5152_ventana
Tarea

Cuentos en el muro

Federico Cendejas Corzo


El otro espejo

Me levanté con una extraña sensación de levedad.

Llovía y el frío era casi desgarrador, los ojos me pesaban y la espalada me dolía.

De repente, frente a mí, apareció alguien que se me figuraba familiar, lo había visto alguna vez, en algún lugar o quizás en un sueño. En un momento, sus ojos se clavaron en los míos, tenía una mirada oscura, profunda y triste, sus pronunciadas ojeras y las venas que resaltaban en su frente, lo hacían parecer el villano de un cuento infantil. Encorvado y desganado, el sujeto bostezó y yo comencé a caer en la cuenta de la hora y de la extraña situación.

No me pregunté cómo es que había entrado a mi casa porque en realidad no era difícil abrir con maña la puerta, aunque ésta tuviera llave; tampoco me asusté, solamente estaba asombrado. Nos quedamos inmóviles, mirándonos el uno al otro por un largo tiempo.

Un estornudo rompió el silencio y la tenue luz que comenzaba a asomarse por la ventana iluminó suavemente la cara de aquel hombre que me miraba, distinguí ahora los detalles de su rostro y lo noté aún más familiar, sabía que no era la primera vez que lo veía.

Permanecí de pie, helado por el aire que violento entraba por la ventana. Volví a clavar la mirada en el intruso justo cuando un ventarrón tiró el espejo de mi pared y con él, también el invasor se hizo pedazos.

Federico Cendejas Corzo
Licenciado en Letras Hispánicas por la UNAM y Licenciado en Comunicaciones por la Universidad Anáhuac. México Norte.

Anónimo. 08 de Agosto de 2017 08:01

Felicidades ! Es mi autor favorito

Agregar comentario