5304_cruces_en_la_pared
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Paso un año: ¿estamos acorralados?

La verdad olvidada y prohibida

NUNCA

Nunca me cansará mi oficio de hombre.
Hombre he sido y seré mientras exista
hombre entre los que labran con sus manos
lo que jamás hereda un alma digna,
¡porque de todo cuanto el hombre ha hecho
la sola herencia digna de los hombres
es el derecho de inventar su vida!

JAIME TORRES BODET

Con un sencillo pero profundo fragmento del poema de Torres Bodet el maestro, y una propuesta, que me presentare aquí me permitiré decir a ustedes a un año transcurrido ya de que confiamos nuestro voto, a quien decía que cambiaría las cosas para mejorar y poco o nada ha hecho por lo acordado en el pacto de civilidad que es el sufragio, el que usted y muchos le dimos a Javier Corral mandatándolo para buscar nuevos derroteros para el Estado. Sin embargo, pasan uno, dos, diez meses apunta ya el año en breve ya a pocos días que esta revista aparezca y no ha sucedido nada significativo que denote que en realidad valió la pena apostar a au gobierno.

Javier Corral ha recibido en su tiempo de gobierno hasta ahora, un numero por demás alarmantes de incremento en violencia, ha permitido que las tarifas de los autobuses de la esperanza como su gobierno cambiaran, si pero al igual que la violencia incrementándose, y el prometido amanecer nunca aprecio, ya que le transporte público hoy cuestan dos pesos más.

Planteo como mero contraste estos extremos aquí, pero podría citar también las múltiples deficiencias en el sentido de no dotar de manera pronta y cabal y expedita, la cantidad de docentes que harían que los cursos ya a más de dos semanas de iniciados en el educación básica pudieran estar de verdad cubiertos, ya no hablaremos de ese afán retardatario de imponer a su gente, equipo, amigos o como cada cual desee llamar a quienes asumen posiciones de gobierno y poder sin los méritos y calificaciones que los hagan eficientes en la tarea asignada. Si me piden ejemplos hay varios, el más evidente pero no el único es la directora de los Colegios de Bachilleres, quien aun cuando ha centrado gran parte de las críticas no es la única hay algunos más que imponen intereses, agendas y amigos sobre los derechos y los trabajadores, que en muchos casos por temor asumen contratos y condiciones laborales que les son lesivos y en otros casos, los menos desafortunadamente, luchan sabedores de que en un real régimen de justicia y legalidad no manipulada bien podrían derrotar al Estado facciosos que se ha reconstruido un ano después de criticar llamando así también al que les antecedió.

Dura circunstancia la que hoy con el actual gobierno, Chihuahua vive (y no es slogan) es doloroso hablando social y cívicamente ver el cómo renacieron atavismos y poses que rayan en la insolencia, citare algo que es preocupante hace apenas unos días, se leía en la prensa el artículo intitulado:

¿Laicidad? ¡Qué flojera! firmado por el Presbítero Camilo Daniel Pérez quien en el señalado articulo califica de cuestión bizantina la polémica en torno a nombramiento del sacerdote Javier Avila conocido también por el Pato Ávila.

En dicho documento del cual me permito tomar solo fragmentos por falta de espacio en el cual el autor argumenta lo siguiente:

“Hay cuestiones que, en su tiempo, fueron tan vitales y que, pasado el tiempo, se vuelven insulsas e inútiles. A ese tipo de asuntos se les llama cuestiones bizantinas que han sido superadas por la vida misma, como por ejemplo si los ángeles tienen o no tienen alas, si las víboras en tiempos ancestrales caminaban paradas. Antes era un escándalo, casi de vida o muerte, que las mujeres entraran al templo con la cabeza descubierta o con pantalones en vez de falda. ¡Un escándalo que una mujer pisara el presbiterio o entrara en conversaciones sólo para hombres!

Ciertamente no acabamos de dirimir entre la laicidad en sentido positivo y el laicismo en sentido negativo. No sabemos si la expresión ¡Qué el cielo bendiga a Chihuahua! Se trataba del cielo cielo (haeven) o nada más del cielo (sky), si la palabra ¡Adiós! Se refiera a un ¡Hasta luego! O ¡Nos vemos con Dios!, si Miguel Hidalgo es el Padre de la Patria o el Cura de la Parroquia de Dolores.

Estas cuestiones han sido tan superadas en otras latitudes como en Chile que el Ejército venera a la Virgen del Carmen como su gran Generala y hacen un gran homenaje en su día y que, además, tiene su templo dentro del Palacio de Gobierno usado, por cierto, de una manera ecuménica sin mayor problema.

Sin menospreciar el asunto de la laicidad y que por sanidad mental y por cuestiones históricas el Estado deberá ser siempre laico (no laicista), para mí el asunto más importante no es el hecho en sí de que César Duarte haya consagrado el Estado al Sagrado Corazón de Jesús, sino la utilización perversa de los signos religiosos.

Duarte se lavó sus manos sucias con la religiosidad de nuestro pueblo y se las secó con los manteles del altar para seguir tranquilamente delinquiendo, como cuando Pilato se lavó las manos ante el pueblo y dejó que crucificaran a Jesús. Siempre me ha gustado citar las palabras de Pedro Casaldáliga que afirmaba: “Cuando el dictador dice Dios, entonces yo le digo paz, justicia, democracia y cuando él dice paz, justicia, democracia, entonces yo le digo Dios.”

Por cuestiones de laicidad (¿o laicismo?) hay ciudadanos de primera, de segunda o, tal vez, de tercera. Antes, los curas no podíamos votar. Actualmente no podemos ser votados. Antes las mujeres no podían votar y esto ha sido una conquista de las valientes mujeres. Hay quienes piensan que los votos deben ser “de calidad”.

Por ejemplo, que el voto de un empresario o un profesionista deberían tener más valor que el de un pobre o un ama de casa. Éstas son las cuestiones que hay que dirimir y que son vitales para una auténtica democracia: Que todas y todos seamos igualmente hijos de la misma Patria y, como ciudadanos, con los mismos derechos y responsabilidades, sin exclusiones. Otra cosa es que nos auto limitemos por propia voluntad"

Cierro aquí los comentarios del señor Camilo Daniel porque finalmente hablare con el ciudadano firmante y no el religioso, desmitificare no lo bizantino, sino las sofistería vocablo que sabemos deriva de quien habla usando sofismas que se definen según el diccionario como “Argumentos falsos o capciosos que se pretenden hacer pasar por verdaderos”

Hidalgo es un cura y seguirá siendo el Cura de Dolores o el Padre de la Patria como lo desee cada cual ver, pero cura al fin y define como tal al sacerdote que fue degradado por la jerarquía de la iglesia dela época liada a los intereses de entonces empero Hidalgo es venerado y reconocido en su esfuerzo emancipador aun hoy por el pueblo que agradece el inicio de la lucha que encabezo.

En su escrito deja corre el señor Camilo, otras que no son ningunas nimiedades si las vemos desde la perspectiva de la agenda de genero hoy día tales como el tema del presbiterio y las mujeres, pero los espacios de debate van más allá y los dirime Juarez al separar la Iglesia del estado crear el Registro Civil y evitar que los religiosos de es época evitaran llegar al llamado Campo Santo (panteón) a donde impedían llegar ciertos cadáver para darles sepultare en un cementerio católico?

Su derecho canónico establecía en su momento que:

CAPÍTULO II.
DE AQUELLOS A QUIENES SE HA DE CONCEDER O DENEGAR LAS EXEQUIAS ECLESIÁSTICAS
Canon 1183.

1. Por lo que se refiere a las exequias, los catecúmenos se equiparan a los fieles.

2. El Ordinario del lugar puede permitir que se celebren exequias eclesiásticas por aquellos niños que sus padres deseaban bautizar, pero murieron antes de recibir el bautismo.

3. Según el juicio prudente del Ordinario del lugar, se pueden conceder exequias eclesiásticas a los bautizados que estaban adscritos a una Iglesia o comunidad eclesial no católica, con tal de que no conste la voluntad contraria de éstos, y no pueda hacerlas su ministro propio.

Canon 1184.

1. Se han de negar las exequias eclesiásticas, a no ser que antes de la muerte hubieran dado alguna señal de arrepentimiento:

A los notoriamente apóstatas, herejes o cismáticos;

A los que pidieron la cremación de su cadáver por razones contrarias a la fe cristiana;

A los demás pecadores manifiestos, a quienes no pueden concederse las exequias eclesiásticas sin escándalo público de los fieles.

2. En el caso de que surja alguna duda, hay que consultar al Ordinario del lugar y atenerse a sus disposiciones.

Canon 1185.

A quien ha sido excluido de las exequias eclesiásticas se le negará también cualquier Misa exequial"
Esto si era bizantino señor Camilo Daniel pero me preocupa su remate al artículo en cuestión cuando dice:

“Por todo esto, me parece “bizantina” la cuestión de si el Padre Javier Ávila deberá ejercer o no una función pública por cuestiones de laicidad (¿o laicismo?). Sin meterme en cuestiones legales (¿o leguleyas?) me consta que el Padre no está ahí por amiguismos ni mucho menos por su investidura religiosa ni por proselitismo, sino por su trayectoria ciudadana y muy meritoria a favor de los derechos humanos y, especialmente, a favor de los más pobres y desheredados como son los pueblos indios”.

No puedo decir que concluiría esta colaboración, sino más bien pretendo aquí:

INICAR UN NECESARIO DEBATE CON USTD SEÑOR CAMILO DANIEL Y CON QUIEN DESEASE PARTICIPAR PREGUNTADONOS Y RESPONDIENDONOS A CABALIDAD SI HAY O NO VIGENCIA EN MATERIAL LEGAL PARA IMPUGNAR COMO HA SIDO HEHCO EL NOMBRAMIENTO DEL RELIGIOSO JAVIER AVILA A UNA FUNCION PUBLICA PERO MAS AUN SI EL ACTUAR DEL PRIMER MANDATARIO ESTATAL NO ESTA ACORRALANDONOS Y RETROTRAYENDONOS A UN DEBATE QUE COSTO MUCHA, MUCHA SANGRE EN EL SIGLO XIX ENTRE LIBERALES Y CONSERVADORES EN MEXICO, QUE LASTIMA QUE AL ADVERTIR QUE ESTE DEBATE REINICIA DE NUEVO VOLVEMOS A LA SIMILITUD DE UN MODELO DE GOBIERNO LOCAL QUE PARECE SEMEJARSE EN ESTO AL DEBATE QUE SE DA HOY EN NORTEMERICA SOBRE TEMAS COMO RACISMO Y EL PERO SUPREMACISMO, AMBAS REALIDADES IMPRESENTABLES TAMBIEN HOY EN ESIE SIGLO XXI QUE PRETENDEMOS VIER.
QUE DICE, ¿INICIAMOS EL DEBATE?

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario