5100_san_mateo_tlaltenango
LA CLASE

Educación Ambiental



Análisis situacional de una comunidad San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa, Ciudad de México

Integrantes XIV generación de la Maestría en Educación Ambiental

Nestor Enrique Arce Ramírez
Olga Armenta Padrón
Jessica Azareth Barreto Gutierrez
Gloria Olimpia Castillo Blanco
Leticia Cortés González
Nohemi Galicia Acoltzi
Marisol Jiménez Villagrán
Marcela Pérez Herrera
Elizabeth Zambrano Peralta

Junio 2017

Introducción

En este trabajo se conjuntan de manera integral los conocimientos adquiridos durante el primer semestre de la Maestría en Educación Ambiental, y de manera grupal, discutir sobre las situaciones que anteriormente no teníamos la visión en conjunto y que ahora por medio de nuestra observación y reflexión personal, aportar a este proceso de formación como Educadoras Ambientales.

Se decidió de manera conjunta trabajar en la comunidad de San Mateo Tlaltenango, ya que una de nuestras compañeras, Leticia Cortes, en los diferentes temas que abordábamos durante las clases, nos mencionaba sobre el lugar donde vive y cómo relacionaba las situaciones sociales, políticas, ambientales que estaba detectando. En una reflexión que ella tuvo nos comentó sobre lo que estaba siendo afectada su comunidad con el modelo capitalista y todos los cambios que ha ido sufriendo desde que era niña y mucho antes de eso.

Fue interesante para todo el grupo involucrarnos en esta práctica ambiental, para conjuntar desde distintas ópticas la información requerida, pero lo más importante fue el acercamiento a la comunidad, ya que las personas entrevistadas nos aportaron sus experiencias y vivencias, siguen tratando de proteger aquel lugar que por herencia les fue otorgado y le dan valor a la naturaleza, donde ellos no se ven excluidos, sino parte de ella.

El estudio de comunidad tiene como propósito identificar las características socio-psicológicas, económicas, históricas, geográficas, culturales y ambientales de San Mateo Tlaltenango y a partir de esto, se hace una propuesta de intervención en educación ambiental.

METODOLOGÍA

El trabajo se realizó en distintas etapas

1. Revisión bibliográfica y en internet sobre la comunidad
2. Visita al lugar para conocer el sitio
3. Realización de entrevistas a personas de la comunidad
4. Revisión de los documentos prestados por los comuneros
5. Elaboración de los distintos capítulos del trabajo en equipos
6. Discusiones en grupo sobre la información encontrada y procesada
7. Integración final del trabajo

Diagnóstico socio ambiental colectivo

Identificación de la comunidad

San Mateo Tlaltenango es una población rural (demarcada como suelo de conservación desde abril de 1994) situada en la zona arbolada de la Sierra de las Cruces, junto al Parque Nacional Desierto de los Leones. El significado de la palabra Tlaltenango se deriva de Tlalli (tierra), tenanitl (muro) y co (en): “en los muros de la tierra o tierra amurallada”.

El lugar está habitado desde la época prehispánica. Después de la conquista española, Hernán Cortés fundó definitivamente el poblado en 1532. El 26 de agosto de 1571, el Virrey Don Enrique de Almanza dio posesión de la tierra a los naturales. Sus principales atractivos son el Valle de las Monjas con sus hermosos bosques y riachuelos, actualmente también en un proceso de poblamiento irregular e indiscriminado (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017)

Ubicación

San Mateo Tlaltenango se ubica al suroriente de la delegación Cuajimalpa de Morelos. De acuerdo con el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano, el casco antiguo del poblado tenía como límites a la calle de San Fernando para seguir hacia la calle de Emiliano Zapata, cruzando terrenos particulares se dirige hacia la loma de Tlalmininolpan rodeándola para tomar la barranca de Atzoyapan río arriba, hasta cortar la carretera San Mateo-Santa Rosa y tomar una línea paralela a la calle de la Monera, cruzando la carretera a San Mateo y la calle Corregidora, finalmente toma la calle Fresno hasta Emiliano Zapata.

Al publicarse la versión de 1987 del Programa Parcial Delegacional de Desarrollo Urbano, se incluyeron en la nueva poligonal algunos de los asentamientos de la periferia.

El esquema de densidades que establece el programa vigente, que maneja usos mixtos, densidades concentradas y las mayores alturas para las habitaciones y los servicios en la zona central, asignando las densidades más bajas y menores alturas a los predios a medida que se alejan a la periferia del poblado, tiende a ser modificada para mantener una densidad uniforme concentrada al interior de la poligonal vigente, según se desprende de la propuesta captada durante el proceso de consulta pública.

El área de conservación patrimonial para este programa es un polígono conformado por las calles Fresnos, Morelos y Guerrero y Monera (Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, CDMX, 2017)

Ubicación en mapa

Ubicación de la Delegación Cuajimalpa de Morelos dentro de la Ciudad de México.
Fuente: IEDF,2010

Ubicación San Mateo Tlaltenango dentro de la Delegación Cuajimalpa de Morelos.
Fuente: IEDF, 2010


Polígono del pueblo San Mateo Tlaltenango Fuente: Google Maps, 2017

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez, Presidente de la Comunidad Agraria:

San Mateo Tlaltenango se conforma por una comunidad agraria, una comunidad ejidal y el resto de la población urbana no perteneciente a estos grupos.

En el territorio de San Mateo Tlaltenango se ubican alrededor de 1200 ha. pertenecientes a la comunidad agraria. La comunidad se ha enfrentado legalmente con autoridades y otras localidades por el reconocimiento total del territorio que originalmente se les otorgó desde el siglo XVI con títulos virreinales que manifiestan haber sido 4400 ha.


Foto: Macario Chávez Gómez, Comunidad agraria 2017.
Tomada por: Grupo Maestría Educación Ambiental UPN 095. 4 de junio 2017

Historia Ambiental

Orografía

San Mateo Tlaltenango, ubicado en la delegación Cuajimalpa de Morelos, se localiza sobre la vertiente oriental de la estructura tectónica-volcánica llamada Sierra de las Cruces, que constituye el límite occidental de la Cuenca de México. La sierra se extiende en Dirección NNE, desde la sierra de Zempoala, al sur, hasta la sierra de La Bufa (Rehilete) en el norte, en proximidad con Acambay.

Se ha comprobado que la Sierra de las Cruces es atravesada por numerosas fallas con Dirección NNE a SSW, que originan el control tectónico de las barrancas en la Delegación. Al centro y sur de la demarcación predominan las montañas, concentrando la mayoría de los aparatos volcánicos como La Palma, de 3,810 msnm; San Miguel 3,800 msnm; El Cochinito 3,760 msnm y El Ángel de 3,330 msn. Estas estructuras dirigieron las emisiones de lava y flujos de piroclastos hacia el norte del territorio, rellenando las depresiones del relieve con sucesivas acumulaciones de lava.

Existen dos tipos de barrancas: el primer tipo se refiere a barrancas estables, en forma de “U”, anchas en el fondo y de laderas poco abruptas donde existe un equilibrio en los procesos erosivos. Este tipo se localiza al noreste de la delegación, en Santa Fe, y en muchos casos, hay una fuerte alteración antrópica que originó la morfología actual. El segundo tipo es de barrancas vigorosas, en forma de “V”, profundas, con pendientes abruptas y una alta energía del relieve, propiciando fenómenos de erosión hacia las cabeceras de los barrancos (cárcavas), derrumbes de materiales rocosos y deslizamientos de suelos. Las barrancas a lo largo de su recorrido en el territorio de la delegación, desde su nacimiento hasta su desembocadura reciben varios nombres, como es el caso de una de las barrancas más grandes de la Delegación Cuajimalpa de Morelos; conocida como Arroyo de Santo Domingo, Agua Azul, Los Helechos y Hueyetlaco en sus diferentes trayectos, además de que confluyen numerosos afluentes, cada uno con su denominación.

En las zonas de mayor altitud existen fallas geológicas, presentándose una serie de fracturas, barrancas y cañadas, donde se infiltran grandes volúmenes de agua precipitada. Hacia la planicie la permeabilidad se hace prácticamente nula, por lo que se forman pequeños cauces, por donde corre superficialmente el agua de lluvia en forma de lodo estacional. Entre las corrientes de agua de la zona destacan los ríos Tacubaya, Santo Desierto y Borracho. Las zonas poniente y centro de la delegación tienen una vegetación pinacea con un alto grado de conservación, que representa un importante generador de oxígeno; parte de ella constituye el Parque Nacional Desierto de los Leones; hacia el sur se localiza una extensa zona de matorral; en las zonas deforestadas se presentan fuertes procesos erosivos. (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017)

Topo formas San Mateo Tlaltenango

  • Valle de las Monjas se ubican la Barranca de Los Conejos y Barranca del Diablo.
  • Falla geológica Las Cruces surponiente a nororiente, atraviesa el poblado


Curvas de Nivel San Mateo Tlaltenango
Fuente: Elaboración Propia con datos de INEGI 2017


Valle de las Monjas y Los Conejos.
Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI 2017

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez:

La comunidad agraria manifiesta el reconocimiento de la importancia que tiene el Valle de las Monjas y Los Conejos para la conservación del medio ambiente de la comunidad, sin embargo han tenido problemáticas con la responsabilidad del saneamiento de la zona en general con la comunidad ejidal.

Edafología

Los suelos que cubren la delegación, son de origen volcánico, profundos, abundantes, bien drenados y fértiles, húmedos la mayor parte del año, predominando las andesitas. Están asociados a las características de la roca madre y a los microclimas locales, diferenciándose en azonales y zonales. Los primeros se distinguen porque carecen de propiedades bien definidas y se localizan en el norte y centro de la delegación hasta El Contadero y La Venta, producto de suelos volcánicos a la intemperie que se localizan en los parteaguas y en las pendientes abruptas, especialmente en las áreas deforestadas o alteradas por la actividad humana. Predominan las arenas gruesas y las arcillas pesadas, este tipo de textura favorece la infiltración pero la combinación de las arcillas pesadas, las fuertes pendientes y las áreas deforestadas dan lugar a escurrimientos y en ocasiones, flujos de lodo. Estos suelos se desarrollan sobre depósitos volcánicos finos (cenizas) de gran espesor y tienen mayor estabilidad que los azonales. Los suelos Criandepts —Vitriandepts, contienen vidrio volcánico mezclado con arenas y limos. Se localizan en las zonas altas del resto del territorio, con textura franco limosa de color rojizo a naranja de consistencia untuosa. (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017)

Cuajimalpa, se encuentra en la zona 1, de conformidad con la geotécnica, la cual se caracteriza por lomas conformadas por rocazo que son suelos generalmente firmes que fueron depositados fuera del ambiente lacustre, pero en los que pueden existir, superficialmente o intercalados, depósitos arenosos en estado suelto o cohesivos relativamente blandos. En esta zona, es frecuente la presencia de oquedades en rocas y de cavernas y túneles excavado en suelo para explotar minas de arena, por lo que las construcciones deben edificarse sobre terrenos que no presenten estas características; o bien, disponer de un tratamiento adecuado, lo que implica una investigación del subsuelo previa a la construcción. Su territorio está formado por rocas de origen ígneo y existen depósitos de material originados por una erupción volcánica. En ella se localizan una serie de volcanes más o menos alineados de norte a sur y paralelos a ellos se desarrollan valles profundos y escalonados. Estas formaciones pertenecen a la Sierra de las Cruces.

En su edafología tiene andosoles y luvisoles; los primeros están formados por acumulaciones de cenizas y vidrio volcánico, con horizontes promedio de 10 cm, ricos en materia orgánica, que los convierte en suelos propios para la agricultura, con prácticas adecuadas de manejo y conservación por la fragilidad propia de su espesor. Estos suelos se localizan en la zona que se encuentra entre los poblados San Pablo Chimalpa y San Lorenzo Acopilco con vocación agrícola, así como, en la zona situada al oriente del poblado de San Mateo Tlaltenango y en la zona periférica de Santa Rosa Xochiac, en el paraje conocido como Loma de Doña Juana. En la génesis de los luvisoles, intervienen procesos de acumulación aluvial de arcillas que de acuerdo a la clasificación de la FAO, son propios para el cultivo de maíz, fríjol, sorgo y caña de azúcar, éstos se encuentran en la mayor parte de la delegación (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).

Por las características particulares de los predios agrícolas, terrenos con fuertes pendientes, alto índice de precipitación pluvial, horizontes promedio de 10 cm., prácticas inadecuadas de manejo y conservación de suelos y abandono de tierras, los procesos erosivos son particularmente graves, ocasionando pérdida de suelos y por lo tanto capacidad para ser cultivados, dejándolos expuestos a la ocupación por asentamientos humanos irregulares (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).


Edafología y tipos de suelo Fuente: INAFED 2017

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez

El uso de suelo que se les ha brindado a las comunidades agraria y ejidal han tenido conflicto y enfrentamiento a lo largo de la historia de San Mateo Tlaltenango, sobre todo con el reconocimiento legal de las proporciones que legalmente están distribuidas para cada comunidad.

Esto implica que haya problemáticas con las responsabilidades de cada jurisdicción, sin embargo, ambas comunidades han manifestado la búsqueda de alternativas del buen uso y manejo para la conservación de sus tierras con el uso forestal, agrario, comunal y urbano del territorio.

En el pueblo de San Mateo Tlaltenango alrededor de 1000 ha. pertenecen al suelo de conservación del Área Natural Protegida Desierto de los Leones.

La comunidad agraria ha trabajado por reforestar con más de trescientos cincuenta mil árboles en la zona forestal y el suelo de conservación perteneciente al Valle de las Monjas y el Desierto de los Leones. Se han obtenido diferentes apoyos de la Comisión de Recursos Naturales (CORENA) para la creación de un vivero forestal el cual actualmente existe, este proyecto estuvo acompañado de capacitación para la reforestación, el tutoreo, el chaponeo y la creación de tinas ciegas para el riego, cultivo, y cuidado de las plantas del vivero.

Las comunidades agraria y ejidal se encargan de su área de suelo de conservación y cultivo, con las actividades que además se realizan ahí de esparcimiento con los comercios de alimentos y bebidas a la entrada al Valle de las Monjas. Las actividades que se realizan son las faenas de limpieza en el bosque, el desazolve de represas, cortafuegos y el mantenimiento de las tinas ciegas.

Por las características particulares de los predios agrícolas, terrenos con fuertes pendientes, alto índice de precipitación pluvial, horizontes promedio de 10 cm., prácticas inadecuadas de manejo y conservación de suelos y abandono de tierras, los procesos erosivos son particularmente graves, ocasionando pérdida de suelos y por lo tanto capacidad para ser cultivados, dejándolos expuestos a la ocupación por asentamientos humanos irregulares.

En las zonas de mayor altitud existen fallas geológicas, presentándose una serie de fracturas, barrancas y cañadas, donde se infiltran grandes volúmenes de agua precipitada. Hacia la planicie la permeabilidad se hace prácticamente nula, por lo que se forman pequeños cauces, por donde corre superficialmente el agua de lluvia en forma de lodo estacional. Entre las corrientes de agua de la zona destacan los ríos Tacubaya, Santo Desierto y Borracho. Las zonas poniente y centro de la delegación tienen una vegetación pinacea con un alto grado de conservación, que representa un importante generador de oxígeno; parte de ella constituye el Parque Nacional Desierto de los Leones; hacia el sur se localiza una extensa zona de matorral; en las zonas deforestadas se presentan fuertes procesos erosivos

Importancia del suelo de conservación

El suelo de conservación posee características que, además de favorecer la existencia de especies de flora y fauna de valor comercial, ofrece bienes y servicios ambientales en beneficio de toda la población del Distrito Federal a través del papel multifuncional de los recursos naturales que albergan. Entre los bienes y servicios que proporcionan se encuentran: la infiltración de agua para la recarga del acuífero, del cual proviene aproximadamente 70% del agua que consume la Ciudad de México; barrera contra partículas producto de la contaminación, tolvaneras e incendios; captura de CO2 (un gas que contribuye al calentamiento del planeta); estabilidad de suelos al evitar la erosión, y numerosos productos medicinales y alimenticios que consumen los habitantes de la zona rural del D.F.

Además de incluir suelos con aptitud para el desarrollo de actividades económicas primarias, como las agrícolas, pecuarias y acuícolas, en el Suelo de Conservación también se localizan Áreas Naturales Protegidas (ANP´s), importantes para la conservación de la diversidad biológica del Distrito Federal. El establecimiento del sistema de ANP´s y los programas de manejo que se derivan de las mismas constituyen instrumentos de política ambiental relevantes, ya que deberán estar en concordancia con los objetivos de desarrollo de los pueblos, ejidos y comunidades (PAOT)

Vegetación

El área forestal se localiza en las inmediaciones de los poblados de San Mateo Tlaltenango, San Lorenzo Acopilco y San Pablo Chimalpa hasta el sur del territorio en los límites con el Estado de México, distribuidos en los parques nacionales Desierto de los Leones y Miguel Hidalgo, y los parajes Valle de las Monjas y Monte de las Cruces.

Las zonas forestales se caracterizan por tener coníferas como los oyameles ( Abies religiosa ), el ocote ( Pinus teocote ) y el Pinus montezumae, que son los más abundantes en el territorio. El oyamel se localiza entre los 2,700 y los 3,200 msnm, en terrenos con fuertes pendientes bien drenadas. A partir de los 3,000 msnm los pinos se asocian con los oyameles, transformándose la asociación en oyamel—pino, como se va ascendiendo en altura. Las comunidades de Pinus y Abies son densas al sur de la Delegación pero aisladas sin formar asociaciones.


Vegetación del lugar Tomada por: Grupo Maestría Educación Ambiental UPN 095. 4 de junio 2017

También los encinos están representados con el encino laurelillo ( Quercus lauranea ), manzanillo ( Quercus mexicana ), quebracho ( Quercus rugosa ) y el encino de hoja ancha ( Quercus microphylia ). Los bosques de encinos se adaptan a diferentes ambientes por lo que es común encontrarlos en suelos someros, laderas abruptas, áreas de disturbios y son la vegetación más representativa de las barrancas. Se les puede localizar al norte de la Delegación y en las partes medias y bajas de las barrancas con pendientes mayores a 15º.

El estrato medio arbustivo lo componen especies de Bacharis Conferta, Tepozán y Trueno, aparecen en los bosques mixtos de Pinus y Abies Quercus. Este último, predomina en las áreas verdes urbanas por su alto grado de adaptabilidad a los disturbios. En la Delegación se tiene el Parque Nacional Desierto de los Leones (1,529 hectareas) y una fracción del Parque Nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla (La Marquesa, 520 hectareas). El Parque Nacional Desierto de los Leones es el área abierta más grande del poniente de la ciudad, se ubica dentro de las Delegaciones Cuajimalpa de Morelos y Álvaro Obregón. Particular importancia tiene el Parque Nacional Desierto de los Leones, el cual desempeña un papel relevante para el sector metropolitano poniente de la Ciudad de México, desde el punto de vista ecológico y ambiental, principalmente, en lo referente a la regulación del clima, la formación de mantos acuíferos y la producción de oxígeno. Así mismo, constituye una reserva natural para la preservación de la flora y la fauna características del Distrito Federal. La flora se caracteriza por tener aproximadamente 1,064 especies, en tanto que se identifican 279 especies que integran la fauna de esta área natural. (Delegación Cuajimalpa, 2009-2012)

Flora y fauna

Se identifican 279 especies que integran la fauna de esta área natural, dentro de la fauna representativa en la Delegación encontramos cuatro grupos principales que son:

GRUPO ESPECIE
Anfibios Ajolote, salamandra, rana
Reptiles Lagartijas y víbora
Aves Zopilote, paloma, torcaza, tórtolas, coquitas, búho, golondrina, cuervo, sonajas, cenzontle, jilguero, zanate, gorrión, canario, 7 colores y zacateros
Mamíferos Tlacuache, musaraña, murciélago, conejo, ardillas, tuzas, ratones, puma, venado cola blanca
(Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017)

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez

La mayoría del suelo de San Mateo se considera una zona de conservación y forestales, lo que significa que legalmente no se permite ninguna actividad en el suelo, se han realizado reforestación con 300 mil árboles, de los cuales calcula que ya han de tener entre 25 y 30 años de vida en los bosques, aunque no siempre han tenido éxito.

Se han realizado trabajos dentro del bosque con apoyos de gobierno federal para el criadero de truchas y un restaurante que se encuentra en la zona para turismo, sin embargo la población ya no muestra mucho interés para estas actividades por lo que está al borde de desaparecer. De igual manera se planteó un proyecto de cabañas en suelo boscoso pero no resulto positivo por lo que se abandonó.

Hay muy pocas personas que se dedican al suelo de usos común, lo que significa que no se permite cercar y postear debido a que es una zona de conservación y pulmón de la CDMX, para hacerlo se tiene que pedir permiso; realizan actividades de siembra y cultivo, a pesar de ello, su familia ocupa el suelo para realiza actividades de cultivo de árboles frutales y algunas plantas locales, el mismo suelo en años anteriores lo han ocupado para la crianza de puercos.

Para realizar las limpiezas de saneamiento del bosque en 120 hectáreas y de 187 mil metros de madera muerta lo hacen con permiso de la PROFEPA.

En el suelo de los agrarios solo se pueden identificar unas crianzas de algunos puercos, pequeños negocios de comida, y un proyecto fallido de crianza de conejos.

Dentro del suelo de urbanización están los árboles frutales de manzana, duraznos, limones, ciruelo, frambuesa, el árbol de agosto, california, Golden, perón, tejocote japonés rojo, capulín, pera, nuez, membrillo y nogal. En cuanto a la fauna que menciona el señor Macario Chávez está la trucha, pájaro carpintero, lechuzas, luciérnagas. Nos mencionó algunos animales que vivieron años atrás son el gato silvestre, venados, víboras, coyotes.

Hidrografía


Red hidrológica de San Mateo Tlaltenango/ Fuente: INAFED 2017

La red hidrológica superficial y los manantiales están condicionados por el régimen de lluvias en el período húmedo y por la geomorfología estructural, un parteaguas divide la red hidrográfica superficial en tres sistemas: dos que pertenecen a la Región Hidrológica No. 26 Pánuco, cuenca Río Moctezuma, subcuenca Lago Texcoco-Zumpango, y el otro, que pertenece a la Región Hidrológica No. 12 Lerma-Santiago, cuenca Río Lerma-Santiago, subcuenca Río Almoloya-Otzolotepec, en la subcuenca Lago Texcoco-Zumpango. La hidrografía de la Delegación Cuajimalpa de Morelos comprende 7 microcuencas, denominadas Arroyo Agua de Leones, Arroyo Santo Desierto, Río Tacubaya, Río Becerra, Río San Joaquín, Río Barrilaco y Río Magdalena. Estas conducen las aguas pluviales que se vierten sobre la zona mediante un cauce principal que generalmente corre de suroeste a noreste. Las dos primeras y la última nacen en la sierra de Las Cruces, en tanto las otras cuatro tienen su origen en la parte central o norte de la demarcación y al salir de ésta desembocan en las delegaciones Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo o Magdalena Contreras, o hacia el Estado de México. El sistema hidrológico perteneciente al área de San Mateo Tlaltenango es el Arroyo Santo Desierto que drena al Río Mixcoac, tributarios: Cañada El Rancho; Cañada Corral Atlaco; Cañada Las Palomas; Cañada San Miguel Barranca Hueyatla; tributario: Cañada Los Helechos Barranca Atzoyapan Río Tacubaya (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).

La corriente de agua (depende de la precipitación pluvial y/o afloramiento de aguas subterráneas) que atraviesa la demarcación de San Mateo Tlaltenango es el flujo del Río Santo Desierto (Guzmán Monroy, 2013).


Flujo del río Santo Desierto / Fuente: Elaboración Propia con datos de INEGI 2017


Río y vegetación del lugar Tomada por: Grupo Maestría Educación Ambiental UPN 095. 4 de junio 2017

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez

La cercanía con el Río Santo Desierto ha beneficiado durante años a la comunidad otorgando agua limpia de los manantiales para el consumo humano, el riego de las zonas de cultivo, para la zona boscosa y la reforestación, para el vivero y los cultivos de peces que han existido.

El río Santo Desierto atraviesa el poblado a lo largo de su extensión, la parte que se ubica en la zona de conservación del Valle de las Monjas se encuentra al descubierto, conforme se acerca a la zona urbana se ha entubado para su protección y distribución hasta unirse su desembocadura con el río Mixcoac. Cuenta con el mantenimiento por parte de la comunidad agraria y los apoyos que el gobierno de la CDMX le otorga periódicamente para el desazolve de las represas, la limpieza de los manantiales y sus protecciones, para las granjas de peces, la faena de las cunetas y el río en general.

Ha habido cambios importantes en el río, era de gran magnitud el afluente dónde para cruzarlo había que construir puentes porque no era posible hacerlo a pie ni a caballo. El desvío del agua para riego y vivienda ha hecho menor el caudal. En los años 50´s había suficiente agua para abastecer a la población y sus necesidades, hoy en día aunque aún se cuenta con el recurso, es necesario recurrir a otras fuentes como la represa que abastece a San Mateo, Arteaga y Cuajimalpa, los mantos acuíferos se han visto agotados poco a poco.

La tromba de 1998 ocasionó deslaves en las zonas cercanas al río Santo Desierto al crecer su caudal, en pocos minutos alcanzó la zona de las casas provocando múltiples desastres en las viviendas, inmuebles y la vialidad. Las represas entonces fueron alivios que permitieron que los daños no fueran peores.

Uno de los manantiales principales en los años 90´s fue contaminado por sustancias toxicas y un exceso de cloro que vertieron al manantial, el agua de ese flujo llego a la granja principal del proyecto de truchas y murieron todos los especímenes. El proyecto no se ha retomado hasta la actualidad.

La comunidad agraria y ejidal se encargan del mantenimiento del río en la temporada de lluvias. Se detecta el cambio climático en la temporada, antes comenzaban en marzo para poder recoger su cosecha de cultivos en agosto, mientras que actualmente no identifican bien una fecha de inicio de la temporada de lluvias, misma razón por la cual ha disminuido su actividad agrícola.

Foto: Granjas de cultivo de truchas en desuso y manantial
Tomada por: Grupo Maestría Educación Ambiental UPN 095

Clima

En el territorio de la Delegación Cuajimalpa, se identifican tres tipos de clima, en sentido latitudinal: la parte norte la ocupa el clima templado subhúmedo con lluvias en verano de mayor humedad C (w2) que ocupa el 45.90% de la superficie. Al centro, a medida que se incrementa el gradiente altitudinal, aparece el clima semifrío subhúmedo con lluvias en verano, considerado el 47.70% del territorio, de mayor humedad tipificado como C (E) (w2)En el extremo sur, en una pequeña porción del 6.40% de la superficie, se encuentra el clima C (E) (m), semifrío húmedo con abundantes lluvias en verano (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).

En San Mateo Tlaltenango el clima predominante es templado húmedo con abundantes lluvias en verano, presenta una temperatura media anual que oscila de 2.8°C a 16.3°C. a temperatura media anual oscila entre los 2.8ºC y 16.3ºC. Las zonas más frías se localizan al suroeste en el Parque Nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla (La Marquesa) Las áreas más cálidas se ubican al noroeste entre San Pablo Chimalpa y el centro delegacional y al norte en la Colonia Lomas deVista Hermosa, en los límites con la Delegación Miguel Hidalgo y el municipio Huixquilucan la temperatura media mínima en el mes más frío (enero) oscila entre -2.5ºC, al suroeste hasta los 7.8ºC, al noroeste y norte. La temperatura media máxima en el mes más cálido (abril) comprende desde los 19.2ºC al sur, hasta los 27.2ºC al norte (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).

Las peculiaridades geográficas de la delegación la convierten en uno de los centros más húmedos de la cuenca de México, no sólo por entradas de humedad en precipitación, sino también, por los mínimos de pérdidas de evaporación y transpiración. El exceso de humedad se acumula en el fondo de las barrancas y en las laderas que están orientadas al norte y expuestas a menor radiación solar. La presencia de vegetación asociada a la morfología de las barrancas (profundas y estrechas) mantiene la humedad que ocurre por la condensación del vapor de agua presente en el aire, favoreciendo la recarga de agua al subsuelo (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, 2017).

Clima de San Mateo Tlaltenango / Fuente: INAFED 2017 / INEGI 2017

Testimonio Sr. Macario Chávez Gómez:

Somos nosotros los seres humanos quienes acabamos con la naturaleza.
Gradualmente se ha observado la degradación del medio ambiente, los cambios que ocasionamos con la industrialización de las zonas urbanas, los cambios en los modos de vida
.

Hoy en día la actividad pecuaria y agraria han perdido fuerza por los cambios en el clima, el desajuste en las temporadas de lluvia ya no permiten que la comunidad se quiera dedicar a estas actividades primarias.

Pese a estas condiciones actualmente se encuentran activos 30 comuneros que se esfuerzan día con día por recuperar sus actividades de agricultura, reforestación, cultivo de peces y por la conservación de sus recursos naturales que les rodean y que finalmente son su hogar.

La problemática principal no se manifiesta en los recursos necesarios para echar a andar proyectos de conservación, recuperación de recursos o de educación ambiental, o en los apoyos económicos que vienen del gobierno de la CDMX, sino en la falta de comunicación que hay entre las comunidades ejidal, agraria y urbana, en la que no existe un acuerdo para mejorar el estado en que se encuentran los recursos y las zonas donde viven.

Historia Social

Parte fundamental de esta conexión de la información de la comunidad, fue el escuchar de propia voz las situaciones sociales, políticas y ambientales que habían afectado durante el paso del tiempo a San Mateo; fue de alguna manera impresionante saber desde su visión como ha guardado todo este proceso histórico social. Complementando un poco el testimonio del señor Clemente nos apoyamos de la página de la delegación, de tal manera que, queremos ser claros sobre la historia y el origen de esta comunidad.

El 8 de noviembre de 1519 entraron a Tenochtitlán las tropas castellanas al mando de Hernán Cortés. La noche del 30 de junio de 1520, tras una cruenta batalla fueron impelidos a huir por los irritados guerreros indígenas, refugiándose el domingo 1° de julio de ese año en Cuauhximalpa para descansar algunas horas, como lo señala el Lienzo de Tlaxcala. Años después, tras el triunfo de los españoles, Hernán Cortés lo incorporó (junto con otros pueblos indígenas) a su señorío: el Estado y Marquesado del Valle. Hernán Cortés fundó algunos pueblos como Santa Rosa, Santa Lucía y dio mayor importancia a otros que ya existían, tales como: Cuauhximalpan, Chimalpa, San Mateo Tlaltenango y Acopilco, agregándoles un nombre español junto con el indígena por varias razones (San Pedro, San Pablo y San Lorenzo), también aseguró el tránsito de sus hombres a lo largo del camino México-Toluca y de paso hizo que prosperaran sus asentamientos agrícolas y ganaderos. Estos lugares los pobló principalmente con indios amigos. En 1534 otorgó tierras al pueblo y le llamó San Pedro Cuauhximalpa. En esta ocasión también concedió tierras a varias poblaciones de la región como San Lorenzo Acopilco, San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa, las cuales desde ese momento, aparecen listadas entre los bienes de Cortés aprobados por la Corona Española, como parte de su reino particular. (http://siglo.inafed.gob.mx/enciclopedia/EMM09DF/delegaciones/09004a.html)

Testimonio Sr. Ángeles Clemente, 2017

“Efectivamente, San Mateo Tlaltenango, se considera un pueblo originario, originario porque no fue fundado, o sea, ya existía a la llegada de los españoles, su nombre original era Tlaltenango, y Hernán Cortés le agrega San Mateo”

Con esta frase comienza la plática el Sr. Clemente Ángeles, quien es originario de esta comunidad e integrante del Ejido:_ recuerdo que mi papá me platicaba, decía que estas tierra eran muy queridas por Hernán Cortés y que por eso había sido muy benevolente con ellas, lo consideraba como un balcón porque desde ahí se veía todo Tenochtitlan ahora la Ciudad de México, con el paso del tiempo quedó a cargo de los caciques dueños de la hacienda Buenvista, hasta la llegada de la Revolución Mexicana. Mi padre me contaba que en ese tiempo él estaba pequeño, que no entendía lo que pasaba, pero que si recordaba que escuchaba un grito de ¡ahí vienen los revolucionarios!, entonces la mujeres agarraban a sus hijos y se escondían en hoyos y los tapaban con tierra para que no se los llevaran. Después de todo este movimiento se otorgaron tierras a los pobladores para que las trabajaran como ganaderos o agricultores, desde entonces existe el Ejido de San Mateo Tlaltenango. Este se integró por 123 familias, con un representante de título, hasta la fecha estos títulos siguen vigentes, se han heredado a los hijos de los que los que iniciaron, al principio si se dedicaban a sembrar la tierra y a criar animales, pero con el paso del tiempo se fue perdiendo porque ya no podían vivir de eso, y comenzaron a trabajar en la ciudad, como empleados, paso más el tiempo , llegó la urbanización, y se dio la primera expropiación de tierras ejidales de los que hoy se denomina Bosque de Santa Fe, una zona exclusiva rodeada por una barda que la separa de las comunidades aledañas, para la construcción de este complejo residencial se talaron alrededor de hectáreas de árboles, aunque el desarrollo y establecimiento de los actuales consorcios y grandes empresas en lo que hoy se denomina Santa Fe, que empezó en los 80”_.


Edificios corporativos y Centro Comercial Santa Fe./ Fuente: Octavio Ortega/

Al transportarnos de una entrevista a la otra, tuvimos una vista panorámica de la localidad, donde se observa el gran contraste por un lado, toda la zona de consorcios e inmuebles exclusivos, un fraccionamiento rodeado por una inmensa barda en donde entra una gran cantidad de autos lujosos con gente de seguridad, por otra la comunidad y al fondo la zona boscosa.


Bosques de Santa Fe. Se aprecia al fondo el poblado de San Mateo Tlaltenango./ Fuente: livemore.mx

El señor Macario Chávez, es originario de San Mateo Tlaltenango, pertenece a la comunidad, su vivienda se encuentra ubicada en lo que se denomina Valle de las Monjas, este lugar es una gran zona boscosa por ahí se llega a lo que hoy es el denominado Parque Desierto de los Leones, él fue durante algún tiempo dirigente de la Comunidad Agraria: el Presidente Venustiano Carranza promulgó el decreto que le otorgó la categoría de Parque Nacional, el 15 de noviembre de 1917. El 19 de diciembre de 1983, el Presidente Miguel de la Madrid Hurtado decretó la expropiación de 1,529 ha., a favor del Departamento del Distrito Federal, para destinarlas a la preservación, explotación y embellecimiento del Desierto de los Leones. Una Resolución Presidencial publicada en el Diario Oficial de 6 de mayo de 1981, reconoció los derechos y títulos de los comuneros de San Mateo Tlaltenango, en vista de los certificados expedidos por el Archivo de la Nación el 27 de abril de 1916 y el 15 de enero de 1971. El 23 de septiembre de1998, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el que se declaran zonas de restauración ecológica diversas superficies afectadas por los incendios forestales de 1998. Dentro de estas zonas quedaron incluidas 400 ha. del Parque Nacional Desierto de los Leones y algunas zonas aledañas, en este mismo año sucede una tragedia como consecuencia de la deforestación y las lluvias, el Sr. Macario comenta que debido a los incendios se dio una gran deforestación por lo que el cauce del río subió más de lo normal, los comuneros se dieron a la tarea de reforestar y construir represas y estas a su vez sirvieran para que los árboles captaran el agua y fuera aprovechada, sin embargo no fue suficiente, pues fue un año de lluvias intensas que provocaron que el cauce del río fuera insuficiente lo que desencadenó en una gran tragedia, el desborde del río; la corriente se llevó varias casas y a los integrantes de las familias que se encontraban dentro de ellas, en ese entonces Cuauhtémoc Cárdenas era el procurador del Distrito Federal, visito la zona devastada, tomando como acción la construcción de los diques de contención.


Parroquia de San Mateo Tlaltenango/ Fuente: wikimedia.org


Viernes de Tianguis en San Mateo Tlaltenango. / Fuente: WordPress.com


Chinelos en San Mateo Tlaltenango./ Fuente: Adriana Aguilar

La Delegada Jenny Saltiel autorizó la construcción de una ciclo pista, los comuneros al darse cuenta de esta y de que estaban deforestando la zona, se organizaron para detener dicho proyecto, fue un ardua lucha que finalmente ganaron, iniciando así un proyecto de conservación de la zona, pero la Secretaría de la Reforma Agraria quitó el poder a las Comunidades agrarias es por eso que hasta la fecha los proyectos que tenían están parados, no obstante siguen organizados para seguir conservando la reserva ecológica, ellos son los que se encargan del mantenimiento de la misma, exigiendo a la Delegación, seguridad, trabajos de limpia, así como vigilar que las represas sigan en funcionamiento, algunos de los integrantes de esta Comunidad Agraria, tienen negocios de comida que funcionan los fines de semana, se vende, caldo de hogos, quesadillas, pulque, etc. Además se disfruta del paisaje.

Población actual y servicios

La comunidad de San Mateo Tlaltenango aún es reconocida como un pueblo originario, sin embargo quedan pocas muestras de que en este lugar se cuente con servicios públicos típicos de una localidad rural. La larga historia de este asentamiento, y la identidad con el lugar de origen de los locatarios, muestra la lucha por conservar los servicios ambientales y rurales al mostrar respeto por el medio ambiente y limitar los modos de apropiación y relaciones que establece el ser humano con la naturaleza.

A continuación se referirán los servicios públicos con los que cuenta la comunidad, pero antes es importante reconocer que un servicio público presupone una organización de elementos y actividades para un fin, su objeto es satisfacer una necesidad colectiva. Es muestra de la suma de necesidades individuales. Debe asegurar la generalidad, uniformidad, regularidad y continuidad del mismo. Sabemos que esto no siempre es así, y en algunas ocasiones los servicios sólo llegan a ciertas partes de la población, marcando una desigualdad entre los integrantes de un lugar en específico.

La comunidad está marcada por una irregularidad en los asentamientos humanos, por un lado se muestra una urbe de grandes lujos en donde particularmente viven personas originarias de otros estados, ciudades o países. Es una pequeña ciudad dentro de otra ciudad “comunidad” porque ahí únicamente pueden entrar los propietarios de los departamentos o empleados. Sólo se puede transitar a través de coches o servicios de transporte. Cuenta con todo tipo de servicios desde: alumbrado público, agua, transporte privado, servicios de salud y centros deportivos.


Consorcio Cumbres de Santa Fe Av. de los Poetas 100, San Mateo, 05600 Ciudad de México.

Del otro lado de la comunidad donde transitan comúnmente empleados del consorcio y habitantes originarios de la comunidad, se muestran viviendas sencillas y sin lujos pero que gozan igualmente de los servicios característicos una ciudad: (aunque San Mateo sea reconocida como pueblo originario) alumbrado público, agua proveniente de los manantiales y ríos cercanos, drenaje y alcantarillado.

Durante la entrevista hecha en la casa del señor Clemente en un momento nos permitió ir a la parte del costado de su casa donde, observamos estas diferencias. Su casa rodeada de áreas verdes, con zonas de árboles frutales en donde anteriormente también tenía invernaderos y zonas de siembra y en la parte de atrás se encuentra una pequeña granja con caballos y vacas.


Casa del señor Clemente Ángeles.


Árboles frutales en la casa del señor Clemente.

San Mateo cuenta con diversos tipos de transporte al ser una zona metropolitana con más de 14,168 pobladores (Datos proporcionados por el INEGI) desde diversas rutas de camiones de transportes de pasajeros provenientes de San Ángel; de las estaciones del Metro Zapata (Línea 3), Tacubaya, Observatorio (Línea 1); Mixcoac (Línea 7) y las colonias San José y el Yaqui en Cuajimalpa. También se pueden observar taxis con permisos del gobierno de la Ciudad de México, hasta taxis privados.

Por otro lado cuenta con servicios de limpieza de calles y banquetas, recolección de basura, mantenimiento al alumbrado público y a la red de agua potable; a través de la Unidad de Protección Civil se responde a las eventualidades de siniestros o desastres naturales.

Servicios jurídicos

De acuerdo a lo que comentó el señor Macario, existe una administración de los mercados públicos, el comercio en vía pública y vendedores ambulantes; de igual forma existe protección al consumidor a través de una oficina desconcentrada de la Procuraduría General del Consumidor, expedición de licencias e inspección de establecimientos mercantiles, locales de espectáculos públicos y venta de bebidas alcohólicas.

Desarrollo Urbano y Obras públicas

Tanto los miembros comunitarios como los miembros ejidatarios pelean contra la expropiación de suelos y se amparan de la ley de inspección de uso del suelo, expedición de licencias de construcción, colaboración en la planeación de las obras públicas y mantenimiento a banquetas y a la cinta asfáltica.

Desarrollo Social y Cultural

Existe administración de las casas de la cultura y bibliotecas, mantenimiento de las instalaciones deportivas, promoción del deporte, y apoyo a escuelas públicas y centros de salud.

Existen diversas escuelas privadas dentro del pueblo de San Mateo debido a los consorcios y grandes urbes, sin embargo también existen tres escuelas primarias una llamada “Vicente Guerrero”, la otra “Colegio Mahatma Gandhi” y “Maestros de México y la escuela secundaria número 105 “José Guadalupe Posada” el Jardín de Niños “Tlaltenango” y “Piltzintli”.

Seguridad Pública

Las delegaciones tienen bajo su control destacamentos de policías preventivos, de tránsito y auxiliares para hacer respetar el orden público y cuidar la integridad de los pobladores en sus bienes y sus personas. Por otra parte, varias dependencias del gobierno federal y capitalino ofrecen servicios a la comunidad en la delegación como son el Ministerio Público, el Registro Civil o módulos de la Dirección General de Autotransporte Urbano

Información complementaria

Economía

San Mateo Tlaltenango considerado pueblo originario, ubicado en la delegación de Cuajimalpa. Con categoría de comunal, cuyo territorio abarca casi el 80% del área del Parque Nacional Desierto de los Leones.

Comunidad rural alcanzada por la urbanidad, lugar en el que se han desarrollado algunos de los consorcios económicos y comerciales de más alto nivel, mismo, en el que recordamos se encontraban minas a cielo abierto, así como un gran tiradero, sobre el cual se asientan esta gran urbe moderna vanguardista, que contrasta visiblemente con la comunidad rural que aún persiste y subsiste a pesar de las innovaciones e invasiones, comerciales e ideológicos hacia los habitantes.

El contraste que mencionamos es notorio e incluso podemos ver partes del bosque en las cuales se fraccionaron y lotificaron extensiones grandes, por las cuales el costo por metro es demasiado elevado, sin embargo han dejado algunas partes con lo espeso de la arbolada, creemos que principalmente por el atractivo visual hacía de los inversionistas, pero jamás por preservarlo y mantenerlo o realizar un estudio ecológico.

La zona rural que se visitó y que inicia a escasos 10 minutos de la zona urbana (Santa Fe que fue expropiada para crear un reclusorio, pero luego fue cambiado su uso de suelo para ser intercambiado por la obra con la constructora de los Puentes de los Poetas) aún conserva la estructura de pueblo originario, con sus pequeñas calles empedradas, angostas con las fachadas típicas desplantadas sobre desniveles, cobijadas por parte del gran bosque del Desierto de los Leones la cual se mantiene como zona protegida y es dirigida por los ejidatarios originarios mediante su titularidad y rigiéndose por un Comisariado Ejidal conformado por los mismos.


Foto tomada al paso en el Puente de los Poetas
Tomada por: Grupo Maestría Educación Ambiental UPN 095

Testimonio señor Clemente Ángeles

La zona prácticamente como dormitorio, ya que la mayoría de sus habitantes se trasladan día con día al área metropolitana buscando su sustento familiar, hay una mínima actividad ganadera y agrícola.

También podemos decir que su cierta lejanía, medios de comunicación y caminos, ambiente rural y baja polución ambiental, ha motivado una gran actividad de bienes inmuebles dirigidos a niveles socioeconómicos altos. Lo que ha provocado ciertas luchas y pleitos entre los habitantes originarios y los recién llegados, ya que problemas tradicionales como agua se han agudizado, por otro lado está la tenencia de la tierra, la cual han sido paulatinamente alejada de su vocación agrícola para desarrollar zonas habitacionales, cambiando el uso de suelo, como una zona próxima a Santa Fe.


Plantío en invernadero, formado mediante el apoyo económico del gobierno
Fotos proporcionadas por el Sr. Clemente Ángeles

Se obtuvo en la cosecha hasta 16 toneladas. La problemática principal fue colocar a la venta el producto, ya que no fue autorizado entrara a la central de abastos, buscando una solución, recurrió a transportarlo en su camioneta y ofrecerlo en la vía pública, hasta que encontró un entrego fijo en restaurantes de Comida China en el centro de la Ciudad de México, no siendo redituable para su economía y causando enfermedad a su esposa, debido a los cambios de temperatura del invernadero.

Otro de los programas del gobierno que aprovecho fue el de producción avícola pero nuevamente se encuentra con la falta de lugares para colocar su producto (huevo y pollo). Decidió dejar el programa cuando se elevó el precio del alimento y ya no fue costeable.

Frutales


Programa otorgado por el gobierno de árboles frutales para la comunidad ejidal, son duraznos, ciruelas, tejocote japonés, capulín, manzana y peras.

Por su dedicación y cuidados hacia su parcela le dio una producción abundante de las diversas frutas, teniendo el problema de los pájaros que picaban la fruta dejándola no apta para la venta, buscando la solución, encontró la forma de comercializarla mediante la elaboración de mermeladas artesanales dando, mayor ganancia hacia su venta. Nuevamente termino abandonando el programa por lo laborioso del proceso y por falta de mercado (casi fue para consumo familiar).

El caso del Sr Clemente Ángeles es de los pocos ejidatarios que aprovecharon los recursos otorgados por el gobierno federal para la economía familiar. De acuerdo por lo comentado por él, la organización de la tierra está conformada de la siguiente manera:

Población inicial de 138 familias y 128 ejidatarios a los cuales se entregó 2 hectáreas por jefe de familia que en parte proporcional es el 0.78 % a cada ejidatario, por lo que no hay parcelamiento; Tierra de uso común, Usufructo (derecho por el que una persona puede usar los bienes de otra y disfrutar de sus beneficios, con la obligación de conservarlos y cuidarlos como si fueran propias).

Razón por la cual se puede transferir hasta 12 generaciones, o en algunos casos no necesariamente familiares de línea directa.

La Economía en esta zona es baja, sus ocupaciones principales son:
Empleados de la zona comercial de bajo perfil
Empleadas domesticas
Comercio informal (Venta de comida típica en la zona boscosa)


Lugar típico de consumo de alimentos en el bosque del Desierto de los Leones

La Zona de San Mateo Tlaltenango, cuenta con una economía baja, con una población móvil por la necesidad económica Población constituida por diferentes grados académicos, pero que no ejercen su profesión en la zona.
El comercio informal básicamente es el ofrecer alimentos aprovechando los productos originarios de la zona (Chapulines, Hongos, truchas, pulque, Chorizo verde) La economía de la región nunca fue sostenida por la agricultura o la ganadería. Los ejidatarios han buscado mejorar su economía intentaron varios programas de gobierno de producción sin dar el resultado esperado o satisfactorio.

Posibilidad de intervención de educación ambiental

A partir de las actividades realizadas:

  • Referencias de la compañera Leticia
  • Entrevistas
  • Visita al lugar
  • Investigación documental

Se plantea como posibilidad de intervención de educación ambiental lo siguiente

1) Hacer un aprovechamiento al máximo del Centro de Educación Ambiental “Rancho Los Laureles”

El Centro cuenta con instalaciones apropiadas para realizar visitas educativas de todo tipo de público, sin embargo, pocas personas conocen el lugar, no hay un programa de servicios continuos, pues dependen de la disponibilidad de presupuestos.

El vivero sirve para dotar de plantas nativas cuando se realizan plantaciones y reforestaciones, y podría utilizarse también para actividades de voluntariado con empresas.

2) Promover entre las nuevas generaciones un re-conocimiento del valor histórico, social y ambiental del lugar

Por la experiencia narrada de la compañera Leticia, hay un gran desconocimiento por parte de las niñas y niños de la localidad, respecto al Valle de las Monjas.
A pesar de ser un sitio ideal para visitar tanto en grupos escolares, como paseos familiares, no es una costumbre hacerlo.

Resulta primordial entonces hacer una gran difusión, por ejemplo en las distintas escuelas del pueblo, para que recorran el lugar, lo aprecien y se sumen a las actividades de conservación. De esta manera, se lograría la participación de otros sectores de la comunidad, no solo los ejidatarios o comuneros.

3) Dar a conocer a otras comunidades los servicios ambientales que este lugar proporciona

Indudablemente, esta región presta invaluables servicios ambientales no sólo a la comunidad aledaña, sino a la Ciudad de México en general, principalmente: recarga de mantos acuíferos, regulación del clima y generación de oxígeno.

Desafortunadamente, la mayor parte de la población desconoce la existencia de estas zonas boscosas, incluso que la mayor parte del territorio de la Ciudad de México es suelo de conservación.

Una manera de contribuir con las comunidades, es visitar el lugar y hacer uso de los servicios que ofrecen, básicamente turísticos, para apoyar económicamente y que las actividades sean redituables para más personas.

REFERENCIAS

  • Guzmán Monroy, V. (2013). El sistema de distribución de agua en el Santo Desierto de los Leones. Boletín de Monumentos Históricos INAH.
  • Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda CDMX.). Programas Delegacionales de Desarrollo Urbano. Consultado el 2 de junio de 2017 en "http://www.data.seduvi.cdmx.gob.mx/portal/docs/programas/PDDU_Gacetas/2015/PDDU_CUAJIMALPA-MORELOS.pdf ":http://www.data.seduvi.cdmx.gob.mx/portal/docs/programas/PDDU_Gacetas/2015/PDDU_CUAJIMALPA-MORELOS.pdf

http://siglo.inafed.gob.mx/enciclopedia/EMM09DF/delegaciones/09004a.html

Agregar comentario