5279_birrete
LA CLASE

La lección

Yulma Angélica Cervantes Huerta


Discurso pronunciado en representación de los egresados de Licenciatura en Educación, de la Unidad 095 en la Universidad Pedagógica Nacional.

Auditorio Lauro Aguirre

Unidad Ajusco ,19 de agosto 2017

Buenos días compañeros, personal docente de la unidad 095 y personas que nos acompañan. Representa para mí un gran honor tomar la palabra, a nombre de todos mis compañeros y amigos que hoy egresan.

Hoy comienza un nuevo desafío y se termina un capítulo de nuestras historias, concluimos uno de los caminos más importantes de nuestras vidas, es el fin de una meta personal que nos propusimos hace unos años.

Todo lo vivido en esta universidad nos llena de sentimientos encontrados, en este tiempo compartimos grandes alegrías y acumulamos experiencias, momentos y recuerdos en cada lugar, y cada uno nos acompañará siempre en nuestra mente y corazón.

Nos dimos cuenta y reiteramos que elegir esta carrera fue una decisión acertada que contribuyó a hacernos no solo buenos estudiantes sino mejores personas.

Al ingresar a la universidad, algunos dudaban si esta era la carrera apropiada, con muchas inquietudes otros asistían. Viendo a cada profesor entrar al aula y recordando cada reacción, cada gesto, y una que otra palabra, sin duda sabíamos que nos enfrentaríamos a retos. Sin embargo, sabíamos que esta elección cambiaría nuestras vidas para siempre y descubriríamos nuestra verdadera capacidad y voluntad. Desde ese momento supimos que estar en la Universidad Pedagógica Nacional involucraba un compromiso mayor, disciplina, autocontrol y tenacidad.

Cada uno de nosotros ha dejado su propia marca, en una clase, en una exposición, en el pasillo, en una respuesta a una pregunta de un profesor, la huella que nos hemos dejado los unos a los otros por el simple hecho de habernos conocido. Entendimos el valor del conocimiento y valoramos los esfuerzos de los profesores para poder guiarnos.

Hoy nos despedimos para comenzar una nueva etapa, lo vivido nos llena de entusiasmo para continuar con un espíritu de servicio y vocación, esta ceremonia es el resultado a los esfuerzos de cada uno de los que hoy egresamos.

Sobre todo, este es el momento para ofrecer nuestro más sincero agradecimiento de manera especial a quienes nos apoyaron y se mantuvieron a nuestro lado en el transcurso de este difícil camino.

Damos gracias a dios por la oportunidad que nos dio, por ponernos en este camino y llenarnos de sabiduría para resolver cada situación que se presentara.

A nuestra familia, por impulsarnos a pesar de las dificultades, por creer y confiar en cada uno de nosotros y motivarnos para superarnos siempre con humildad, gracias por estar siempre a nuestro lado, deseando de corazón que este logro los haga sentir orgullosos y saber que cada momento valió la pena.

A nuestros maestros que se encargaron de sembrar en nosotros conocimientos y valores que permanecerán para siempre, que con gran empeño y eficacia contribuyeron a que esta etapa fuera más fácil, por su orientación acertada, su paciencia en todo momento, por sus consejos, por su amistad y su exigencia que nos llevó a sacar lo mejor de cada uno de nosotros, por el trato tan cercano y el apoyo incondicional, por darnos una perspectiva diferente de la vida, gracias.

Como grupo será imposible olvidar todas esas noches de desvelo para hacer tareas, los exámenes contestados una y otra vez porque las respuestas no eran las correctas. La emoción al concluir cada cuatrimestre y decir ya falta menos, las idas y regresos a la universidad acompañados de los amigos y todas las sonrisas compartidas.

No olvidemos que los conocimientos son las mejores armas para luchar por un mundo justo y con valores, que nuestra labor es EDUCAR PARA TRANSFORMAR, desde todos los ámbitos de nuestra vida y hacernos responsables de los que nos compete. Este final solo marca un nuevo comienzo lleno de oportunidades.

¡Felicidades! a cada uno de ustedes compañeros, por haber llegado a la meta, siendo orgullosamente de la Universidad Pedagógica Nacional.

Yulma Angélica Cervantes Huerta

Agregar comentario