Espejismo
LA CLASE

Tema del mes

Joel Ortega Juárez


Espejismo

La trama es sencilla: los maestros son enemigos del progreso, vándalos y parásitos. Los pactistas, los congresistas, los analistas, el secretario de Educación y el Presidente de la República: los redentores. Desde su óptica la educación tiene solo un problema y éste son los maestros. Escribe justamente el profesor Alfredo Villegas.

Hace tiempo existe una campaña para denigrar a los maestros de primaria, sobre todo, pero no solo a ellos. Ha tenido siempre un tufo racista y clasista. El más concentrado catálogo de esos denuestos es el “documental” De panzazo. Se muestran ahí profesores faltistas, de rasgos indios, panzones, chaparros y pobres.

En combinación con esa propaganda se emprende una similar contra el prototipo de dirigente corrupta: Elba Esther Gordillo. Nunca se habla de sus orígenes y quienes la impusieron en la dirección del SNTE: Carlos Salinas y Manuel Camacho para impedir el arribo a la dirección de los líderes genuinos como Teodoro Palomino. Lo cual hubiese sido posible a través de un método muy simple: elección por voto, universal, directo y secreto. Por supuesto que eso no lo iban a permitir jamás Salinas y Camacho. 24 años después encarcelan a Elba Esther.

Muerto el perro no se acaba la rabia.

Enrique Peña Nieto no toca en lo más mínimo la estructura corporativa del SNTE. Impone a un charrito como sucesor de la Gordillo y se mantienen las cuotas obligatorias, retenidas por la Secretaría de Educación Pública; sin que tengan que ser objeto de rendición de cuentas ante ninguna instancia fiscalizadora y mucho menos ante los maestros. Sigue el mecanismo de afiliación forzosa al SNTE; se mantiene el apartado B para los empleados públicos que niega la huelga y el contrato colectivo; continúan las cadenas que someten a los trabajadores al control del charrismo, mediante las cláusulas de exclusión y el resto de elementos corporativos de la legislación laboral.

El SNTE sigue siendo un modelo de control por el gobierno a través de los líderes postizos, como le llamaba Rafael Galván.

Peña Nieto se reúne con el charrito en Los Pinos, sin el menor rubor, lo que no obsta para que casi simultáneamente, en Boca del Río, escuche a sus expertos lanzar diatribas al SNTE.

El control casi total del magisterio está monopolizado por el SNTE. Las secciones disidentes de la CNTE son unas cuantas, a lo largo de más de 30 años.

Imponer evaluaciones o adoptar a medias y sin sustento pleno las escuelas de jornada completa no basta.

La reforma educativa es un espejismo.

2013-04-06

Joel Ortega Juárez
Economista y pensador social

Agregar comentario