Escenario_2
Tarea

Poesía coral

Rubén Inclán


Alerta las calles, la doctora Irene, viajó

Las calles se quedaron, para siempre tristes, y mudas, sin juego, solamente, oliendo a dominó.
No te despediste de La Santa Bárbara, benevolente, piso estatuario.
Siempre marcó la precisión de tus cañuelas, arriba de los
Cerros de tu infancia.

Montes de invalidez sumisión de
Cuidar a los hijos de raíz hasta los helechos.
Siempre firme, tú, siempre exacta, tú, siempre atisbando.
La última columna para cuidar tu casa.
Hogar feminista, responso de cuitas fascistas,
Más que mujeristas,
la gobernanza, tu mayor premio de imagen álgida,
¡nunca!, corrupta casa de las mil y una
aventuras alianzas de las hermanas lacrimosas.

Ya estás SOLA (ahora inscrita en la leyenda) del por qué te moriste Artemio, la misma soledad de un espacio sin dueño, sin mayorazgo, la
Soledad vial, caminos de barrancas sin eco.
Alerta Doctora, la ópera obispa el camino a tu casa,
La misma de Artemio, la que se quedó sin su Muralla.
Reina de escenario rosa, por cierto, azul pierdemar, dote para tus hijos, paz sin señuelo.

Mañana cuando anuncien tu resquemor,
Las plantas habrán miado, sedientas,
Su luna y sin sueño.
Tus hijas. Las últimas forúnculas,
el corte bosquejo sin Hábitus supremo.
Se confabularán en los ríos inciertos de cítricos castañuelos.

Al final de la vida, Doctora Irene, viajaste al pensamiento,
sociedad del conocimiento, la otrora dintel, algarabía recibidora de los pringados andamiajes, Lorquianos, ahora, ¡Sí! Tu luna y tu ensueño.
Único suplemento de tus hermanas, tus vecinos, tus hijos,
tus nietos, la más larga alberganza de la música tu verdejo,
Ellos que siempre menospreciaron y tablearon para vivir, él y el arriesgo, lo mejor hubiese sido, la frase del arrabal, ¿por qué te moriste Artemio? sin dejar la política pública, tú que siempre fuiste Artemia, Artemisa,
eco para todos, casi, como un genio.
Pero alerta. La Doctora viaja al Limbo Teatrero,
Al Esperanza Iris, lugarcito recóndito, hermoso silencio.
Mañana, en contingencia, la casa será sólo un recuerdo de Olinalá.
Único lugar donde, tú finalista, forjaste tu criterio, nacionalidad, credo y resistencia fibrosa, a la par de la mano franca, la de tu madre, bello nombre para escribir poesía, Refugio, que siempre mantendrás viva en los acuerdos.

Marzo 2016.

En memoria de la Doctora Irene Olguín Saldívar fundadora del Barrio de Santa Bárbara. Los pueblos y Barrios de Azcapotzalco. Te saludan.
Junio 28 de 1937- Octubre 23 de 2015.

Estudio del Romancero. Casco de Santo Tomás. 2016.

Rubén Inclán
Dramaturgo, poeta y docente de la Escuela Normal Superior de México, de Centros de Maestros, promotor de la lectura y ensayista de literatura. Candidato a Maestro en Educación Ambiental por la Unidad 095 de Universidad Pedagógica Nacional.

abelroca. 18 de Abril de 2016 13:04

HONOR QUE SE MERECE TU ESCRITURA, BUENAS LETRAS PARA SABER DE ELLA Y DE EMCIONADO INTERÉS.

Agregar comentario