Calle_de_cuba
Deserciones

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D.


Cuba ¿de dónde viene y a dónde va?

Dedicado a los cuatro puntos cardinales de la Revolución Cubana, les llamo aquí así a; Fidel, Raúl, El Che y Camilo quienes con su liderazgo, templanza, generosidad y valor, en la lucha por construir su Revolución respectivamente, encarnaron a un pueblo de hombres, mujeres, niños y jóvenes todos los combatientes que iniciaron su lucha desde El Asalto al cuartel Moncada, combatieron en La Sierra Maestra, fueron actores comprometidos en la defensa en Playa Girón y vencieron la resistencia en el Periodo Especial a los cubanos todos que por generaciones combatieron y resistieron el embargo y que han dado ejemplo de dignidad por su lucha ante un enemigo poderoso que queriendo aislarlos se aisló y cuyo presidente Obama llega hoy a la Habana Cuba para buscar, sin saber si lo lograra, restablecer realmente la relación entre ambos pueblos.

Es mi deseo que este restablecimiento, sin amagos presiones, asedios y búsqueda de concesiones se diese y fuese posible, pero los deseos no son siempre las realidades, así que sin pecar de ingenuo y sin dar por sentado que la visita en si cambiara todo, o nada, vale hoy hacer un análisis retrospectivo, y otro prospectivo del valor del encuentro.

En consecuencia deseo aquí compartir con ustedes hechos, más que opiniones para entender la política profunda en la que este encuentro se da, sabedor de que escribir es tarea difícil, porque es comprometer pensamiento y acción es dejar huella y constancia de lo que uno siente y advierte en un momento dado, sin regateo al hecho excepcionalmente histórico que vivirá Cuba durante tres días a partir de hoy 20 de marzo del 2016 y hasta el 22 mismo que nos obliga a la reflexión profunda por lo que está en juego.

Y siendo coincidente el día eje 21 de marzo en que se dará el encuentro entre los presidentes Raúl Castro y Barak Obama, estimo pertinente compartir la frase proverbial en este día y momento, me refiero a la que señala que; “Entre de los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”

Este apotegma atribuido al genio del indígena zapoteco que gobernó México en el siglo XIX y quien fuese llamado en su momento; El Benemérito de las Américas, si me refiero a Benito Juárez nacido justamente un día 21 de marzo a quien recuerdo aquí también y sumo mi deseo que este momento sirva para terminar el Embargo contra Cuba y sea como la llegada de la primavera, que mas allá del duro invierno, siempre aparece para cambiar todo. G.A.L.D.

Raíces

¿Por qué es tan honda la raíz de La Revolución Cubana?

En mi vida en particular la Revolución Cubana y su líder histórico Fidel Castro han jugado un papel relevante, ¿cuál es la razón? Era apenas un niño cuando escuche a mi padre decir “esos muchachos van a cambia esa isla” no sabía quiénes eran los muchachos, ahora lo se eran Fidel Camilo, Raúl y Che.

Sobre los cambios están a la vista son Educación Cuba termino con el analfabetismo en pocos años, la salud es de carácter universal, aquí cabe destacar que lucha que emprendió el mismo Obama, no obstante intentarlo no puede lograr en su país y sobre todo es de valorarse la dignidad de un pueblo como el cubano, que de verdad derroto aislando a quien lo aisló, al menos en las votaciones de los últimos años que demandaban el levantamiento del embargo. En Naciones Unidas.

Los actores

Entre Fidel y el Che, hubo siempre una profunda amistad desde que se conocieron en México hasta que se trajeron los restos del Guerrillero Heroico desde Bolivia en 1997;

“Si alguna vez se hiciera una compilación acerca de la amistad, sin duda habría que situar en la cima la que sostuvieron Fidel y Che, pues pocas historias podrían reflejar de una manera tan íntegra la relación existente entre estos dos grandes hombres. La expresión diáfana del Che en su carta de despedida hacia Fidel lo clarifica; “Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos.”

Ernesto Guevara, al graduarse de médico en 1953, inicia su segundo viaje por América Latina, y es en este viaje en que llega a Guatemala en 1954, en éste ejercita sus primeras armas revolucionarias, oponiéndose a los planes de la CIA contra el pueblo guatemalteco. Allí conoce al cubano Nico López, con el cual se informa de lo sucedido en Cuba el 26 de julio de 1953 y de las acciones posteriores del Movimiento 26 de Julio (M-26-7).

Al ser derrocado el gobierno de Jacobo Arbenz, Ernesto emigró a México, donde se reencuentra con Ñico y éste le presenta a un camarada del quien le han hablado antes, Raúl Castro, recién llegado de La Habana. Entre Raúl y Ernesto el entendimiento es inmediato. Raúl tiene las ideas muy claras sobre la necesidad de una revolución armada, sobre el imperialismo estadounidense, sobre la inutilidad de las elecciones trucadas. Ernesto está encantado; están de acuerdo en todo. Los dos muchachos se hacen pronto inseparables. Se ven casi todos los días. Raúl cuenta la historia del asalto al cuartel Moncada. Le habla de su hermano Fidel, que pronto se verá obligado a exiliarse pues su vida corre peligro en Cuba.

Fidel llega a México el 8 de julio de 1955. Y lo hace sin solicitar asilo político en la embajada de México, sino con un visado de turista y se instala en un hotelito barato. Organiza enseguida su cuartel general en casa de María Antonia González, una cubana que es la providencia de todos los refugiados políticos de Cuba y cuyo hermano murió torturado por los esbirros de Batista. En su casa, Raúl presenta su hermano al amigo argentino.

Entre Fidel y el Che la empatía conexión es total y recíproca. Su primer cara a cara dura diez horas seguidas.

En esa fría noche mexicana, el encuentro con Fidel marcaría el destino del joven médico argentino. Al concluir la reunión, la madrugada los encontró intercambiando análisis y opiniones, Ernesto Guevara ya formaba parte de la expedición revolucionaria que desembarcaría en Cuba para derribar a la tiranía de Fulgencio Batista.

Fidel reconocerá: “El Che era de aquellos por quienes todo el mundo sentía inmediatamente afecto, a causa de su sencillez, de su carácter, de su naturalidad, de su espíritu de camaradería, de su personalidad, de su originalidad.(…) No necesitamos mucho tiempo para ponernos de acuerdo y aceptarle en nuestra expedición”.

Para Ernesto, el inmenso mérito de Fidel es el de haber superado el discurso, empuñando el fusil, organizando un ataque con un pequeño ejército, conocido la amargura pero tonificante experiencia de la cárcel. Y he aquí que aquel hombre generoso, muy poco común, le ofrece la posibilidad de entrar también en guerra.
En carta a sus padres el Che expresaba:

“[…] En tierra azteca me volví a encontrar con algunos elementos del 26 de Julio que yo había conocido en Guatemala y trabé amistad con Raúl Castro, el hermano menor de Fidel. El me presentó al jefe […] Charlé con Fidel me impresionó como un hombre extraordinario. Las cosas más imposibles eran las que encaraban y resolvía. Tenía una fe excepcional en que una vez que saliese hacia Cuba, iba a llegar. Que una vez llegado iba a pelear. Y que peleando, iba a ganar. Compartí su optimismo. Había que hacer, que luchar, que concretar. Que dejar de llorar, y pelear. Y para demostrarle al pueblo de su patria que podía tener fe en él, porque lo que decía lo hacía, lanzó su famoso: en el 56 seremos libres o seremos mártires y anunció que antes de terminar ese año iba a desembarcar en un lugar de Cuba al frente de su ejército expedicionario”.

Al salir de aquella noche memorable, la primera cosa que Ernesto le contó a Hilda es el extraordinario afecto que le ha producido el hermano de Raúl. “Tenía razón Ñico en Guatemala cuando nos dijo que si algo bueno se ha producido en Cuba desde Martí, es Fidel Castro; él hará la revolución. Concordamos perfectamente… sólo a una persona como él estaría dispuesto a ayudarle en todo”. En sus Recuerdos de la guerra revolucionaria dirá: “La veía (la posibilidad de triunfo) muy dudosa al enrolarme con el comandante rebelde, al cual me ligaba, desde el principio, un lazo de romántica simpatía aventurera y la consideración de que valía la pena morir en una playa extranjera por un ideal tan puro.”

Razones del embargo

“Al triunfo de la Revolución, había muchas tareas que hacer de todas clases y problemas que resolver de todo tipo: políticos, de unión de fuerzas, problemas estatales, problemas de la economía, todo eso. Che, de quien nadie sabía qué tremendo soldado era, como te decía era el médico, y empieza a destacarse desde los primeros combates y termina siendo un gran jefe militar. Tanto él como Camilo cumplieron una función muy importante en la guerra, que fue la invasión del centro, en condiciones difíciles… Más tarde a Che se le asignó la responsabilidad del Ministerio de Industrias; trabajó con un gran método. Ejerció distintos cargos. Cada vez que hacía falta un hombre serio para un cargo importante, Che se prestaba para ese trabajo. Se le había nombrado con anterioridad Presidente del Banco Nacional en un momento en que aquellos técnicos, especialistas en bancos pero inconscientes políticamente, abandonaron el país y se fueron.

La ley más importante que llevaría a cabo la Revolución, y que estaba planteado en el programa del Moncada era la Ley de Reforma Agraria. Por tal motivo se crea a la par del Gobierno Revolucionario el Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), presidido por Fidel

En una de estas noches de reuniones se produjo un incidente en el que se discutía el límite máximo de tierras que establecería la ley; algunos compañeros, dentro de ellos Fidel, planteaban que debía ser de 30 caballerías, y los más conservadores, que debía ser de 100 caballerías, haciéndola menos radical. El ambiente fue caldeándose y de pronto Fidel se puso de pié y soltó esta afirmación electrizante: —“Pues yo, si fuera por mí, ¡nacionalizaba todas las tierras de Cuba!. El silencio acogió estas palabras. Los compañeros abismados, recordaron que la nacionalización, según el marxismo-leninismo sería la medida más drástica que podía adoptarse, y desde luego, todos sabían, incluso Fidel, que las condiciones históricas de Cuba no permitían dar ese paso. El Che asintiendo con la cabeza apoyaba la expresión de Fidel, viéndose quizás representado en sus ideales, y entre sonrisas, exclamó —”Bueno, Fidel, si por ti fuera… claro, y una cosa quiero decirte, si hay que subir otra vez a las lomas para pelear, desde luego, cuenta conmigo…" Se detuvo y entonces añadió: —“pero si no fuera necesario…” Una carcajada general disipó entonces la tensión.

La ley fue aprobada por el Consejo de Ministros y firmada en la Sierra Maestra el 17 de mayo de 1959.

El Che impulsaría, además, una segunda reforma agraria que, por ley de 13 de octubre de 1963, limitó la superficie máxima de las propiedades privadas a 5 caballerías (67 hectáreas). Hasta entonces los medianos propietarios que disponen de 67 a 400 hectáreas, suponen el 56% de las superficies cultivables. Ahora el 60% de las superficies son del Estado, lo que permite una mayor especialización de ciertas granjas en la producción azucarera.

A finales de mayo de 1960, el Che pide a las tres compañías petroleras instaladas en Cuba: Standard Oil y Texaco (EE.UU.) y Shell (angloholandesa) que deben refinar petróleo soviético y les comunica que el Estado cubano no está en condiciones de pagar una deuda de 50 millones de dólares. Las compañías se niegan y el 29 de junio, Fidel ordena la intervención de las tres multinacionales. La respuesta por parte de EE.UU. no se hace esperar: Pone fin a las compras de azúcar cubano para ese año (700.000 toneladas), cuando Cuba exportaba a ese país el 80% de su producción de azúcar.

Un mes más tarde de esa decisión, Fidel se encierra con el Che tres días y tres noches en las oficinas del INRA para preparar la respuesta: De allí salen los decretos de nacionalización del 7 de agosto de 1960. Se nacionalizan 36 grandes propiedades azucareras, la United Fruit, dos refinerías de petróleo (Esso y Texaco), las compañías eléctricas y de teléfonos… Todas pertenecientes a empresas estadounidenses. En total, más de 750 millones de dólares; las tres cuartas partes de los bienes que EE.UU. posee en la Isla. Las indemnizaciones son ilusorias al estar subordinadas a la compra anual de más de 3 millones de toneladas de azúcar a un precio fijado por encima de la cotización mundial.

A partir de este momento la CIA intentó eliminar a Fidel, Raúl y al Che, con la ayuda directa de la mafia. Tad Szule cuenta que en algunas comparecencias ante una comisión del Senado, el jefe de la división del hemisferio occidental de la CIA reconoció que “si los tres principales jefes no son eliminados de un solo golpe esta operación puede prolongarse y el actual gobierno sólo podrá ser derribado por el uso de la fuerza.”

LA CRISIS DE LOS MISILES

La introducción de los cohetes nucleares se realizaría de forma secreta, en desacuerdo con la política de Cuba, pues la Revolución no deseaba ocultar ese paso. Aviones de espionaje norteamericanos detectaron la instalación de los misiles y esto produjo que el presidente Kennedy estableciera una cuarentena y un cerco naval a la isla a partir del 22 de octubre. Al día siguiente, el Gobierno Revolucionario decreta la alarma de combate. El Che formaba parte de la comisión que presidía Fidel y que también integraba el representante soviético en las conversaciones URSS-Cuba, Anastas Mikoyan.

…La URSS inicia negociaciones con EE.UU. a espaldas de Cuba y acuerdan retirar los cohetes del territorio cubano a cambio de no agredir a la isla, entre otras solicitudes. La indignación se apoderó del pueblo cubano y especialmente de sus líderes. Fidel planteó, como única salida digna de aquel triste desenlace, añadir al acuerdo suscrito por Kennedy y Jruschov una solicitud de Cuba compuesta por cinco puntos, los cuales se resumían en: Cese del bloqueo económico, cese de actividades subversivas y de infiltración, cese de ataques piratas y cese de las violaciones del espacio aéreo cubano; todas estas operaciones ideadas o apoyadas desde el seno del gobierno de los EE.UU; y un último punto que exigía la retirada de la base naval de Guantánamo de las tropas norteamericanas y la devolución del territorio. Estos puntos llegaron demasiado tarde a la negociación.

El desempeño de Fidel durante la crisis fue extraordinario, con extrema cautela y valentía. El mismo Che lo reconocería en su famosa carta de despedida:

“He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.

Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios."

A los pocos días de la retirada de los misiles, el Che expresó:

" (…)El hecho de que Cuba tuviera cohetes atómicos, sirvió de pretexto para que todos se pusieran de parte de los Estados Unidos: Playa Girón no ha hecho el efecto contrario. Ellos saben bien que estas son armas defensivas, saben también quien es el agresor. Sucede que, aunque no lo digan, todos también conocen el verdadero peligro de la Revolución cubana (…)

Posterior a la negociación en carta enviada por Fidel a Jruschov, manifestándole la indignación de nuestro pueblo, se puede apreciar la unidad de criterios entre el Che y Fidel con respecto al tema:

..Usted quizás no conozca hasta que grado el pueblo cubano se dispuso a cumplir con su deber con la patria y con la humanidad"..

Años más tarde, Oscar Pino Santos, se entrevista con el Che y abordan el tema de la crisis de octubre, de esta conversación nos cuenta:

“Yo observé que lo que más me había impresionado de aquellos acontecimientos fue la forma en que se condujo Fidel. Muy particularmente le recordé los cinco puntos que había levantado cual bandera, a nombre de la nación cubana como la única solución digna, inteligente y definitiva; en medio de tan compleja y peligrosa situación.

Che asintió a esta apreciación mía con gestos de animada aprobación.

Entonces dijo con expresiones de sincera admiración:

¿Y sabes cómo elaboró aquellos cinco puntos?…En un instante…Sacó un pedazo de papel del bolsillo y los escribió uno tras otro sin dudar ni reflexionar un momento…¡Lo sacó literalmente del bolsillo, chico, lo sacó del bolsillo!´

Yo, tiempo después, cuando me llegaban versiones de la supuesta rivalidad entre Fidel y Che, recordaba aquel episodio".

Los trabajadores voluntarios de vanguardia son los hombres que cumplen más cabalmente que nadie los ideales del verdadero comunista…”

Fidel se ha referido a ello:

“El trabajo voluntario fue una creación del Che y una de las mejores cosas que nos legó en su paso, por nuestra patria y en su participación en nuestra Revolución”.

Posterior a la caída del Che en Bolivia; el proceso revolucionario cubano entró en un periodo económico extremadamente complejo, en la década de los 70´, debido fundamentalmente, según Fidel, a una ligera pérdida de vigencia y reconocimiento social de alguno de los valores y principios éticos del pensamiento de Ernesto Che Guevara; dentro de ellos, el trabajo voluntario y la consideración del trabajo como un deber social

OBAMA SU VISITA REACCIONES Y EMOCIONES

A continuación transcribo el comunicado emitido por el gobierno cubano ante la visita;
bq. “Desde los anuncios de diciembre de 2014, Cuba y los Estados Unidos han dado pasos hacia la mejoría del contexto bilateral.

El 20 de julio de 2015, quedaron oficialmente restablecidas las relaciones diplomáticas, con el compromiso de desarrollarlas sobre la base del respeto, la cooperación y la observancia de los principios del Derecho Internacional.

Han tenido lugar dos encuentros entre los Presidentes de ambos países, además de intercambios de visitas de ministros y otros contactos de funcionarios de alto nivel. La cooperación en disímiles áreas de beneficio mutuo avanza y se abren espacios de discusión, que permiten un diálogo sobre temas de interés bilateral y multilateral, incluyendo aquellos en los que tenemos diferentes concepciones.

El mandatario estadounidense será bienvenido por el Gobierno de Cuba y su pueblo con la hospitalidad que los distingue y será tratado con toda consideración y respeto, como Jefe de Estado.

Esta será una oportunidad para que el Presidente de los Estados Unidos aprecie directamente una nación enfrascada en su desarrollo económico y social, y en el mejoramiento del bienestar de sus ciudadanos. Este pueblo disfruta derechos y puede exhibir logros que constituyen una quimera para muchos países del mundo, a pesar de las limitaciones que se derivan de su condición de país bloqueado y subdesarrollado, lo cual le ha merecido el reconocimiento y el respeto internacionales.

Personalidades de talla mundial como el Papa Francisco y el Patriarca Kirill describieron a esta isla, en su declaración conjunta emitida en La Habana en febrero, como “un símbolo de esperanza del Nuevo Mundo”. El presidente francés, François Hollande afirmó recientemente que “Cuba es respetada y escuchada en toda América Latina” y elogió su capacidad de resistencia ante las más difíciles pruebas. El líder sudafricano Nelson Mandela tuvo siempre para Cuba palabras de profundo agradecimiento: “Nosotros en África —dijo en Matanzas, el 26 de julio de 1991— estamos acostumbrados a ser víctimas de otros países que quieren desgajar nuestro territorio o subvertir nuestra soberanía. En la historia de África no existe otro caso de un pueblo (como el cubano) que se haya alzado en defensa de uno de nosotros”.

Obama se encontrará con un país que contribuye activamente a la paz y la estabilidad regional y mundial, y que comparte con otros pueblos no lo que le sobra, sino los modestos recursos con que cuenta, haciendo de la solidaridad un elemento esencial de su razón de ser y del bienestar de la humanidad, como nos legara Martí, uno de los objetivos fundamentales de su política internacional.

También tendrá la ocasión de conocer a un pueblo noble, amistoso y digno, con un alto sentido del patriotismo y la unidad nacional, que siempre ha luchado por un futuro mejor a pesar de las adversidades que ha tenido que enfrentar. El presidente de los Estados Unidos será recibido por un pueblo revolucionario, con una profunda cultura política, que es resultado de una larga tradición de lucha por su verdadera y definitiva independencia, primero contra el colonialismo español y después contra la dominación imperialista de los Estados Unidos; una lucha en la que sus mejores hijos han derramado su sangre y han asumido todos los riesgos. Un pueblo que nunca claudicará en la defensa de sus principios y de la vasta obra de su Revolución, que sigue sin vacilación el ejemplo de Carlos Manuel de Céspedes, José Martí, Antonio Maceo, Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena, Antonio Guiteras y Ernesto Che Guevara, entre muchos otros.

Este también es un pueblo al que lo unen lazos históricos, culturales y afectivos con el estadounidense, cuya figura paradigmática, el escritor Ernest Hemingway, recibió el Nobel de Literatura por una novela ambientada en Cuba. Un pueblo que muestra gratitud hacia aquellos hijos de los Estados Unidos que, como Thomas Jordan1, Henry Reeve2, Winchester Osgood3 y Frederick Funston4, combatieron junto al Ejército Libertador en nuestras guerras por la independencia de España; y a los que en época más reciente se opusieron a las agresiones contra Cuba, desafiaron el bloqueo, como el Reverendo Lucius Walker, para traer su ayuda solidaria a nuestro pueblo, y apoyaron el regreso a la Patria del niño Elián González y de nuestros Cinco Héroes. De Martí aprendimos a admirar a la patria de Lincoln y a repudiar a Cutting5.

Vale recordar las palabras del Líder histórico de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 11 de septiembre de 2001, cuando afirmó:

“Hoy es un día de tragedia para Estados Unidos. Ustedes saben bien que aquí jamás se ha sembrado odio contra el pueblo norteamericano. Quizás, precisamente por su cultura y por su falta de complejos, al sentirse plenamente libre, con patria y sin amo, Cuba sea el país donde se trate con más respeto a los ciudadanos norteamericanos. Nunca hemos predicado ningún género de odios nacionales, ni cosas parecidas al fanatismo, por eso somos tan fuertes, porque basamos nuestra conducta en principios y en ideas, y tratamos con gran respeto —y ellos se percatan de eso— a cada ciudadano norteamericano que visita a nuestro país”.

Este es el pueblo que recibirá al presidente Barack Obama, orgulloso de su historia, sus raíces, su cultura nacional y confiado en que un futuro mejor es posible. Una nación que asume con serenidad y determinación la etapa actual en las relaciones con los Estados Unidos, que reconoce las oportunidades y también los problemas no resueltos entre ambos países.

La visita del Presidente de los Estados Unidos será un paso importante en el proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales. Hay que recordar que Obama, como lo hizo antes James Carter, se ha propuesto, desde el ejercicio de sus facultades presidenciales, trabajar para normalizar los vínculos con Cuba y, en consecuencia, ha realizado acciones concretas en esta dirección.

Sin embargo, para llegar a la normalización queda un largo y complejo camino por recorrer, que requerirá de la solución de asuntos claves que se han acumulado por más de cinco décadas y que profundizaron el carácter confrontacional de los vínculos entre los dos países. Tales problemas no se resolverán de la noche a la mañana, ni con una visita presidencial.”

Hasta aquí la declaración que en su cierre acierta el proceso de recuperación era largo como largo ha sido el agravio del bloqueo y la propaganda adversa a Cuba, sin embargo algunos pasos se han dado de ambos lados de momento Cuba anunció este jueves que eliminará el impuesto de 10 por ciento con el que grava los dólares que ingresan a la isla, en respuesta a las nuevas medidas de Washington anunciadas esta semana para relajar el bloqueo económico, y a dos días de la visita del presidente Barack Obama a La Habana.

Al dar a conocer la decisión, Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, aclaró que la medida se hará efectiva cuando el gobierno compruebe que funcionan las nuevas medidas de Washington que darán a Cuba acceso al sistema bancario internacional..

Rodríguez recibió con prudencia las nuevas disposiciones, y anunció: en los próximos días intentaremos realizar transferencias en dólares para verificar si estas (medidas) pueden concretarse y si los bancos han recibido indicaciones de que pueden tener operaciones con Cuba sin temor a ser penalizados.

Aclaró que el uso del dólar no implica que se hayan normalizado las relaciones bancarias entre Cuba y Estados Unidos, debido a que no se permite que bancos cubanos tengan cuentas de corresponsalía en bancos estadunidenses, e insistió en que para normalizar las relaciones se requiere del levantamiento del bloqueo.

El bloqueo es el obstáculo más importante para el desarrollo económico de Cuba… por eso, su eliminación es esencial para normalizar las relaciones entre nuestros países, apuntó.

Descartó que Cuba vaya a negociar con Estados Unidos cambios en su política durante la visita de Obama. Nadie podría pretender que para avanzar hacia la normalización de relaciones entre ambos países, Cuba tenga que renunciar a uno solo de sus principios ni a su política exterior, sostuvo.

Este jueves se restableció el servicio postal entre Estados Unidos y la isla con el envío de una carta de Obama a una ciudadana cubana de 76 años que le escribió el mes pasado. La misiva fue enviada en el vuelo inaugural de mensajería desde Washington a La Habana, señaló la Casa Blanca.

“Querida Ileana. Espero que esta carta, enviada por correo en el primer vuelo directo en 50 años entre Estados Unidos y Cuba, perdure como recuerdo de un nuevo capítulo en las relaciones entre los dos países.

Con suerte, tendré tiempo para disfrutar de una taza de café cubano cuando visite La Habana el domingo, añadió Obama, cuyo discurso del martes será transmitido en vivo por la televisión cubana dicho discurso a decir del canciller Bruno Rodríguez dará todos los cubanos la oportunidad de valorar y hacer su propia opinión del visitante y su mensaje.

Y ya que hablamos de esta señora que escribió a Obama atendamos a detalle la letra d ela canción del genial Silvio Rodríguez cuyo título es,

Sea Señora

Sea señora la que fue doncella. 
Hágase libre lo que fue deber. 
Profundícese el surco de la huella; 
reverdézcanse sol, luna y
estrellasen esta tierra que me vio nacer.

A desencanto, opóngase deseo.
Superen la erre de revolución.
Restauren lo decrépito que veo,
pero déjenme el brazo de Maceoy,
para conducirlo, su razón.

Seguimos aspirantes de lo mismo
que todo niño quiere atesorar:
una mano apretada en el abismo,
la vida como único extremismo
y una pequeña luz para soñar.

Las fronteras son ansias sin coraje.
Quiero que conste de una vez aquí.
Cuando las alas se vuelven herrajes,
es hora de volver a hacer el viaje
a la semilla de José Martí.

Y ya que menciono a la smilla y toda vez que en Cuba como en ningún lugar del planeta me he dado cuenta que la infancia es la semilla de los frutos que traerá el futuro quiero enviar al Comandante Fidel o y a su hermano el presidente cubano Raúl Castro Ruz estas trs fotografías que tome en 2003 en mi visita la Habana donde vi estas escenas que llame sencillamente SIEMPRE HABRA QUIEN RECOJA LAS BANDERAS

Corolario

Dos enigmas en uno

Todos conocen las vicisitudes de su viaje en el pequeño yate llamado Granma abreviatura de la palabra abuela en inglés “ Granmother” en el cual los combatientes zarpan sigilosamente de Santiago de la Peña, frente al puerto de Tuxpan Veracruz en México a la isla y les diré que recientemente visite Cuba y sigo sin explicarme como tantos hombres 82 pero también, tanto espíritu de lucha y sacrificio cupieron en el pequeño yate Granma. El otro enigma es como Fidel y Raúl han navegado en esa isla de forma de lagarto con una población que era de 6.200.000 seis millones doscientos mil habitantes en 1958 hasta llegar a los 11.221.618 once millones doscientos veintiún mil seiscientos dieciocho que registra su reloj poblacional el día de hoy en este 20 marzo del2016 es decir que han sorteado la turbulencia del acoso bélico de formas diversas, de la difamación, de la propaganda, del bloqueo y el asedio hasta ver en casi 60 años casi duplicada la población de la isla que bloqueada sobrevive con estándares en términos de salud excepcional, alimentación básica y educación significativamente valiosas ha podido sortear estos años.

Aquí también el espíritu del pueblo cubano y su liderazgo es de reconocer.

Cuba ha sido por los ya más de 56 años que ha transitado su Revolución triunfante, el Faro de la Dignidad frente a un adversario impresionante que son los Estados Unidos la llegada enhiesto de este Pueblo, su Liderazgo y la solidaridad internacional que lo sostuvo, son un aliento a la humanidad toda, es deseable que haya un avance para ellos con esta visita, porque lo merecen, ellos se lo han ganado con heroísmo, valor y gallardía, blasones poco comunes en la actualidad en otros pueblos y espacios.

Larga vida a una Cuba Soberana y Libre de tutelas externas es el deseo que aquí hago constar.

G. Arturo Limón D.
G. Arturo Limón D. Miembro del Cuerpo académico de Sustentabilidad UNAM, y Miembro de la Comisión de Educación en Mesoamérica de la UICN. Profesor investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de Chihuahua UPNECH

Agregar comentario