Educacion_ambiental
LA CLASE

Educación Ambiental

IberoAmbiente


Grave error, desconocer la relevancia de la educación ambiental en nuestro país

El gobierno mexicano continúa tomando decisiones que no apuntan a construir un mejor futuro en materia de sustentabilidad y justicia social. Los drásticos recortes presupuestarios a la la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el reciente desmembramiento del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (CECADESU), y la tibia gestión ambiental del presente sexenio resultan preocupantes frente a un panorama de creciente deterioro ambiental.

Atender la crisis ambiental que padece el país debería convertirse en una prioridad nacional para alcanzar la sustentabilidad y la justicia social. Sin embargo, el gobierno mexicano continúa tomando decisiones que no apuntan a construir un mejor futuro. Los drásticos recortes presupuestarios a la SEMARNAT, el reciente desmembramiento del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (CECADESU), así como la tibia gestión ambiental del presente sexenio resultan preocupantes frente a un panorama de creciente deterioro ambiental.

En las últimas décadas, nuestro país ha jugado un papel relevante en la discusión y atención a los temas ambientales dentro de la arena internacional, ejemplo de ello ha sido su actuación propositiva en las cumbres sobre cambio climático y el liderazgo que han asumido alguna de sus ciudades en la adopción de medidas de sustentabilidad. Paradójicamente, ese protagonismo no se ha visto reflejado en la política nacional. La creciente degradación ambiental de México se ha profundizado en el presente sexenio como resultado de una pobre gestión ambiental que pone de manifiesto la falta de prioridad institucional que se le otorga a los asuntos ambientales y la anteposición de intereses particulares sobre el bien común.

Esto último se ha visto reflejado en una drástica reducción del presupuesto otorgado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Para este ejercicio, esta dependencia recibió cerca de 15% menos recursos que en 2015 ($10,500 millones de pesos), lo que condujo a la desaparición de programas, la cancelación de subsidios y a fuertes recortes en su personal. Esto significa un retroceso para la sustentabilidad en nuestro país.

Por otro lado, el pasado 18 de diciembre, 20 de las 27 plazas de confianza del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Cecadesu), dependencia de la SEMARNAT responsable de la política de educación ambiental del país, fueron canceladas como resultado del recorte presupuestal. El CECADESU ha promovido durante 20 años la construcción de una política de Estado que sustente y enmarque las acciones de educación ambiental para la sustentabilidad en toda la República. Asimismo, se ha encargado de asesorar a diversas instituciones, representar al país en espacios internacionales sobre la materia y contribuido a posicionar a la educación ambiental como un campo relevante en México.

El desmantelamiento del CECADESU demuestra el escaso reconocimiento que el gobierno mexicano concede a la educación ambiental y a la formación de ciudadanos capaces impulsar la sustentabilidad, aun cuando éstas resultan cada vez más urgentes frente al panorama de degradación socioambiental que hoy sufre nuestro territorio. Esta decisión, sin duda, afectará el futuro de la educación ambiental en México.

A propósito del Día Mundial de la Educación Ambiental, es fundamental reforzar las acciones encaminadas a lograr una nueva relación entre la sociedad y la naturaleza y recordar que todas las decisiones que se tomen hoy repercutirán inevitablemente en el futuro de la sociedad y del planeta.

@iberoambiente

Facebook: IberoAmbiente CDMX

Enero 25, 2016

IberoAmbiente
Programa de Medio Ambiente de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México

mac. 06 de Febrero de 2016 09:58

Los recortes de presupuesto destinados a la conservación del medio ambiente así como a sus dependencias no es más que producto de la corrupción, ya que no le conviene a determinadas autoridades pues ellos prefieren seguir devastando y vendiendo zonas protegidas. Nosotros seguiremos con el compromiso de hacer algo por nuestro ambiente.

Agregar comentario