de criminalidad y violencia que enfrenta México?’ El concepto de ‘seguridad interior’ se asocia a un entendimiento de la seguridad propio de los regímenes autoritarios”.

Podría abundarse más sin embargo esta aprobación dada la manera que ya debiésemos estar acostumbrados como un albazo de fin de año, cuando se espera que todos con el feriado de fin de año lo olvidemos no será así, estimo que se está abriendo un verdadero problema que aun cuando parece resuelto en el marco de lo legal aun cuando el Ejecutivo promulgue la ley, está abriendo un riesgo social que tendrá su más difícil rostro en el proceso electoral del 2018.

Al tiempo.

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario