Pvem
LA CLASE

Educación Ambiental



Rechazo y deslinde del partido verde ecologista de México

Quienes firmamos este desplegado somos ciudadanos y organismos sociales dedicados a trabajar en la construcción de una sociedad sustentable, lo que significa trabajar para que los mexicanos en su conjunto puedan acceder a una vida digna sin poner en riesgo la salud de los ecosistemas. Reconocemos la relevancia de mantener la gran diversidad biológica de México, considerado entre los cinco países que albergan el mayor número de especies y tipos de ambientes naturales. Además de esta gran riqueza natural, en nuestro país existe un extraordinario patrimonio cultural e innumerables ejemplos de que es posible establecer relaciones armónicas entre las sociedades y la naturaleza sin destruirla, ni causarle daños irreversibles. Con base en lo anterior expresamos nuestro total rechazo a la existencia y acciones del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y nos sumamos a la fuerte oposición que existe en contra de este partido político, subrayando los siguientes hechos:

  • El PVEM creado durante el periodo del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y bajo la dirigencia de Jorge González Torres, ha hecho evidente su desprecio por las causas ambientales más relevantes que han surgido en el país. Lo anterior y su renuncia a cancelar su campaña a favor de la pena de muerte propició que en 2009 fuera expulsado del Partido Verde Europeo y de la Global Greens, una red de partidos verdes de todo el mundo.
  • Sus legisladores y muchos de los funcionarios públicos afiliados a ese partido, carecen de una formación profesional apropiada para desempeñar una función en la política ambiental con solvencia técnica y para una pertinente toma de decisiones hacia la sustentabilidad del desarrollo. No obstante, durante la actual administración federal, el PVEM fue posicionado al frente de instituciones como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales cuya gestión ha estado muy alejada de consolidar una política ambiental nacional dirigida hacia la sustentabilidad. Su actuar ha sido no en favor de construir un México mejor, sino para brindar facilidades a negocios de inversionistas nacionales y extranjeros cayendo en actos de corrupción y de reparto de posiciones entre familiares y amigos. Consideramos que el actual desmantelamiento de dependencias responsables de importantes áreas ambientales en el país, tales como Conanp y Conafor y el propio Cecadesu (un centro perteneciente a Semarnat) y el personal de las Delegaciones estatales, obedece a la intención de debilitar la política ambiental y reducir el control y la vigilancia sobre el uso sustentable de los ecosistemas y la búsqueda del bien común.
  • Ejemplos que están causando graves daños al país por el actuar del PVEM y sus funcionarios son la minería en donde cerca del 30% del territorio nacional ha sido concesionado a empresas mineras bajo la modalidad de cielo abierto, incluso en áreas naturales protegidas, a través de formular legislaciones a modo y dando facilidades fiscales. La aprobación de proyectos con alto impacto ambiental tales como mega-inversiones de desarrollo turístico, explotación del gas de esquisto mediante fractura hidráulica en miles de pozos, así como su apoyo incondicional a la Reforma Energética que incluye el uso de técnicas altamente destructivas, muestran claramente que utilizar la bandera “verde” como lo hace el PVEM, es una total mentira.
  • Como si todo lo anterior no bastara, su despilfarro de recursos públicos y las violaciones reiteradas en los procesos electorales (que debió costarles el retiro de su registro como lo demandaron 140 mil firmas entregadas por un grupo de prestigiados intelectuales, pero que el INE decidió no tomar en cuenta y resolver el asunto “imponiéndole” al PVEM, 26 multas por un monto de alrededor de 600 millones de pesos, cuyo pago se cubre con las mismas prerrogativas que el PVEM recibe), constituyen una vergüenza que degrada aún más el quebrantado marco institucional de nuestro país.

POR TODO LO ANTERIOR

Manifestamos nuestro repudio público al Partido Verde Ecologista de México y nos deslindamos de ellos expresando enfáticamente que el PVEM no representa una visión ambiental y que por el contrario es cómplice de profundos daños ambientales, sociales, éticos, electorales y económicos que la nación mexicana no se merece.

Firman

Alicia Castillo , Elba Castro, Ek del Val, Edgar González-Gaudiano Patricia Moguel, Javier Reyes, Víctor Manuel Toledo, Miguel Ángel Arias Ortega, Helio Garcia-Campos, Julieta San Juan, Oswaldo Escobar, Alicia de Alba, Rafael Tonatiuh Ramírez, Miguel A. Escalona, Lorena Martínez, Veronica Franco Toriz, Armando Meixueiro Hernández, entre otros.

Agregar comentario