El_plan_condor
Usos múltiples

Instrucciones

Leila Guerriero


Adivinanzas

En una de esas coincidencias raras que hacen que, cada tanto, las páginas de un diario parezcan un ensayo acerca de la naturaleza humana (noble y vil), estas tres noticias se publicaron el mismo día. El 27 de mayo pasado, la justicia argentina condenó a 15 individuos acusados de participar en el Plan Cóndor, un club de dictadores del Cono Sur que coordinaba acciones para la desaparición de personas durante los años setenta. Entre ellos no estaban Videla, Stroessner, Pinochet —es tarde: están muertos—, pero sí Bignone, último presidente de facto de la Argentina, que recibió 20 años de prisión en este juicio, el primero en reconocer que el Plan Cóndor era una asociación ilícita entre dictaduras regionales. El mismo día, en Roma, el Papa recibió a Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres de Plaza de Mayo. En 2007, crítica de quien por entonces no era el Papa, sino el arzobispo Bergoglio, Bonafini había dicho: “La basura va junta, Macri (…) y Bergoglio. Son de la misma raza y de la misma ralea. Son fascismo, son la vuelta de la dictadura”. Ahora, al salir de la audiencia, dijo que le había pedido disculpas por aquellos comentarios “equivocados”, puesto que está convencida de que el Papa está “al lado del pueblo”. En Japón, Barack Obama visitó Hiroshima —es el primer presidente de Estados Unidos en ejercicio que lo hace—, donde en 1945 la bomba atómica lanzada por su país causó 140.000 muertos. Ya había advertido de que no pediría disculpas, y no lo hizo. Instó a abandonar las armas nucleares para que esa ciudad no sea recordada como uno de los lugares donde empezó la era nuclear, sino “como el comienzo de nuestro despertar moral”. Estas son noticias acerca del perdón, la ética, la memoria, la ferocidad, la justicia, el oportunismo, la paciencia, la estrategia política, la conveniencia, la astucia y la hipocresía. Por momentos, no es fácil saber cuál es cuál

Leila Guerriero
Cronista reside en Buenos Aires desde 1984. Se inició en el periodismo en 1992, como redactora en Página/30, revista mensual del periódico Página/12.1 Realiza frecuentes incursiones en programas de la televisión argentina y es asidua colaboradora de la prensa de su país (La Nación), de España (suplemento cultural Babelia, de El País) y de Chile (El Mercurio).

Agregar comentario