4687_fidel_con_gald
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Hasta siempre Fidel

Ha muerto Fidel castro es la noticia, una notica triste pero necesaria, ya él lo había anticipado en abril pasado, cuando expreso en La Habana “a todos nos llegara el tiempo” y fue esa noche del 25 de noviembre del 2016 justo a las 22.29 horas tiempo de Cuba el yate de su vida mortal, zarpo como lo hiciera justamente 60 años antes el yate Granma de las costas mexicanas para llegar a su natal Cuba, así las cosas quienes lo creemos así, sabemos que él vuelve al otro hogar el que este más allá del mar en que todos navegamos y que llamamos vida.

Al despedirlo sin temor, solo le decimos hasta luego y hasta siempre, Comandante.

Ya que como alguien dijo “no debemos temer a las despedidas, son necesarias para el reencuentro y de cierto los amigos nos habremos de ver después de un tiempo y esperamos también después de un ciclo de vida”

Aquí decimos “se ha ido”, allá a la otra orilla del mar de la vida que termina en la playa que llamamos muerte otros que llegaron antes como José Marti, Camilo, Hugo Chávez y el Che dirán; “ahí viene”

Mucho se hablara de su persona, de sus hechos, de sus errores ¿Quién no los tiene? Y de sus muchas virtudes que otros le concedemos, cierto se hablara estos días y lo hará cada cual desde su enfoque y realidad de conocimiento que de él tuviesen o supusiesen tener, yo retraer algo de los que en vida pude publicar y decirle a ese hombre, que fue un idealista, combatiente y estadista sin par, mi hermano de nombre Fidel.

Para hacerlo solo les compartiré dos ideas que se deben a José Martí, si, el autor intelectual de la Revolución Cubana según Fidel mismo lo declarara en su defensa al ser apresado por el asalto al Moncada en 1953.

Es del mismo Martí, este verso sencillo que dedico a Fidel aquí.

“Yo quiero salir del mundo
Por la puerta natural:
En un carro de hojas verdes
A morir me han de llevar. 
No me pongan en lo oscuro
A morir como un traidor;
Yo soy bueno, y como bueno
Moriré de cara al Sol!

Hoy que muchos hablan de Fidel a su muerte, tomo el prólogo del libro que en el años 2002 publique ante aquella grosería que sucediera por la inexperiencia del fallido binomio Fox Castañeda en la diplomacia de México claro que me refiero al “comes y te vas”

Ante este agravio y sabiendo ya desde entonces y afortunadamente desde siempre la dimensión cabal del Comandante Fidel Castro, publique el libro “Un saludo a Fidel” del cual aquí reproduzco el prólogo y sostengo lo dicho;

Déjenme hablar de los méritos del hombre, el idealista, el combatiente, el estadista y el amigo, que para hablar de los supuestos deméritos, ahí están sus enemigos.

A manera de presentación

Responderé:

Porque reconozco en su persona el valor intrínseco de ser él, un hombre que frente a la exánime imagen del Che, derivada de la fotografía de Korda, que en la paradoja de vida y muerte, hace que al morir joven el Che, pase a ser inmortal en el ideal revolucionario, en tanto Fidel vive para seguir su propia lucha ante el imperio que le asedia, le bloquea y le difama.

Lucha que se da en una dinámica dual, que transcurre inexorable en un espacio determinado de tiempo que es su propia vida y la búsqueda de cristalizar los ideales de la revolución, en acciones tangibles de bienestar a favor de su pueblo, ese pueblo de espíritu digno que con tanto decoro y congruencia él encarna.

Durante todos estos años de vida de la Revolución Cubana la lucha ha sido fuerte, hoy los embates arrecian y Fidel está ahí firme, viviendo la contradicción dicotómica de envejecer con los años y perseverando como el joven de espíritu que es en los ideales.

Esa es una de las muchas razones de este saludo, ya que es de reconocer su valor y tenacidad de luchador que no se desgasta, sino crece con los años, al consolidar logros de un proceso revolucionario que ha hecho saltar el discurso a la praxis.

Porque con su actuar Fidel, encarna hoy, el viejo paradigma del gobernante realmente político, que mantiene su oficio de servidor de su pueblo y se niega a asumir el de mayordomo que los sistemas monetaristas han impuesto a un gran número de quienes dicen gobernar los países en el planeta hoy día.

Este saludo a Fidel porque es de reconocerse que él ha vivido una realidad de lucha constante, en la que ha sabido transitar caminos difíciles desde sus albores como líder universitario, su vida en la clandestinidad dando apoyo a diversas luchas dentro y fuera de su país, lo mismo con sus vecinos de Dominicana, en 1947, que en Bogotá, Colombia, en 1948.

Él, quien iniciará su lucha armada en el asalto al Cuartel Moncada en 1953 y refrendará que la Revolución continuaba esos inicios con su triunfo en Santiago el primero de enero de 1959, iniciando si ahí con los sueños de esperanza y las realidades vividas en la Sierra Maestra y el amor a sus hermanos que lo ha hecho ser un caso de excepción en la historia de la humanidad, de un luchador con más de cincuenta años en el campo de batalla, que para él ha sido lo mismo la armada, en Bahía de Cochinos que la diplomática durante las múltiples cumbres de Naciones Unidas en donde su voz lanza metralla por el valor y la verdad que expresa.

Le saludo por eso, por el valor, la vehemencia y veracidad que da a sus juicios, opiniones lapidarias que duelen e incomodan a algunos, pero no pueden ser cuestionados de falaces como los que él desnuda socialmente con su verdad.

Le saludo porque en él reconozco, al líder que lucha frente al sabotaje, la invasión, el “período especial”, y los embargos leyes y bloqueos genocidas que tanto duelen y dañan a su pueblo.

Ha sido por más de cuarenta años el receptor de cientos de atentados fraguados y/o perpetrados contra su persona y su pueblo ha sido, el receptor también, de las incomprensiones constantes propiciadas por la propaganda adversa que le estigmatiza como el hombre que quienes le conocen realmente saben que no es.

Si porque ha sido él quien no sólo se preocupa, sino se ocupa, junto con sus compañeros maestros y médicos en la isla por preservar lo mejor de su semilla para esperar tener frutos en la cosecha, sus niños, ellos son los receptores de una política de estado de incuestionable valor que les hace tener, sino el más bajo si uno de los más bajos índices de mortandad infantil planetaria, esto a pesar de vivir bloqueados

Por ello va aquí mi saludo Fidel y al pueblo cubano, a quienes les sobra corazón para compartir lo mismo con los niños de Chernobyl que ya por más de década y media ellos asisten médicamente así como con los hermanos del Caribe y Latinoamérica, al crear la Escuela Latinoamericana de Medicina que apoyará a jóvenes becarios de diversos países, incluidos algunos de Norteamérica.

Saludo a Fidel, el de la elogiable ahora, pero difícil siempre organización social interna en Cuba, que arranca con un proceso histórico de alfabetización sin precedentes, para combatir al principal enemigo de todos los pueblos, la ignorancia.

Sí, le saludo junto al pueblo cubano, porque ambos han dado muestra ya por más de cuarenta años de su dignidad, congruencia y libertad en un escenario internacional de nuevos “órdenes planetarios” y “destinos manifiestos” diseñados para la humanidad desde la arrogante metrópoli imperial.

Ellos, nos dan muestra, reitero, de que sí es posible ser como el poeta dijera: “Arquitectos de su propio destino”, dándonos a todos con su actuar congruente y libre un ejemplo digno de ser conocido.

Saludo y reconozco en Fidel, al hombre que en la mirada franca y palabra directa transmite su verdad y el sentido de una lucha que le ha ocupado su vida, haciéndolo un hombre leyenda, si bien reconocido, muy poco conocido en esencia íntima de quien ha de construir su camino y caminos para otros.

Así que si alguien se preguntaba el ¿por qué escribir un libro sobre un hombre singular estigmatizado en este tiempo de intolerancia y uniformidad? , ¿por qué sobre Fidel que es polémico para unos, y cuestionado por los que no ven más allá de un modelo propagandístico que le es adverso a él y a su lucha? Y aún más para aquellos que tratan de convencerme de lo inútil del empeño diciéndome ¿por qué intentar decirle a otros que vean al hombre, al idealista al combatiente al estadista cuando les es más cómodo mirar exclusivamente la parte que acomoda a su propio interés y / o al de la propaganda que genera fobias y distorsiona su apreciación de acuerdo a los intereses que les manipulan?

Creo que porque es menester pensar y repensar lo que ha decirse para expresarlo con convicción hoy que es el tiempo apropiado para hacerlo.

Porque de los privilegios que la vida nos da como modelos para observar formas elevadas de ser y de actuar con dignidad y congruencia, en la humanidad hoy día pocas sino es que son únicas las expresadas por ese hombre que ha tenido y tiene el valor y el amor de un líder en el sentido más diáfano del término, que sabe ser amigo y hermano de todos los seres humanos de las diversas nacionalidades y credos provengan de la región que provengan y él no está sólo en el afán de abrazar a la humanidad, su pueblo, el digno y valiente pueblo cubano sabe también ser hermano y amigo de todos aquellos que llegan a su suelo y a quienes comparten con ellos sueños desde lejos.

Así Fidel y le Pueblo Cubano son un binomio único en el planeta que tienen el enorme mérito de no haber terminado, aún después de más de cuarenta años, una revolución que les ha hecho buscar ser mejores. Sin haber dejado por un momento de ser ellos mismos, siempre actores comprometidos de una revolución viva.

Por eso va un saludo a Fidel y su pueblo. Y a usted concédame el tiempo de valorar ese actuar, juzgándolo a través de este modesto testimonio. G.A.L.D.

SUS HERMANOS, SUS AMIGOS

Hoy ayer y siempre hombres de diversas latitudes se duelen al doblar las campañas por Fidel pero en vida muchos dijeron los que hoy algunos tímidamente se atreven, presento aquí algunos testimonios que sumados la propio podrán decir a usted amable lector quien fue es y será; FIDEL CASTRO RUZ

SE EQUIVOCARON CON FIDEL

Fidel Castro no ha caído del cielo. El encarna el último episodio de un proceso político que va en ascenso.

América latina ha dado tres genios políticos: Toussaint Louverture, Simón Bolívar y Fidel Castro; y debo decir que es mucho dar, porque los genios políticos no surgen así por así. Humboldt había previsto parte de eso cuando a principios del siglo XIX, después de un recorrido por América, comentó que los dos lugares más politizados eran Caracas y La Habana, es decir Venezuela y Cuba.

Estamos en medio de una ruptura histórica, de cambio de una sociedad por otra, como pasó cuando el capitalismo sustituyó al feudalismo; cuando el feudalismo sustituyó a la esclavitud. Debido a que estamos en esa ruptura histórica los norteamericanos se equivocaron con Fidel; también se equivocaron con Ho Chi Minh y se seguirán equivocando más, más y más_.

Juan Bosch, escritor, político, ex presidente de la República Dominicana
(Camino de la Victoria, Casa de las Américas, 1978)

HOMBRE PRIVILEGIADO

Fidel Castro es un hombre privilegiado por su formación cristiana, su opción marxista y la asimilación de la prédica martiana. Es una persona tímida, que casi pide permiso para ser quien es… A pesar de toda su genialidad, de toda la historia que encarna, consigue hacernos sentir su hermano.

Fidel es un hombre que pone su vida en función de la utopía, es un hombre que jamás en esta vida encontrará su plenitud porque Fidel cree que es posible el cielo en la tierra

Frei Betto, teólogo brasileño

FIDEL NO LE PERTENECE SOLO A CUBA

“Fidel es para mí un padre, un compañero, un maestro de estrategia perfecta”, dijo Chávez en una entrevista con el diario del partido Comunista cubano, Granma, en el año 2005

“Fidel no le pertenece solo a Cuba, les pertenece a este mundo nuestro, a esta América nuestra. Después de casi medio siglo de lucha, Fidel les puede mostrar la cara con integridad plena y con moral absoluta, no solo al pueblo cubano, sino a todos los pueblos del mundo.”

(Palabras pronunciadas por Hugo Chávez en homenaje al 75 aniversario de Fidel celebrado en Venezuela. 13 de agosto de 2001, 2001-08-13)

EL MÁS GRANDE QUE HE CONOCIDO

Fidel Castro es el hombre más grande que he conocido en mi vida. He conocido montones de gentes, grandes músicos, grandes literatos, grandes políticos… Jamás nadie me dio la impresión de una cosa íntegra, de un personaje total, en todos sus aspectos, en cada una de sus frases, como Fidel. El pueblo está al lado de Fidel de una forma absoluta, el pueblo de Cuba dice que ojalá Fidel sea eterno. El pensamiento generalizado en América Latina es que Cuba es la realización de todos los pueblos que aspiran a ser; es nuestra esperanza.

Oswaldo Guayasamín, pintor, escultor, muralista ecuatoriano.


Con Fidel y Teófilo Stevenson. La Habana, 1996.

La leyenda del boxeo Muhammad Ali, visitó Cuba en 1996 y 1998 en misión humanitaria, llevando una donación de más de 1.2 millones de dólares en material médico.

Ali deseaba conocer al entonces presidente de la Isla comunista, Fidel Castro, y lo consiguió en su primer viaje. Se encontró ahí con Teófilo Stevenson hombre que también quería y respetaba a Fidel como a un padre. Sentimiento que es compartido por muchos en la Isla.

MAESTRO DE HUMANISMO


Foto: Luu Hai/Cubadebate

“Desde que yo era niño lo vi como a un maestro de humanismo. Todavía lo veo de esa forma.”

Silvio Rodríguez, cantautor cubano

Ningún líder extranjero llegó más profundamente al campo de batalla y al corazón del pueblo vietnamita que Fidel. Su frase, cumplida en hechos, sobre la disposición de Cuba de dar hasta la propia sangre por el heroico pueblo, es recordada en los encuentros con los visitantes cubanos, que siempre somos, sin duda, objeto de la más cálida hospitalidad.

JAMÁS OLVIDAREMOS

Los cubanos, con el compañero Fidel al frente, han sido muy solidarios con nuestro pueblo y con nuestra lucha. Los vietnamitas jamás olvidaremos ese apoyo.

Ho Chi Minh, líder vietnamita
(Periodicos Revolución y Hoy, 1965-07-29)

El gran amigo americano de Sudáfrica fue siempre Fidel
Nelson Mandela 1994.

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario