Looking-for-eric
Usos múltiples

Mentes peligrosas

Armando Meixueiro Hernández


Cuando el poder viste la camiseta de la esperanza (Dos cintas inglesas: Buscando a Eric y Mujeres, que hicieron historia)

Nos hemos acostumbrado a vivir tiempos de crisis y de decepción, o por lo menos así nos lo han hecho sentir múltiples medios de comunicación. Son tiempos en donde la violencia y la desesperanza parecen ser moneda corriente de todos los días. El autoritarismo y la represión se observan constantemente en los medios informativos: periódicos, televisión, cine, radio, etc. ¿Qué podemos esperar de tan escalofriante escenario? ¿Nos aguarda, al final de la historia, un dantesco horizonte?

Sabemos que el mundo no se ha terminado porque más allá de todo este panorama existen muchos seres humanos que día a día propugnan por un planeta mejor. Sabemos, a pesar de los infinitos obstáculos, que muchos educadores: sobre todo padres y docentes, creen en las posibilidades de un nuevo rumbo a través de la educación. Entendemos que el poder generalmente se ejerce en forma autoritaria pero que siempre se consigue algún resquicio para transformarlo. Una perspectiva semejante la ejemplifican dos extraordinarias cintas inglesas que, no por casualidad, se realizaron terminando la primera década del siglo XXI.

En Inglaterra se ha desarrollado una rica tradición cinematográfica conocida como realismo social, y representada sobre todo por Ken Loach. Esta tendencia supone una adscripción al cine socialmente “comprometido” que expone los conflictos y la visión del mundo de los grupos más desfavorecidos. De esta manera, las películas se vuelven registros audiovisuales de la pobreza.

looking for Eric

En esta perspectiva se encuentra Buscando a Eric (Looking for Eric, 2009) precisamente de Ken Loach. En la cinta se narra la historia de un cartero, Eric Bishop, que vive con dos hijastros adolescentes en un pequeño departamento de Manchester. La vida del pobre Eric es desafortunada en muchos aspectos: gana un mísero sueldo, su estado físico está deteriorado, no goza del respeto de los hijastros, su vida afectiva es un desorden… Sólo lo mantiene a flote su desmesurado fanatismo por el equipo de fútbol Manchester United y, en particular, por el jugador francés Eric Cantona, a quien admira de tal modo que lo imagina emergiendo del póster de su habitación para hablar con él. A partir de ahí, Eric Cantona se vuelve una especie de conciencia para el desgraciado cartero, a quien interpela y hace reflexionar sobre las circunstancias en las que se encuentra .

La película va mostrando el contexto y la cosmovisión de los ciudadanos medios del Manchester de los noventa, en el que la violencia y la delincuencia aparecen como un conflicto importante, dentro de ese caldo de cultivo que es la sociedad global y posmoderna; sin embargo, frente a esos problemas, la solidaridad se levantará como una prueba de que el poder se puede conquistar por vías más humanas y esperanzadoras.

made in Dagenham

El otro testimonio del poder que se coloca de parte de la justicia y lo humano, es la cinta Mujeres que hicieron historia (Made in Dagenham, 2010) de Nigel Cole, director británico de cine y televisión conocido por el exitoso filme Chicas de calendario (2003) quien se puede inscribir perfectamente en esta tendencia de realismo social, al cual preferiríamos denominar “realismo social esperanzado” porque muestra aquellos aspectos de las sociedades en las que a pesar del autoritarismo, los implicados descubren soluciones pacíficas, justas, libres y valiosas.

made in Dagenham

La película está basada en hechos reales y describe cómo unas costureras de Dagenham, Inglaterra, en 1968, logran mejores condiciones laborales al cuestionar el trabajo calificado en la Compañía Ford, de la que son empleadas. La historia gira alrededor de Rita O´Grady, mujer que representará sindicalmente al gremio de las costureras de Dagenham y que, con muchos problemas y sin malicia, ostentando verdad y justicia en su discurso y la lucha de sus compañeras , obtendrá beneficios muy significativos no sólo para su comunidad sino para todo el país y el continente europeo.

Estas evidencias cinematográficas nos llevan a reflexionar en las posibilidades que tenemos para enfrentar el poder, o más que enfrentarlo, de ejercer el poder de un modo más humano y esperanzador, buscando creativamente caminos más justos, libres, pacíficos y auténticos.

made in Dagenham

Nota

Para quienes no han visto estas películas les anexamos dos enlaces donde las podrán ver online, con subtítulos en español:

Mujeres que hicieron historia

Buscando a Eric

Armando Meixueiro Hernández
Director de Pálido Punto de Luz

SONIA ARGENTINA FLORES ALVARADO. 07 de Agosto de 2011 22:21

Gracias por compartir con nosotros los lectores estas cintas.
Saludos.

Agregar comentario