Aqui_sigo
Usos múltiples

Mentes peligrosas

Begoña Estefanía Reyes Romero


Aquí sigo y Antes de partir: una comparación

Al ver el documental “Aquí sigo” se eligió otra película de interés personal relacionada con la misma temática para después realizar una comparación entre ambos largometrajes.

“Aquí sigo" es un documental escrito y dirigido por Lorenzo Hagerman, que tiene como finalidad hacernos reflexionar sobre la importancia del rol que tienen los adultos mayores en nuestra sociedad. Toma lugar en Canadá, Costa Rica, México, España, Japón e Italia. Entrevistan a distintas personas de la tercera edad, de entre 85-100 años de edad, en donde podemos escuchar observar su estilo de vida y escuchar sobre sus experiencias de su pasado y de cómo ven y viven la vida.

La película que escogí fue “Antes de partir”, que trata sobre dos adultos de más de 65 años que se conocen en un hospital, ya que los dos están enfermos de cáncer. Al poco tiempo les dicen a ambos que tienen pocos meses de vida. Y en vez de deprimirse deciden hacer una lista de cosas que les gustaría cumplir y hacer antes de morir. Viajan por el mundo y logran cumplir con todas sus metas escritas en la lista.

Ambas son grandes películas que te hacen reflexionar sobre la vida de los mayores, de cómo fue su pasado, cómo es su presente y cómo se sienten al respecto. Hay distintas maneras en las que se pueden comparar estos dos filmes, porque, aunque los dos traten sobre adultos mayores tienen diferentes aspectos a considerar. El primero es que uno está grabado como documental y el otro es una clásica película de Hollywood. Tienen diferentes perspectivas, ya que en “Aquí sigo” se enfocan en platicar sobre su vida pasada, mientras que en “Antes de partir” los adultos ya saben que se van a morir y se enfocan en vivir el momento para disfrutar al máximo el tiempo que les queda.

Elegí esta película porque se puede relacionar mucho con el documental. Aunque tengan diferentes formas de decirlo, el mensaje que tienen al final es el mismo. Ambas buscan que el público reflexione sobre lo que es ser un adulto mayor, lo cual está muy bien, ya que a veces los jóvenes no tenemos conciencia de que algún día nosotros vamos a llegar a la misma edad que ellos. Debemos de aprender a darles la importancia a las personas adultas. Ellas siguen formando una parte esencial de nuestra sociedad y aprender a valorarlos, a tratarlos con respeto y amor, y sobre todo aprender de sus experiencias que nos pueden ayudar a prevenir muchos errores.

Begoña Estefanía Reyes Romero

Agregar comentario