Mzt
Orientación educativa

Educación Ambiental: Entre la vida y la locura

Dantiela Mendoza


Cuestionan Centro Integralmente Planeado (CIP) Costa del Pacífico de Escuinapa-Teacapán; no se toman en cuenta impactos generados por su desarrollo, señalan.

Mazatlán, Sinaloa. ¿Tiene un mercado potencial? ¿Contempla la inserción laboral de los pobladores de la zona? y ¿cuáles serán los valores diferenciales como destino turístico? Son algunas de las preguntas que ambientalistas se hicieron sobre el Centro Integralmente Planeado Costa Pacífico.

Dicho proyecto se prevé construirlo durante los próximos cinco años en las marismas de Teacapán, a través de financiamiento del Fondo Nacional de Fomento al Turismo sobre una superficie de 2 mil 300 hectáreas.

La temática se abordó durante la realización de una mesa de diálogo titulada La educación ambiental frente al impacto de los Centros Integralmente Planeados, dirigida por el doctor Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y el maestro Jaime Ramírez Zamudio, en vísperas de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

La mesa de análisis fue organizada por la coordinación académica de la Maestría en Educación Ambiental de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad Mazatlán, donde especialistas en sustentabilidad reconocieron que es incierto el futuro para el megadesarrollo turístico.

“Al margen del impacto ambiental que causará, otro gran tema del CIP es ¿va a tener rentabilidad? ¿Hay un estudio de mercado que lo sustente? ¿Teacapán ofrecerá un producto diferenciado? ¿Cómo va a ser distinto de otros destinos de playa?”, cuestionó Ramírez Beltrán.

El catedrático universitario y pionero del ambientalismo en México explicó que el desarrollo sustentable tiene que ver con el desarrollo económico, el desarrollo social y el desarrollo ambiental, sino existen los tres aspectos, entonces no hay sustentabilidad, como tanto se ha dicho que será el CIP Teacapán.

Durante su intervención, el maestro Ramírez Zamudio hizo el recuento histórico de la zona donde se hará el CIP y destacó que en los estudios antropológicos que se hicieron hacia el año 1975, se encontró que estuvo poblada entre los años 600 y 1200 d.C. y una de las teorías de la extinción del poblado es que la zona se inundó, fenómeno que ocurre cíclicamente.

De acuerdo a la información ofrecida por Fonatur, el nuevo Centro Integralmente Planeado Costa-Pacífico se enmarca en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 y en el Programa Sectorial de Turismo, su objetivo es crear un polo turístico de impacto nacional e internacional.

“Formalmente, el proyecto cumple con todos los requisitos, pero no se han tomado en cuenta los impactos futuros que puede generar su desarrollo, como son la alteración del estado ambiental de la zona estuarina”, Marco Antonio Alduenda Rincones, coordinador del evento.

Lo que más les preocupa a los ambientalistas en ese aspecto es son los procesos de salinización de los esteros, que traerían como consecuencia la alteración de la distribución de la biodiversidad propia de los esteros de Escuinapa, que forman parte del área conocida como Marismas Nacionales.

El CIP estará en una zona del país donde prevalecen importantes rezagos económicos y sociales. Sin embargo, a casi tres años de su anuncio, los pobladores de la zona no tienen claro qué pasará con las actividades primarias que desarrollan, en especial la pesca.

05-06-2011
Publicado en periódico El Noroeste. Sección B, pág.2

Dantiela Mendoza
Periodista sinaloense, trabaja para el periódico el Noroeste de Mazatlán

Agregar comentario