5198_leyendo_partitura
Tarea

Poesía coral

José de Jesús González Almaguer


Canciones del corazón de junio

La canción de Nadie

Me han dicho que compusiste esa canción que habla de mí.
Me sugirieron que venga a escucharte,
porque nadie más la interpreta como tú.

Tocas la melodía en el piano,
como tus dedos recorrían mi piel.
Me dijeron que usas un pandero roto
y que lloras al golpearlo.
Mientras tu público aplaude,
tomas la guitarra y, enseguida, siento
esa cuerda pulsada, vibrar como mi cuerpo
en tu abrazo íntimo y secreto.

Ni siquiera una noche brillante
es tan poderosa como tu canto.
Ni siquiera mis ojos, cerrados por ti,
alcanzan a ver tu dolor.

Me han contado que destrocé tu ilusión al despedirme
y todos han sabido que tu corazón roto
escribió la más hermosa canción de amor.

La multitud aplaude tu versión.
Yo conozco una más íntima,
más gentil, más generosa,
más breve, más triste,
más natural, más intuitiva,
más perversa, más dulce,
más veleidosa y perenne,
una versión evanescente.

¿Puedes cantarla para mí?
¿Puedes cantar algo que no sea solo para ti?
¿Recuerdas ese verso que escribimos
a cuatro manos? …
angustia que guarda un lugar…

Si tú pusiste el amor, yo puse la entrega.
Si tú has dado letra y música
Yo fui la inspiración,
He sido deseo y fulgor,
ermita y hielo.

He venido a escuchar tu recital.
Has cumplido esa promesa,
he coreado junto con la audiencia.
¿Qué nombre le has puesto?
¿La canción de nadie?
Tal como eres tú, ja ja… a la mitad del camino
entre la obviedad y el código enigmático.
Me reconozco en tus frases
y tus canciones me dicen mucho de ti
Por favor… toca, otra vez, esa frase musical solo para mí.

Así es

Camina … y se siente su urgencia.
Habla … y se vive su pasión.
Dice que la vida es generosidad
y que la amistad no se pospone.

Respira, acompaña, lucha, comparte, entrega.
Exige, rinde y examina… perdona.

Corazón urbano

Este corazón es gris y negro
como el cemento y asfalto
y violento como un asalto.

Parpadea como semáforo
y se bambolea como pasajero
en un autobús envejecido.

Este corazón es un árbol seco en agosto,
viendo el cielo como prisionero
y ansiando aire libre como carcelero.

Este corazón espera la fiesta del barrio
y el escaparate navideño,
quiere vencer, de tu cariño, el mal fario
y ser de tu intimidad, el dueño.
No hay forma de que falle:
porque es de un solo sentido la calle.

Este corazón se convierte
en un gato salvaje
y se desordena en su andar
por calles de adoquines.

Salta obstáculos imaginarios
y moja sus patas delanteras
en ríos de espejismo.

Este corazón me permite escuchar
bellísimos sonidos, tan intensos
que superan bocinazos y cantos ambulantes.

Parece alejarme de ti a toda prisa,
sin embargo, en la bocacalle,
atina a encontrarte en la más profunda soledad
con mis más acallados anhelos.

Tragafuegos triste y mutilado,
mancha de ciudad que sufre,
sostén ya sin broche,
corazón urbano, su promesa se cumple
apenas permitas que tu piel toque.

Callejón de pueblo devastado por la urbe,
calzada con pobre alumbrado,
corazón a la espera de la noche
cual vagabundo embozado.

Lóbrego es el tiempo cuando desapareces,
lo sé, lo sé… no me perteneces:
en tu tablero, solo soy un dardo…
soy un turista aturdido por tu belleza,
antes de la puesta del sol,
podrás denunciar el ritmo y el canto de este corazón urbano
y será prohibido en tu ciudad.

Balada 2017

El mar es una promesa de tu nombre.
El horizonte alcanza, dos veces, a dibujar tu piel,
y el sol es un arañazo que desprende
tu esencia anclada al temblor de mi cuerpo.

El golpe del viento ante nuestro olfato,
a la hora en que el mar se vuelve violeta,
vuelve más líquido el aroma de tu aliento.
¿Recuerdas el olor de la ceniza?

Algunas veces, un perfume te trae ante mí.
Sueño una fragancia de vino, cargado de manzanos y deseo,
y despierto con una imagen que escapa de mis manos.

Eres un sol de incendio continuo,
el soplo de un viento colmado de verdades invencibles,
una corriente de mar quieto y poderoso.

Tu recuerdo se hace débil ante los golpes del tiempo,
se desvanece por culpa del destino,
solo se refuerza por mi terca voluntad.

No voy a ceder ante tu ausencia,
¿Cómo alcanzaré ese abrazo tuyo, siempre dispuesto,
pero hoy inaccesible para mí?

Pienso buscarte, pienso encontrarte,
tenderte una emboscada de caricias,
capturarte sin vacilaciones,
confesarte sin temores.

Las olas del tiempo, convertidas en días,
rompen ante mi memoria.
Es un dique que reconstruyo con remembranzas,
arenas perdidas ante mares de violentos olvidos.

Peldaños lentos que borran tus caricias,
horas extensas que aniquilan intensidades.
Deseos exhaustos de aferrarse a una imagen tuya,
una foto que languidece ante mis ansiedades…
no estás más en mis memorias.

Así te quiero

Como una lluvia vespertina se desea en días de mayo,
Como se anhela un sueño en una noche de truenos y relámpagos,
Como se mete en el alma un fantasma amigable y cariñoso
… así te quiero.

Como Neptuno abandonado en la ribera,
Como deseo bordado en tus muslos,
Como burbuja destinada a reventar
… así te quiero.

Como el casco de un buque espera a ser botado,
Como mi oído al buscar tu regazo,
Como tu olfato anhela atrapar mi aroma
… así te quiero.

José de Jesús González Almaguer
Coordinador del Centro de Educación Continua, FES Acatlán. Experto en Comunicación, Responsabilidad Social y Procesos Organizacionales Docente de la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 095, del Colegio de Imagen Pública y de la Universidad Anáhuac. Ha realizado intervenciones como consultor y brindado capacitación tanto en el sector privado como público y el tercer sector. Su trabajo profesional le ha llevado a recibir distinciones internacionales como el Premio Galardón eco (Estratega de Comunicación) y el Premio Gold Quill, otorgado por la International Association of Business Communicators (iabc). Ha sido Presidente de la Asociación Mexicana de Comunicadores Organizacionales (amco) y ha participado en once libros especializados en español y uno en inglés. Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva, Maestría en Educación, estudios de Maestría en Comunicación Institucional, Especialista en Valores, estudios doctorales en Humanidades y estudios doctorales en Innovación y Responsabilidad Social.

Agregar comentario